Dura menos de 5 horas y es fascinante: una emocionante serie sobre patinaje artístico cautiva con una de las mejores historias LGTBI+ hechas en anime
Críticas

Dura menos de 5 horas y es fascinante: una emocionante serie sobre patinaje artístico cautiva con una de las mejores historias LGTBI+ hechas en anime

Aunque no estuvieses muy puesto en cuanto a animes de deportes, o incluso a animes en general, escapar de 'Yuri!!! On ICE' fue prácticamente imposible cuando se estrenó en 2016. A pesar de ser una historia completamente original, este spokon tuvo a internet en vilo durante semanas y se convirtió rápidamente en uno de los grandes éxitos de MAPPA.

Flips, Axels y competiciones por todo el mundo

Después vendría 'Jujutsu Kaisen' y 'Shingeki no Kyojin', pero a pesar de no partir de ninguna obra conocida, 'Yuri!!! On ICE' se convirtió en un fenómeno a nivel mundial e incluso los patinadores profesionales se subieron al carrito de seguirla capítulo a capítulo e incluso replicar las coreografías que los personajes interpretaban en el anime.

La serie sigue a Yuri Katsuki, un patinador artístico que sufre una brutal derrota durante un campeonato y decide dejar de patinar. Meses después y ya de vuelta a casa, un vídeo de una de sus rutinas de entrenamiento en el que imita a su ídolo Victor Nikiforov  se filtra en internet y se hace viral rápidamente. A raíz de esto, el campeón ruso se planta en su casa para comenzar a entrenarle de cara al Grand Prix de patinaje artístico y devolver a Yuri a la pista.

'Yuri!!! On ICE' es en muchos aspectos un anime de deportes de manual, con un protagonista que debe entrenar muy duro y superando diferentes torneos hasta llegar la cima. Yuri comienza en lo más bajo, con poquísima confianza en sí mismo y en sus habilidades como patinador. Pero gracias a entrenar con Victor y a una increíble red de apoyo que tiene a su alrededor consigue salir del hoyo en el que se ha metido y demostrar todo lo que vale.

Es una serie que te engancha por sus personajes, porque además del Yuri principal, Victor y el Yuri ruso, tenemos un elenco gigantesco de patinadores internaciones con muchísimo carisma y que ayudan a dar más forma a las competiciones internacionales.

Aunque con 12 capítulos no da tiempo para todo, sí que hay un buen equilibrio entre los protagonistas y las subtramas con el resto de competidores, a los que no puedes evitar cariño incluso aunque estén patinando contra el equipo principal.  La historia es la que es, y peca de predecible en ciertos puntos, pero si eres un habitual de los animes del género por desgracia es algo que ya debes esperar.

Yuri On Ice Img2

Aunque la animación decae de manera un poco cómica en algunas escenas, brilla donde debe hacerlo, en especial en las secuencias de patinaje de los capítulos finales. El viaje de Yuri mientras se abre paso entre los mejores de su deporte es uno que sigues con emoción, y aunque no tengas ni pajolera idea de patinaje sobre hielo te quedas en vilo viendo cómo se resuelve cada una de las intrincadas coreografías.

Además de por la atención al detalle con las coreografías de patinaje de Kenji Miyamoto, en su momento 'Yuri!!! On ICE' también fue crucial para hablar de "varios elefantes en la habitación" y en especial hace una brillante labor plasmando cómo afecta la ansiedad a su protagonista.

No solo eso, si no que dentro de los límites consentidos en Japón, es un anime que rompe barreras a cañonazos respecto a la representación LGTBI+ a pesar de la inmensa homofobia que hay tanto en el país como para con el mundo del patinaje artístico.

Yuri On Ice Img3

Más allá de las relaciones arquetípicas (y muchas veces ni demasiado realistas ni libres de sus apartados "problemáticos") del yaoi, 'Yuri!!! On ICE' consigue una magnífica representación gay al mostrar a sus protagonistas como dos personajes que desarrollan una relación romántica de la manera más natural del mundo. Y aún así, primero y ante todo es un anime de deportes donde el romance ocurre de manera tangencial.

Como por desgracia pasa con 'La bendición del oficial del cielo', Sayo Yamamoto y Jun Shishido no pueden ser tan explícitos y directos como estamos acostumbrados en otros medios. Aún así, y teniendo en cuenta cómo esta el percal en Japón con las parejas del mismo sexo, hay que darse con un canto en los dientes y valorar los pasos gigantes que dio este anime en cuanto a representación en su momento.

Aunque la historia de 'Yuri!!! On ICE' está bien contenida y tiene un cierre precioso y satisfactorio, desde luego que tiene potencial para mucho más. Ya se sabe que hay en marcha una película precuela centrada en Victor, 'Ice Adolescence', pero el proyecto lleva parado bastante tiempo.

De vez en cuando MAPPA nos da alguna migajilla para recordarnos que la película sigue viva, pero con todo lo que tiene el estudio encima no es de extrañar que el anime de patinaje artístico esté todavía esperando turno en la cola de producción. Aunque mientras esperamos, la serie de anime está disponible en Crunchyroll.

Temas
Inicio
Inicio