Compartir
Publicidad

La imprescindible Gloria Grahame

La imprescindible Gloria Grahame
3 Comentarios
Publicidad

Un 28 de noviembre nacía Gloria Grahame, a la que personalmente defino como el rostro más vicioso de la historia del cine. Morbo puro y duro para una excelente actriz que tocó todos los géneros con personajes que volvían locos a los masculinos. Auténtica femme fatale, fue la tentación de James Stewart en '¡Qué bello es vivir'!' ('It's a Wonderful Life', Frank Capra, 1946). A partir de mediados de los cincuenta, y debido a una mala operación en el labio que le perjudicó al habla, se fue centrado mucho más en su carrera teatral, que mantuvo hasta el final de sus días. Murió por un cáncer de estómago, que se negó a aceptar.

Películas imprescindibles para un buen homenaje: 'Encrucijada de odios' ('Crossfire', Edward Dmytryk, 1947), la película de los tres Roberts (Mitchum, Ryan y Young), y su primera nominación al Oscar; 'En un lugar solitario' ('In a Lonely Place', Nicholas Ray, 1950), cine negro con Hollywood como telón de fondo y Humphrey Bogart como amante; 'Cautivos del mal' ('The Bad and the Beautiful', Vincente Minnelli, 1952), una incisiva y dura mirada sobre el mundo del cine, por la que Grahame ganó el Oscar; 'Los sobornados' ('The Big Heat', Fritz Lang, 1953), cumbre del noir, con Lee Marvin tirándole cafe hirviendo a la cara al personaje de ella; 'Deseos humanos' ('Human Desire', Fritz Lang, 1954), la novela de Emile Zola convertida en puro cine negro, y Glenn Ford perdiendo la cabeza por la sensual Grahame.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos