Publicidad

'Boi': un interesante debut que derrocha estilo y termina perdiéndose en un mar de referentes
Críticas

'Boi': un interesante debut que derrocha estilo y termina perdiéndose en un mar de referentes

Publicidad

Publicidad

Uno de los mayores peligros a los que se debe enfrentar un creativo, independientemente del medio en el que imprima su obra, son sus referentes más queridos. Unas fuentes de inspiración, en ocasiones impulsoras de la pulsión artística, que de no ser controladas pueden llegar a devorar por completo una creación y enterrar la firma de su autor bajo una montaña de guiños y homenajes sin filtro alguno.

Este conflicto, especialmente habitual en las óperas primas, es precisamente el mayor lastre que impide que ‘Boi’, el primer largometraje del realizador Jorge M. Fontana, despegue por completo, convirtiendo el que, sin duda, es uno de los debuts más prometedores de los últimos años, en un pastiche que deambula peligrosamente entre la fina línea que separa la genialidad del absurdo.

Derrochando estilo —tal vez demasiado—

‘Boi’ es una pieza única en su especie; algo especialmente obvio si la evaluamos centrando nuestra vista sobre una industria española dominada cada vez más por las fórmulas de las grandes productoras —casi siempre con el beneplácito de la taquilla—, y en la que destacan sobre la media apuestas tan arriesgadas y libres como la de Fontana.

Es muy complicado encasillar a este enrevesado monstruo de Frankenstein cinematográfico dentro de una categoría concreta que lo defina de forma clara y concisa. En él hay cabida para el amargo retrato generacional, para la comedia más negra y delirante, para el thriller desquiciado de espíritu lynchiano, y para una sentida exploración de la figura del creador en tiempos precarios.

Si hay algo que derrocha ‘Boi’, eso es estilo —tal vez demasiado—. El realizador, también guionista, ejecuta a través de una puesta en escena y un trabajo de cámara notables, capturados con acierto en un magnético 35mm, un libreto que no teme en saltar de idiomas con la misma facilidad con la que vira su tono progresivamente.

Estrenos Semana Trailer Boi 2019 1553707913163

Pero el improbable periplo, tanto interior como físico, de su protagonista, conforme avanza un metraje que se antoja excesivamente dilatado —al igual que muchas de las secuencias de la cinta— y arrítmico, termina diluyéndose entre los referentes y obsesiones del autor, y en los caprichosos devenires de una trama que termina descarrilando en un último tercio que roza el disparate —para bien, o para mal—.

Da la sensación de que ‘Boi’ anhela ser una película, y muchas a la vez. Esto puede que sólo sea síntoma del hambre y aspiraciones de un Jorge M. Fontana que, en el momento en que logre controlar su más que patente talento y su verborrea creativa, puede poner patas arriba el panorama cinematográfico nacional.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir