Compartir
Publicidad
Diez años sin Heath Ledger: mucho más que un inolvidable Joker
Actores y actrices

Diez años sin Heath Ledger: mucho más que un inolvidable Joker

Publicidad
Publicidad

El 22 de enero de 2008 fallecía Heath Ledger, un actor llamado a hacer historia y que apenas unos meses después de su fallecimiento nos dejó a todos con la boca abierta gracias a su magistral interpretación del Joker en 'El caballero oscuro' ('The Dark Knight'). Ya con anterioridad había exhibido su talento en varios títulos, pero la cinta dirigida por Christopher Nolan estaba llamada a marcar un antes y un después en su carrera.

Por desgracia, nos quedaremos sin saber cómo habría evolucionado Ledger tras una interpretación que le valió un muy merecido Oscar a título póstumo. Lo que sí podemos recordar es lo que aportó al séptimo arte durante los años que estuvo con vida, sobre todo a partir de su participación en '10 razones para odiarte' ('10 Things I Hate About You'), el título que hizo que el público empezase a familiarizarse con su rostro.

Su rápido ascenso al estrellato

La carrera de Ledger comenzó en su Australia natal en 1993 y durante los primeros años se centró en producciones televisivas, entre las que sobresale 'Connor, el rugido' ('Roar'), una serie de acción histórica de corta vida en la que coincidió con la por aquel entonces también desconocida Vera Farmiga. Esa fue su primera gran oportunidad en Estados Unidos, pero pronto llegaría la segunda y esa sí que no la desaprovecharía.

Estrenada en 1999, lo cierto es que '10 razones para odiarte' no fue un bombazo en taquilla, ya que costó 30 millones de dólares y recaudó poco más de 53 en todo el mundo. Sin embargo, sí que sirvió para lanzar la carrera de varios de sus protagonistas, entre ellos un Ledger que hacía gala de su envidiable presencia física y de la capacidad suficiente para ser algo más que un bonito trozo de carne.

Caballero

Hollywood se percató de ello y tras dar vida al hijo de Mel Gibson en 'El patriota' ('The Patriot') no dudó en sacar adelante un vehículo pensado para su lucimiento personal. Me refiero a 'Destino de caballero' ('A Knight's Tale'), una aventura medieval con un marcado componente romántico en la que Ledger potenció su vena chulesca y su carisma para liderar una película que daba lo mejor de sí misma en sus primeros minutos y luego perdía rápidamente el interés.

Muchos se habrían sentido tentados de empezar a aceptar solamente papeles en esa línea, en los cuales se resaltaba lo que le había hecho conectar con el público. No fue su caso, pues ese mismo año también le vimos en un papel secundario en 'Monster´s Ball' donde ya dejaba entrever un talento para lo dramático que apenas había explorado hasta entonces.

Buscando su propia voz como actor

Grimm

Lamentablemente, Ledger encadenó varios títulos que pasaron sin pena ni gloria -'Las cuatro plumas' ('The Four Feathers'), 'Devorador de pecados' ('The Order') y 'Ned Kelly'- y en los que tampoco se le exigía demasiado interpretativamente, por lo que parecía que podía acabar relegando a la condición de actores que pudieron ser una estrella y se quedaron por el camino.

No obstante, Ledger supo poner freno a la mala racha y volvió a lo grande en 2005 con cuatro títulos en los que pudo exhibir caras muy diferentes. Por un lado brilló en ese pasatiempo excéntrico y algo irregular que era 'El secreto de los hermanos Grimm' ('The Brothers Grimm'), volvió a lucir su belleza caradura en 'Casanova', combinó dramatismo y belleza en 'Los amos de Dogtown' ('Lords of Dogtown ') y nos sorprendió a todos con 'Brokeback Mountain'.

Brokeback

La que realmente destacó por encima del resto fue esta última, donde mostró una envidiable capacidad para sumergirse en la mente de un hombro torturado, en esta ocasión por el descubrimiento de la homosexualidad y sus dificultades para lidiar con ello. Tanto Jake Gyllenhaal como él bordaron sus respectivos personajes, sabiendo además cómo diferenciarlos a ambos para que el viaje emocional de ambos no acabase siendo repetitivo.

Esa fragilidad que Ledger supo mostrar tan bien en la cinta de Ang Lee le valió su primera nominación al Oscar, un logro que hace que muchos actores abracen abiertamente el cine más comercial para que sus esfuerzos interpretativos se traduzcan en varios cheques jugosos. No fue eso lo que hizo Ledger, ya que prefirió apostar por la minoritaria 'Candy' o formar parte del amplio elenco de 'I´m Not There'.

Joker, el personaje que debería haberlo cambiado todo

Ledger no sufrió del complejo de creerse mejor que nadie e incluso optó por prepararse a conciencia el papel que iba a devolverle a la primera línea: su Joker de 'El caballero oscuro'. Tampoco era raro para él aislarse durante un breve periodo de tiempo para sumergirse por completo en el nuevo personaje que tenía que interpretar, pero este caso era diferente y le llevó a vivir solo durante un mes en una habitación de hotel.

El actor incluso llevó un diario con lo que él consideraba que podían ser los pensamientos de Joker, investigó otros personajes que podían servirle de inspiración como el Alex DeLarge de 'La naranja mecánica' ('A Clockwork Orange') y hasta exageró sus reacciones gestuales durante el proceso de maquillaje para dar al personaje esa imagen única que ha quedado para la historia y que no tardó en callar a todos aquellos que habían criticado previamente su fichaje.

Jok

Su actuación resulta tan memorable que alteró la imagen que el público tenía del personaje, muy asociada hasta entonces a la versión de Jack Nicholson en 'Batman'. Empezando por su transformación física, siguiendo por su magistral manejo del lenguaje no verbal y una brillante utilización de su voz, Ledger demostró que los villanos de una película de superhéroes podían ser tan icónicos o más que el propio héroe, personaje que él mismo había rechazado interpretar en 'Batman Begins' por no considerarlo lo suficientemente interesante.

Aún tendríamos ocasión de disfrutar de otra interpretación suya en el reencuentro con Terry Gilliam en 'El imaginario del Doctor Parnassus' ('The Imaginarium of Doctor Parnassus'), título cuyo rodaje no pudo concluir antes de su trágico fallecimiento, aunque varios actores salieron al rescate de la misma. ¿Cuáles habrían sido sus siguientes películas? Imposible saberlo -aunque George Miller dijo que estaba previsto que fuese el nuevo Max-, pero lo que sí está claro es que perdimos a alguien con muchísimo talento demasiado pronto.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio