Compartir
Publicidad
Publicidad

Otro malentendido con respecto a 'Vicky Cristina Barcelona': ahora Javier Bardem

Otro malentendido con respecto a 'Vicky Cristina Barcelona': ahora Javier Bardem
Guardar
36 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es curioso que sea precisamente El País quien publique una noticia en la que hacen ver que se han interpretado mal las palabras de Javier Bardem aparecidas el New York Times, cuando no hace ni dos semanas que ellos tergiversaron a propósito el diario de rodaje que Woody Allen había publicado en dicho periódico.

Lynn Hirschberg publicó una larga entrevista a Bardem en el suplemento del periódico titulada "Retrato de un mujeriego".

Sobre el tema en cuestión, Hirschberg le preguntó: "En España, a veces son muy censores con respecto a que sus actores tengan éxito en América. Después de que ganaste el Oscar, ¿cómo te trataban en tu país?"

Y Bardem contestó "Los españoles son difíciles. Critican mi trabajo y dicen que me he vendido. Te dan ganas de decir: "parad, sois un puñado de idiotas" Pero nunca le vas a gustar a todo el mundo. Después de los Oscars, volví a Madrid, donde vivo. Quería volver al mundo real. Después de algo así cambias un poco, pero todo el mundo a tu alrededor ha cambiado enormemente. Tienes que hacerles volver, tienes que hacerles ver que sigues siendo el mismo tipo tonto y limitado y no el chico de oro".

Estas declaraciones han levantado ampollas por las que Javier Bardem ha tenido que dar explicaciones. En la parte ampliada de la noticia se pueden conocer sus declaraciones tal cual y también la nota enviada por Hirschberg:

Debido a la mala interpretación de mis palabras en una entrevista y su eco en los medios de comunicación, quiero aclarar que nunca insulté a la población española. El indudable buen carácter y profesionalidad de la entrevistadora Lynn Hirschberg fueron simplemente víctimas de una interpretación totalmente errónea de mi declaración. Lamentablemente por problemas de comunicación ligüística y dificultades idiomáticas no llegó con nitidez y detalle mi verdadero mensaje e intención. Entre otros asuntos tratados en la entrevista di mi opinión sobre un pequeño grupo de personas que constantemente ataca mi carrera e insulta a mi persona indiscriminada e independientemente de lo que haga o diga. Muy al contrario de lo que se ha dicho, yo siento un profundo respeto y agradecimiento hacia la inmensa mayoría de la gente de mi país. Su apoyo y cariño me han ayudado a crecer en mi profesión. Me siento orgulloso de mi país y, con mi trabajo, he intentado siempre contribuir a su cultura dentro y fuera de España, y honrar mis raíces. En numerosas oportunidades, como cuando tuve la suerte de recibir el Óscar, pude expresar mi verdadero y profundo sentir hacia mi gente, mi país y mi idioma. Por eso me duele especialmente que alguien pueda pensar que yo he dicho semejante agravia contra la misma población por la que siento tal respeto, admiración y agradecimiento".

Por su parte, la periodista Lynn Hirschberg también ha enviado una aclaración, que El País traduce de la siguiente manera:

Debido a los eventos que han ocurrido después de la entrevista que ha dado Javier Bardem a la revista del New York Times, quisiera aclarar que Javier nunca tuvo la intención de insultar a la población española. Él hablaba acerca de UN pequeño grupo de personas en su país nativo, que le ataca constantemente, a él y a su carrera. Al contrario, Javier mostró durante la entrevista una gran cantidad de respeto y gratitud hacia sus compatriotas, y está profundamente orgulloso de ser uno de ellos. Nunca faltó el respeto a la gente de España, que lo ha apoyado a través de su carrera. Está muy orgulloso de su país, y muy preocupado con el hecho de que, debido a este error de comunicación lingüística, la gente está sintiendo lo contrario. Quisiera recordar a todos que, después de recibir el premio de la Academia, que representa uno de los momentos más importantes en su carrera, él se lo dedicó en castellano a su país".

En el resto de la entrevista, Javier Bardem habla sobre su papel en 'No es país para viejos' y de 'Vicky Cristina Barcelona' y asegura que pensaba que nadie se creería que estuviese con esas tres bellezas. Le dijo a la persona encargada del maquillaje: "más vale que obres un milagro". Dice que no cree en Dios, pero sí en Al Pacino, copiando el chiste de Fernando Trueba cuando le dedicó el Óscar a Billy Wilder.

Fuentes:

  • Declaraciones de Bardem en las que aclara el malentendido: El País.

  • Entrevista de Lynn Hirschberg a Bardem: New York Times (en inglés).

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos