Compartir
Publicidad
Publicidad

'Aparecidos', terror, denuncia y retrato psicológico

'Aparecidos', terror, denuncia y retrato psicológico
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Paco Cabezas escribe y dirige ‘Aparecidos’, una película que tenía previsto su estreno desde hace muchos meses, pero cuya aparición en la cartelera se ha ido retrasando y por fin llegará este viernes, día 12 de diciembre. Es probable que recordéis el concurso con el que se buscaba un título para este film en el que algunos de vosotros participasteis y la entrevista que realizamos a su director.

‘Aparecidos’ nos habla de dos hermanos, Malena (Ruth Díaz) y Pablo (Javier Pereira), que se embarcan en un largo viaje hasta Argentina para autorizar que desconecten a su padre de la máquina que lo mantiene con vida. En su camino, se encuentran con los fantasmas de un matrimonio y una niña. Intentan evitar su muerte, pero es irremediable. Junto a los muertos, descubren un diario que relata unos crímenes cometidos veinte años atrás. El pasado y el presente se entremezclan y los hermanos tendrán que involucrarse en algo que ocurrió hace muchos años para evitar las atroces muertes.

‘Aparecidos’ no es una película de sustos, como se ha vendido con algunos de los materiales promocionales. Tiene algunas secuencias situadas en un sótano lúgubre similar al de películas como ‘Saw’, pero el tono no va por ahí. Existen escenas que, sobre el papel, podrían resultar muy truculentas con presencia de sangre y torturas desagradables, pero éstas están resueltas de manera sobria.

Al contrario de esa primera imagen que se puede haber dado sobre ella, la película tiene un terror mucho más psicológico y se centra más en la crítica política que en lo visual. Por ese motivo, se eligió finalmente el título ‘Aparecidos’, porque además de a lo fantasmagórico, hace alusión a los desaparecidos de Sudamérica. Esa capacidad para integrar una historia de terror con un tema que invita a la reflexión es uno de los méritos de su guión.

A pesar de que los actores no acompañan demasiado con sus dicciones casi incomprensibles, se puede adivinar la naturalidad que tienen los diálogos y el ritmo tan bien orquestado de la escritura de las frases. Los personajes están retratados con gran habilidad, incluso mejor que en algunos films que tienen este aspecto como componente principal. Son diferentes entre sí y tienen una evolución, no sólo de sus personalidades, sino también en cuanto a su relación fraternal. Estas conversaciones también tienen humor, un humor metalingüístico como el que tenía ‘Scream’, ya que los personajes hablan sobre las convenciones de los films de terror.

En el lado negativo se podría señalar que el autor deliberadamente pasa de puntillas por algunas cuestiones, pero esto no llega a dejar lagunas tan extensas como para que sea imposible entrar en la historia o comprender la película.

La realización es solvente y los efectos especiales están hechos con corrección. Esto es algo que merece ser señalado, ya que unos efectos que inviten a poner una d- delante de la palabra pueden causar la risa y hacer que se pierda todo el enganche del espectador con la película, especialmente con el tipo de escenas que había que representar en ‘Aparecidos’. El mejor ejemplo es el que ilustra esta reseña con la fotografía supreior.

‘Aparecidos’ no es un film que recomendaría a cualquier tipo de persona, pero sí a los amantes del thriller y del terror, ya que es uno de los pocos títulos de este género que, además de escenas espeluznantes sueltas, tiene una historia congruente, todo lo que ocurre está justificado y posee un hilo conductor y unos personajes bien construidos.

Mi puntuación:

3

Más información en Blogdecine sobre Paco Cabezas y sobre ‘Aparecidos’.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos