Compartir
Publicidad

'Ahora o Nunca', Nicholson + Freeman

'Ahora o Nunca', Nicholson + Freeman
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hay actores cuya sola presencia justifica el visionado de una película. Da igual que sea buena o mala o de qué va, el magnetismo que desprenden algunas de esas denominadas estrellas, es más que suficiente. Evidentemente a todos nos gustaría ver una excelente película siempre que entramos en una sala de cine, eso es más que obvio. Pero cuando el material de la misma no da para mucho, si al menos podemos disfrutar de una gran presencia, pues no seré yo el que se queje.

Algo por el estilo es lo que le sucede a una película como 'Ahora o Nunca' ('The Bucket List', 2007), a la que por cierto los trailers no le están haciendo justicia alguna, ya que nos la venden como una comedia en la que dos enfermos terminales de cáncer se dedican, antes de morir, a hacer el mayor número de locuras posibles para sentirse vivos de verdad. Realmente hay más que eso, precisamente lo más salvable de un film, que sin ser ninguna maravilla (ni siquiera bueno) proporciona las suficientes dosis de evasión, aderezadas con la presencia de dos estrellas compenetrándose a la perfección.

Que el director elegido para reunir a estos hiperfamosos y admirados actores sea Rob Reiner tiene cosas buenas y cosas malas. Malas porque Reiner hace tiempo que perdió el norte, si consideramos que su última gran película data de 1992, 'Algunos Hombre Buenos', curiosamente con Jack Nicholson en su reparto. Después de eso lo intentó dando bandazos en géneros varios, consiguiendo resultados a medias, pero siempre haciendo añorar al espectador sus buenos tiempos. Y precisamente algo de esos buenos tiempos aún le queda a Reiner corriendo por sus venas, porque a pesar de sus mediocridades, ninguna de sus películas puede considerarse una basura infumable (a diferencia de otros directores que también empezaron con buen pie, y ahora no saben ni gatear). Reiner demuestra cierta sensibilidad en el inicio y en el final de 'Ahora o Nunca' que la hacen un film aceptable, a pesar de estar llena de tópicos y lugares comunes, pero por lo menos en esos momentos no se trata al espectador como si fuera imbécil, y no hay manipulaciones de ningún tipo.

ahoraonunca2.jpg

Todo lo que hay ne medio de esas dos partes, las cuales tiene mucho más de drama que de comedia, hablan de lo que efectivamente nos cuenta el trailer: dos enfermos terminales pegándose la vida padre mientras puedan, haciendo una serie de cosas apuntadas en una lista que se convertirá en una especie de mandamientos para los dos carismáticos personajes. Pero no es más que un montón de escenas de dos tíos viajando por todos los lugares conocidos del planeta, simple y llanamente para rellenar metraje.

Afortunadamente para todos podemos disfrutar casi en su totalidad de las presencias de Morgan Freeman y Jack Nicholson, quienes hacen creíble lo increíble, interpretando con una gran naturalidad a dos personajes que enseguida nos meten el bolsillo. Da igual que en su parte central, la película haga aguas por todos lados, ellos nos lo hacen soportable, y elevan el film a una altura que ya quisieran otros films de idéntica índole. Y eso que sus personajes no son el colmo de la originalidad, pero los actores están tan entregados que es otro de esos factores que pasamos por alto. Ver a esos dos antagonistas hablar sobre la vida y la muerte, sobre la felicidad, sobre el buen café, sobre las mujeres, con el mundo de fondo, es suficiente regalo como para no salir cabreados de una película que tenía todos los boletos para conseguirlo. Tal vez me quede con Freeman, el verdadero conductor de la trama. Nicholson siempre me ha parecido sobrevalorado, su histrionismo a veces le queda mal (como en muchas de las películas que protagonizó), pero cuando le da por la sobriedad el tío es impagable (como en muchas de las películas que protagonizó).

Todo lo demás no está a la altura, salvo unos minutos finales, muy bien llevados por Reiner. Y es que Freeman y Nicholson lo eclipsan absolutamente todo. Afortunadamente, esto ocurre para bien. 'Ahora o Nunca' es una pasable película, que por fortuna dura poco, no se enrolla demasiado (tampoco hay mucho para desarrollar), se ve con agrado y luego se olvida. Eso sí, a todos nos gustaría ver a estos dos actores en proyectos con más garra.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio