'Black Panther: Wakanda Forever' es la mejor película de Marvel hasta ahora: una estupenda aventura bélica marcada por la dolorosa ausencia de Chadwick Boseman
Críticas

'Black Panther: Wakanda Forever' es la mejor película de Marvel hasta ahora: una estupenda aventura bélica marcada por la dolorosa ausencia de Chadwick Boseman

Ya suena a broma que cada vez que se estrene una película o serie de Marvel se diga que es la mejor del estudio desde determinado título. Últimamente lo habitual era usar 'Vengadores: Endgame' como gran referente, en parte porque la Fase 4 de este universo de superhéroes no ha terminado de convencer a muchos espectadores.

Por ello, soy consciente de que decir que 'Black Panther: Wakanda Forever' es mi nueva película favorita de Marvel va a ser recibido con incredulidad. Yo mismo tenía mis dudas de que el estudio jamás fuese a hacer nada superior o simplemente a la altura de 'Capitán América: El Soldado de Invierno' -sí hubo varias que se quedaron cerca como 'Guardianes de la Galaxia' o 'Vengadores: Infinity War'-, menos aún que fueran a lograrlo con una cinta que hubo que rehacer sobre la marcha por la muerte de Chadwick Boseman, pero eso es justo lo que ha sucedido.

Más dramática

Estaba claro que la ausencia de T'Challa iba a marcar la película. Eso es evidente desde su emocionante prólogo, una de las escenas más dramáticas de Marvel hasta la fecha, y se extiende a lo largo de toda la función, ya que 'Black Panther: Wakanda Forever' presta especial atención a aquellos personajes que más han sufrido por la pérdida de Boseman.

Todo ello lleva a que la presencia del humor sea mucho más reducida de lo habitual. No es que desaparezca por completo, pues todo lo relacionado con una inspirada Dominique Thorne tiene un enfoque más ligero que le sienta muy bien a la película, pero sí que su uso está mucho más dosificado y no hay espacio para tomarse a guasa nada, en especial la tremenda amenaza que representa Namor.

Black Panther Wakanda Forever Imagen

Ahí es verdad que el guion de Ryan Coogler, también director de 'Wakanda Forever', y Joe Robert Cole establece un dilema que juega con temas similares a los utilizados en 'Black Panther', pero lo hace sin caer en la mera repetición. Y además lo consigue dando suficiente entidad a Namor para que no sea otro villano más de Marvel y sus motivaciones estén tan bien trabajadas como las de Killmonger en la primera entrega.

Es justo reconocer que todo lo referente al mundo de Namor no es precisamente lo más fascinante de la función, tanto porque las escenas marinas ni se acercan al nivel exhibido por James Cameron ya solamente en los trailers de 'Avatar 2' -que visualmente la película luce bastante bien a menudo pero es verdad que se nota que ahí no hay tanto mimo- como porque los otros personajes que lo habitan carecen de gancho, pero sí cumple una función esencial para que la película termine de coger forma y darle toques más propios del cine bélico que del de acción.

Los dos ejes de 'Wakanda Forever'

Black Panther Wakanda Forever Escena

Por dejarlo claro, 'Black Panther: Wakanda Forever' tiene dos grandes ejes. El primero es ver cómo los viejos conocidos lidian con la ausencia de T'Challa y el segundo es la inevitable historia de una gran amenaza a la que los protagonistas han de hacer frente. El interés de ambos no es el mismo, pero sí que Coogler logra vincularlos de forma muy satisfactoria para dar así a la película de una mayor profundidad dramática, incluso en un tema tan manoseado como el de la venganza se mueve con mucha más soltura de la esperable.

Ahí se nota mucho que todos los responsables de la película han querido dar el mayor mimo posible a cómo se aborda la ausencia de Boseman, ya que Marvel no se había visto en una situación parecida hasta la fecha. Y el resultado de ello es un triunfo absoluto, pues en todo momento sobrevuela esa sensación de dolor irreparable que dota a 'Wakanda Forever' de unas características únicas y difíciles de reproducir. Aquí no hay que crear ese dolor, simplemente saber cómo canalizarlo según sus necesidades narrativas.

No voy a decir alguna estupidez como que a la película le haya sentado bien dicha tragedia, pero sí que ha motivado a todos los implicados para que sea una película especial con la que honrar su memoria. Además, ofrece acercamientos diferentes en función de cada uno de los personajes, prestándose especial atención a una Letitia Wright que asume de forma más que notable el protagonismo de 'Wakanda Forever'.

Otros detalles

Black Panther Wakanda Forever Shuri

Está claro que esa pena no es la misma para una compañera de reparto -y quizá amiga- que para una hermana, que es su rol en la ficción, pero ahí Coogler demuestra que 'Wakanda Forever' es una película ambiciosa en la que todo lo referente a lo superheroico es más algo que surge en una situación tan comprometida como esa, dando de paso pie a algunas de las escenas más estimulantes de la película como un duro combate centrado en Okoye (Danai Gurira).

Por suerte, Coogler tampoco descuida eso en líneas generales, acertando especialmente con el fichaje de Tenoch Huerta, tanto a la hora de dar voz propia a Namor como en lo que aporta para que Wakanda siga completando la transición sin T'Challa. Ahí también tiene una fuerte presencia Angela Bassett, quien ya hay quien dice que podría conseguir la primera nominación de Marvel en categorías interpretativas. Estar está muy bien, pero tampoco es algo tan extraordinario.

Más allá de eso, 'Wakanda Forever' también añade algunos detalles más para que este universo siga creciendo, pero eso nunca se convierte en una prioridad, hasta el punto de que incluso la única escena post-créditos se centra más en su vertiente dramática, aunque plantando antes varias semillas, incluyendo una particularmente prometedora, que seguro que Marvel recoge más adelante.

En resumidas cuentas

Wakanda Forever Namor

'Black Panther: Wakanda Forever' es una película más ambiciosa de lo habitual en Marvel y con el suficiente talento detrás para que no se quede en una promesa algo vacía como sucedió el año pasado con 'Eternals'. Aquí la tragedia que obligó a cambiarlo todo ha llevado a sacar adelante una aventura con un trabajado fondo dramático que además, pese a que no todo está igual de inspirado, también funciona como gran espectáculo. No por mucha diferencia, pero suficiente para convertirse en mi nueva película favorita del estudio.

Temas
Inicio