Compartir
Publicidad

Carolina del Prado rueda su primer largometraje, 'Las tierras altas'

Carolina del Prado rueda su primer largometraje, 'Las tierras altas'
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

‘Las tierras altas’ supone el debú como largometrajista de Carolina del Prado. El filme, que produce Cre-Acción Films, se rodará en Alta Definición, de hasta finales de mayo en localizaciones del Valle de Valderredible, en Cantabria.

La película cuenta la historia de Julia, una joven de 23 años que vuelve inesperadamente al pueblecito de montaña del que salió su madre antes de que ella naciera. Pilar, Amador y Arben, antiguos amigos de su madre y vecinos del pueblo, la acogerán en su peculiar familia. Su llegada desvelará un doloroso secreto del pasado, al tiempo que el amor y la amistad cambiarán sus vidas para siempre.

'Las Tierras Altas' desarrolla un melodrama, un secreto del pasado que atenaza las vidas de sus personajes y que empieza a echar raíces en las siguientes generaciones. Julia es esa «siguiente generación», la heredera de ese secreto familiar que se está enquistando y que amenaza con repetirse eternamente. Pero Julia tiene la corazonada de enfrentarse a él. Desea respuestas. No sabe qué pasó, pero necesita saber quién es, e intuye que la llave es volver a la tierra de su madre y de su abuela. La clave es volver a 'Las Tierras Altas' donde debía haber nacido.

El papel de Julia lo interpreta la joven Carola Baleztena (en la foto), que se dio a conocer en las series de televisión 'Nada es Para Siempre' y 'Al salir de clase' y posteriormente, apareció en 'Diario de una becaria' y 'Torrente 3: El protector' . Actualmente trabaja en la grabación de la serie 'Planta 25'. El resto del reparto lo componen Gracia Olayo ('Mujeres'), Patxi Bisquert ('Tasio'), María Kosty ('Amar en tiempos revueltos'), Josu Ormaetxe y el cántabro Luis Carlos de la Lombana. Carolina del Prado, licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid, se enfrenta al nuevo reto de dirigir un largometraje tras sus labores como realizadora, guionista y ayudante de producción en diversas películas. Y emprende este trabajo con «mucha ilusión», y más al poder realizarlo en la tierra de la que se considera «hija adoptiva». «El mundo rural posee un legado enorme, además de una poética y una épica preciosa para el cine de sentimientos», indica la joven directora, que tiene esperanza en esta historia aleccionada por éxitos recientes de este tipo de cine como 'Bajo el sol de la Toscana' y 'Entre copas'.

Los hermanos Rodolfo y Nano Montero se encargan de la producción. Para los hermanos Montero, obras como 'Qué verde era mi valle', 'Los santos inocentes' o 'Entre copas' «nos han infundido confianza para la producción y comercialización de esta historia».

Rodolfo Montero, socio fundador y productor ejecutivo de Cre-Acción Films, ha producido películas como 'El efecto Iguazú' Goya a la mejor película documental en 2003. También fue premiado con un Goya el pasado año en la modalidad de cortometraje documental con 'La cuna del aire'.

En estos momentos Cre-Accion está trabajando en el largometraje 'El prado de las estrellas', de Mario Camus, que se pretende estrenar en el próximo Festival de San Sebastián; y en la preparación del largometraje sobre el mundo rural 'Moviendo montañas'.

«Siempre estamos volviendo a nuestros orígenes porque en realidad nunca nos hemos ido de aquí: nuestros padres están aquí, nuestra infancia y nuestros sueños también», explica un nostálgico Rodolfo Montero, que se encuentra «encantado» de poder llevar a cabo en su región esta película, que «pretende ser un homenaje al mundo rural». La ilusión de los hermanos Montero es promocionar su tierra, un valle un tanto olvidado y desconocido a pesar de su innegable belleza, a través de lo que ellos mejor saben hacer: cine. Esta película busca ser «una reivindicación y una defensa de los valores que posee la vida en estos pequeños pueblos».

Carolina del Prado dijo que «Valderredible tiene unos parajes bellísimos y el rodaje es muy entrañable. Además, los actores son geniales, es un equipo joven, con enormes ganas y eso se nota», apunta la máxima responsable del rodaje. «Si a todo esto se añade que en este rincón de Cantabria reina la paz; el reloj da la sensación de que se ha parado; y encuentras el apoyo de vecinos y del Ayuntamiento, pues no puedes pedir más», añade.

Fuente: El Diario Montañés

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio