Publicidad

RSS Christopher Paolini

Cine en el salón. 'La gran huida', y los sueños...sueños son

11 Comentarios
Cine en el salón. 'La gran huida', y los sueños...sueños son

Una mujer corre aterrada. De fondo el skyline neoyorquino termina desapareciendo en un hongo nuclear. Un hombre despierta gritando. Todo ha sido un sueño. Y en torno a los sueños gira 'La gran huida' ('Dreamscape', Joseph Ruben, 1984), horrible traducción del título original y uno de esos filmes que se abraza a "tenemos una idea estupenda para una película, ¿qué podemos hacer para arruinarla?". Quizás no lo haga con la intensidad que otros filmes de los ochenta ostentaban —y no voy a poner ejemplos por no hacer eterno este párrafo introductorio—, y los varios aciertos terminen sobresaliendo sensiblemente por encima de sus más que sus visibles errores, pero ello no quita para que esta cinta de fantasía desaproveche sobremanera su premisa de partida.

Esta no es otra (spoilers de aquí en adelante) que la existencia de una investigación gubernamental que pretende utilizar a personas con poderes psíquicos para introducirse en los sueños de otros y solucionar los problemas de su subconsciente. Pero, como suele pasar cuando una rama oculta del gobierno está presente en la trama, hay intereses que van más allá de la ayuda, y el potencial de asesinar a alguien mientras duerme es algo que Bob Blair, el personaje interpretado por un espléndido Christopher Plummer, no va a dejar pasar.

Leer más »

'Eragon', casi todos los elementos, nada de la épica

47 Comentarios
'Eragon', casi todos los elementos, nada de la épica

No había visto ‘Eragon’ cuando se estrenó en cines ni cuando apareció en DVD, así que, este fin de semana, me quedé a verla al comprobar que la emitían por televisión. El motivo de haber pasado de ella en su estreno cinematográfico y su lanzamiento doméstico, era, lógicamente, que había leído y escuchado que no tenía demasiada calidad. Aun así, esperaba que funcionase algo mejor en varios aspectos: que fuese algo más entretenida y que se decantase más hacia un tono oscuro de fantasía, reservada únicamente a lo seguidores acérrimos del género, en lugar de ser accesible para cualquiera, especialmente para la gente menuda.

Estoy segura de que, tras este titular, no hace falta decir más para que se sepa con qué película estoy comparando ‘Eragon’. Por mucho que desee escribir una crítica que hable exclusivamente del título que nos ocupa, me resulta imposible evitar equipararla a ‘El señor de los anillos’ para comentar cada uno de los aspectos de su desarrollo narrativo y de su realización. Y es que la mejor forma de demostrar lo que no está bien hecho aquí es señalar el lugar donde sí se ha conseguido, especialmente cuando se parte de materiales tan similares.

Siempre me ha gustado decir que el guion es lo importante en una película y que la forma en la que se dirige es secundaria. Se demuestra que erraba con esta comparación –así como en tantas otras ocasiones–, cuando la forma en la que Peter Jackson rueda las arengas, las huidas, las peleas, los encuentros… hace que cobre una dimensión épica que, en manos de otros cineastas, está completamente ausente. Podría parecer que lo necesario está incluido en el guion de ‘Eragon‘, pues se plantean incluso los preliminares de la batalla y se menciona su importancia con insistencia, para aumentar el impacto del clímax de esa lucha. A pesar de eso, lo que Jackson inundaba de emoción sobrecogedora aquí se queda en nada. No hay mejor prueba del excelente trabajo del neozelandés detrás de las tres entregas de la adaptación de Tolkien que ver otros films de fantasía teóricamente semejantes, en los que no se produce ni el 1% de la palpitación e implicación que suscitan las tres partes de ‘ESDLA’.

Leer más »
Publicidad

'Eragon', ridículo batido de 'El Señor de los Anillos' y 'Star Wars'

56 Comentarios
'Eragon', ridículo batido de 'El Señor de los Anillos' y 'Star Wars'

Debo reconocerlo: teníais razón. Lo cierto es que no quería creerlo, por más que la gran mayoría me decíais que 'Eragon' era una mala película. Y es que uno suele querer comprobarlo por su cuenta, ya que en más de una ocasión me he llevado la (cada vez menos) sorpresa de estar en contra de la opinión general. Estoy hablando de películas de poco fiar, como 'La Matanza de Texas: El Origen' o 'Saw 3', productos comerciales de usar y tirar, donde la opinión del respetable público puede salvarte de tragar basura, no de obras de autor, las cuales voy a ver y opinar sin preguntar a nadie, ya que es innecesario. En el caso de 'Eragon' fue, precisamente, el casi total rechazo lo que me hizo preguntarme "¿será tan mala como la pintan?". Y, joder, sí que lo es. Es tan mala que incluso los niños que había en la sala se partían de risa en los momentos "serios". Es tan infumable que podría catalogarse como la versión cutre de 'Las Crónicas de Narnia' (¡sí, ésta es peor aún, arggg!). Es, sin duda, uno de las películas más ridículas de 2006. Si la llego a ver antes hubiera ido directamente a mi santa lista de lo peor del año.

'Eragon' comienza con la persecución de Arya por parte de Durza, brujo a las órdenes del Rey Galbatorix. La elfa consigo un huevo de dragón. El huevo, por arte de magia (literalmente), acaba en manos de Eragon, un joven granjero que, desde el momento en que nace la cría de dragón, de nombre Saphira (lo eligió ella), estará destinado a la misión de acabar con la tiranía de Galbatorix. Eragon será adiestrado por Brom y su primera misión será la de rescatar a Arya, prisionera de Durza, quien debe matar a Eragon como sea.

Leer más »
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos