Compartir
Publicidad

'Dororo', una apasionante historia de Osamu Tezuka

'Dororo', una apasionante historia de Osamu Tezuka
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En 2007, Akihiko Shiota dirigió una adaptación en imagen real del manga 'Dororo', de Osamu Tezuka, que ahora se puede adquirir en DVD. Está protagonizada por Satoshi Tsumabuki, en el papel de Hyakkimaru, y por Kou Shibasaki, en el de Dororo.

El padre de Hyakkimaru es un ambicioso guerrero que concede a cuarenta y ocho demonios las cuarenta y ocho partes del cuerpo de su hijo recién nacido a cambio de que le otorguen el dominio del mundo. Con gran pena, la madre de Hyakkimaru debe abandonar lo que queda de su hijo en un río, pues el padre le dice que no pueden criar tal engendro. Un científico lo encuentra y decide curarlo, para lo que fabrica nuevos miembros con cadáveres de niños –esto queda más específico en la película que en el manga—. Cuando Hyakkimaru ya es mayor, dedica su vida a matar a esos demonios y a recuperar las partes del cuerpo que le han arrebatado. Dororo es un ladronzuelo de muy corta edad que se une a él con la excusa de que quiere robarle la espada, pero más bien porque es huérfano y está solo en la vida. Dororo también tiene una misión autoimpuesta: vengar la muerte de sus padres. Lo que no se imaginarán es que las misiones de ambos se entrecruzarán. El manga 'Dororo' no se ha publicado en España, pero se puede comprar por correo si se conoce algún idioma en el que sí se haya publicado. En nuestro país vamos muy atrasados en estos temas, así que no es raro que se encuentre en casi cualquier otro sitio que no sea éste. Antes que ver la película recomiendo leer el manga porque, si se ve con anterioridad, hay muchos elementos que se destriparán y ya no causarán el mismo impacto cuando se lea. Y puestos a elegir disfrutar con una de las dos experiencias, la del manga es muy superior. La crítica que encontraréis a continuación está centrada en el film como adaptación. Alguien que no haya leído el manga podrá ofrecer una crítica alternativa de la película como obra cinematográfica en sí.

La adaptación es principalmente fiel, salvo por un detalle que comentaré más adelante. El guión de Masa Nakamura y Akihiko Shiota apenas deja fuera algún elemento. Tiene mérito conseguir incluir en 139 minutos casi todo lo que cuenta Tezuka en cuatro volúmenes. Por lo tanto, sean buenos o malos el resto de los aspectos fílmicos, la película de 'Dororo' tiene un buen resultado porque cuenta una historia muy palpitante y abosorbente. La estructura no es la más idónea para una película, ya que se trata de una serie publicada en capítulos sueltos que se abren y se cierran. La adaptación parece que se dividiese en dos mitades. Al final de una de ellas, el autor resume varias de las aventuras en un film montage (con una música que suena flamenca y que no pega nada, además de hacerse algo cansina) y sigue hacia delante para centrarse en la principal. De todas las soluciones que se podrían haber tomado, quizá es la más acertada y la que mejor respeta la obra original.

Por mucho que todo esté ahí, el mayor valor de Tezuka, que es la fuerza narrativa, no se ha conseguido transmitir porque es muy difícil igualar esa intensidad –ninguna adaptación de las que he visto de las obras del mangaka lo consigue—. El ritmo de la película dista mucho de ser el que imprime el padre del manga a sus obras, sino que es más bien reposado y contemplativo llegando incluso a pecar de excesivamente estetizante y preciosista. Esto choca en ocasiones con lo que se está contando y la acción y el humor entran en la película con peor fortuna que en una realización de otro estilo.

Otra de las grandes virtudes de Tezuka es la creación de personajes. Quienes conozcáis algo su obra habréis encontrado en la sinopsis sus temas recurrentes, como lo de las partes del cuerpo artificiales que se le añaden a Hyakkimaru –que podría recordarnos al niño robot Astroboy o a Pinoko, de 'Black Jack', entre otros—. A Tezuka le gustan los personajes respondones, rebeldes, con mucha personalidad y con tanta intensidad de carácter como tienen sus historias en cuanto al ritmo de narración. A este estilo se correspondería Dororo. También retrata seres de apariencia impasible, fuertes y arrogantes, pero con un corazón que intentan ocultar. Hyakkimaru entraría en este retrato. Esto permite una magnífica interacción entre los dos protagonistas de 'Dororo', una relación de amor-odio que mantiene el manga con interés constante y que da pie a los momentos más humorísticos o simpáticos.

En la película este aspecto no está demasiado acertado, pero no porque haya resultado mal, sino porque acercarse a lo que lograba Tezuka era muy difícil. Los actores no son especialmente buenos. Satoshi Tsumabuki es muy guapito –por algo su personaje en 'The Fast and the Furious: Tokyo Drift' se llamaba "Exceedingly Handsome Guy"— y no lo hace del todo mal. Además sabe pelear, por lo que podría ser un descubrimiento para el cine de acción. Pero no imprime la fuerza de carácter que habría sido necesaria para interpretar a Hyakkimaru. Muy pocos actores en el mundo serían capaces.

SPOILER PARA QUIEN NO CONOZCA EL MANGA (NO PARA LA PELÍCULA): mayor es el problema de Kou Shibasaki. Por un lado está el cambio con respecto a la obra original: en ella no se sabe que Dororo es una chica hasta casi el final. Es de edad mucho menor a la actriz de la película y pasa por niño durante casi toda la historia. La decisión de Shiota de poner a una chica mayor supongo que está motivada por cuestiones de márketing, para dar la impresión en la portada (a la derecha) de que va a haber un romance. No digo que eso no sea posible porque el manga tiene un final, pero da la sensación de que hubiesen obligado a Tezuka a clausurarlo allí y de que su idea inicial hubiese sido la de escribir una larguísima saga que no terminase hasta que Hyakkimaru no hubiese recuperado todas sus partes –muy parecido a 'Inu Yasha', de Rumiko Takahashi—. Dentro de ese posible futuro que Tezuka no escribió, el romance seguro que estaría insinuado, pero no en el material que existe. La actriz Shibasaki encuentra ante ella un dificilísimo papel en el que tiene que interpretar a un chico de edad inferior a la suya y de mucho desparpajo. Por ello, está constantemente sobreactuada y casi hasta ridícula. De nuevo, habría hecho falta una enorme intérprete para lograr un buen resultado. FIN DEL SPOILER

Como conclusión y ya olvidando su relación con respecto al manga de Tezuka, 'Dororo' es una película muy bella de fotografía, con una serie de peleas bien rodadas y bastante violentas y con una historia apasionante y muy densa.

Más información en Blogdecine sobre Osamu Tezuka.

A continuación se puede ver un tráiler que también contiene SPOILERS con respecto al manga, pero no al film:

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos