Publicidad
Publicidad

RSS René Clément

El imprescindible Gert Fröbe

5 Comentarios
El imprescindible Gert Fröbe

"Soy un hombre alto, y nací en 1913, eso es todo."

Un 25 de febrero nacía Gert Fröbe —nombre verdadero: Karl Gerhart Fröbe—, actor alemán, muy popular por dar vida a uno de los villanos más memorables en la saga de James Bond. Fue violinista y como muchos, empezó lógicamente en el teatro. Su personaje en 'La balada de Berlín' ('Berliner Ballade', Robert A. Stemmle, 1948) le reportó la fama.

Participó en 99 películas de la más diversa índole. En sus trabajos estaodunidenses, y debido a su fuerte acento alemán, fue doblado, por ejemplo en la popular 'Chitty Chitty Bang Bang' (íd., Ken Hughes, 1968). En los ochenta se refugió en la televisión.

Murió en 1988 debido a un infarto.

Leer más »

Añorando estrenos: '¿Arde París?' de René Clément

1 Comentario
Añorando estrenos: '¿Arde París?' de René Clément

‘¿Arde París?’ (‘Paris brûle-t-il?’, René Clement, 1966) se recoge uno de los episodios más recordados de la historia de Francia, la recuperación de la ciudad por parte de la Resistencia y el pueblo francés, cuando en 1944, y ante la llegada de los aliados, los nazis recibieron la orden de un Hitler enfadado y dolido para destruir por completo la ciudad. El título responde a esa voz del führer que, en el plano final, pregunta desesperadamente al otro lado de una línea telefónica, si la capital francesa está bajo las llamas como él ordenó. Un plano que cierra de forma irónica todo un alegato a favor de la libertad, construido muy hábilmente.

La película fue la respuesta francesa a ‘El día más largo’ (‘The Longest Day’, Ken Annakin, Andrew Marton, Bernhard Wicki, 1962), film bélico que recrea el famoso desembarco de Normandía, utiliza un obligado blanco y negro para dar mayor veracidad a lo narrado, y se llena de grandes estrellas interpretando personajes breves. Toda una operación comercial de primer orden que, en el caso del film francés —filmado mayormente en inglés— contó con el prestigioso René Clément, quien ya había mostrado las consecuencias de la gran guerra a través de la mirada infantil en ‘Juegos prohibidos’ (‘Jeux Interdits’, 1952).

Leer más »
Publicidad

'Juegos prohibidos', infancia y guerra

9 Comentarios
'Juegos prohibidos', infancia y guerra

Sin lugar a dudas, una de las cinematografías más interesantes que hay es la francesa de los años 40, y sobre todo los 50. Con la Segunda Guerra Mundial terminada hacía bien poco, sobre todo para un continente que tuvo que sufrir en sus propias carnes las consecuencias del invento más estúpido jamás creado por el hombre, Europa puso de manifiesto sus sentimientos al respecto a través de obras inmortales cuyo visionado hoy día, no sólo no han perdido ni un ápice de su valor, si no que además suponen una de las experiencias más duras que un cinéfilo pueda soportar. Muchas películas han hablado de la guerra y sus consecuencias, algunas lo hacían en plan propagandístico —gran parte de la producción de films bélicos salida de los Estados Unidos, contenían ese elemento—, y otras mostraban sin concesiones de ningún tipo el horror en grado sumo. El Neorrealismo Italiano fue probablemente el máximo exponente, con sus retratos de la dura realidad tras la contienda. Pero también Francia no se quedó atrás, y ‘Juegos prohibidos’ (‘Jeux interdits’) de René Clément, impactó de forma brutal en las audiencias de todo el mundo en 1952.

La clave estuvo en hablar sobre la infancia en tiempos de guerra. Clément contó con el elemento más horrible de un conflicto bélico: la pérdida de la inocencia de los niños, los peor parados cuando a los demás les da por pelear.

Leer más »
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos