Publicidad

'El increíble Hulk': cameos, guiños, humor y mucha acción

'El increíble Hulk': cameos, guiños, humor y mucha acción
18 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Hace ya casi dos años que anuncié que habría una nueva película de 'El increíble Hulk' y ya por entonces se decía que no sería exactamente una continuación, debido a que la que dirigió Ang Lee con Eric Bana no terminó de convencer a mucha gente, aunque a otra sí le gustó. El día 20 llegará esta entrega en la que han cambiado casi todos los nombres. El director es Louis Leterrier, el actor Edward Norton y el enfoque del film, muy diferente. Junto a Norton están en el reparto Liv Tyler, Tim Roth y William Hurt. Pero no sólo hay nombres famosos para los personajes importantes, tenemos también cameos: Stan Lee, Lou Ferrigno y Robert Downey Jr. como Tony Stark.

'El increíble Hulk' es una película sumamente entretenida, que ya desde su inicio presenta escenas que enganchan y despiertan la curiosidad. Contiene unas cuantas secuencias de acción muy bien resueltas que muestran una progresión en cuanto a su intensidad. Y no sólo es entretenida, sino también muy divertida, pues tiene muchísimo humor. Entre las bromas, encontramos los cameos –alguno de ellos presentado de forma muy cachonda— y también algunos guiños a los cómics y a la serie de televisión. No os cuento exactamente cuáles son para que os puedan sorprender. El mérito está en que, al mismo tiempo que es capaz de despertar carcajadas enormes, el film no pierde la compostura y sigue funcionando como película de género y no como parodia. El estilo de realización de Leterrier puede recordar bastante al de Paul Greengrass, con la diferencia de que para las películas del francés no hace falta repartir bolsas de mareo. Especialmente la escena inicial, que transcurre en las favelas de Río de Janeiro hace pensar en la secuencia de 'El ultimatum de Bourne' rodada en Tánger. Leterrier ya demostró que tenía este estilo en films anteriores, como 'Danny The Dog', así que no podemos acusarlo de homenaje tramposo. Esta forma de mover la cámara y de montar se muestra muy adecuada para 'El increíble Hulk' y favorece la acción sin hacer que ninguna escena resulte incomprensible.

Los monstruos están mucho más exagerados que en otras adaptaciones en cuanto a su tamaño, su fuerza y su poder. Esto no solamente es un aumento, sino también una forma diferente de enfocar al superhéroe/arma, pues al ser casi todopoderoso, nos encontramos ante otro tipo de protagonista. En mi opinión es una mejoría, me parece más interesante el haber llevado más al extremo la metamorfosis.

Ya que ambos films se estrenan con fechas tan cercanas y ya que tienen una relación interna, es inevitable comparar 'El increíble Hulk' con 'Iron Man'. La que nos ocupa tiene menos aspiraciones que la de Jon Favreau y por ese motivo, funciona mejor. Es mucho más entretenida. Además, al no tratarse de una primera parte de una franquicia, no necesita dedicar tanto tiempo a su presentación, sino que va mucho más al grano. En su contra se podría decir que el personaje de Banner no tiene la gracia y el carisma del Tony Stark del inicio de 'Iron Man'. Al igual que en la otra película, en ésta encontramos la crítica hacia las armas y hacia la utilización de este tipo de inventos mecánicos o descubrimientos científicos para fines negativos.

En cuanto a la cuestión moral y al dilema de Bruce Banner, creo que está bien reflejado. Al contrario de lo que se suele pensar, no es necesario detener la acción y mostrar escenas en las que el individuo se debate entre dos posibles opciones para hacer una película de personaje; sino que, al contrario, mostrando las acciones de esa persona y las decisiones que ha tomado ante los conflictos que se le plantean es como mejor definimos su personalidad. En mi opinión, queda lo suficientemente claro cómo se siente Banner ante el problema que tiene y no habría por qué insistir más en ello.

Edward Norton está correcto, pero me llamó la atención lo aguda y ridícula que es su voz original. Eso le permitía hacer algunos papeles de perdedor, como el de 'El club de la lucha', pero nunca podrá aparentar se un hombre del todo hecho y derecho. Aunque mucho más acentuado está este problema en Liv Tyler. La actriz es muy blandita, no sólo por su voz, y, aunque el personaje está retratado como alguien con iniciativa, inteligencia y fuerza, Tyler no transmite nada a Betty Ross. Es difícil creérsela como científica con ese labio tan operado. Es gracioso que es la hija de Steven Tyler siempre haga de la hija de otro de los personajes ('Armageddon', 'El señor de los anillos') en las películas. En el apartado de los malos, nos encontramos a William Hurt y a Tim Roth. El primero está convertido casi en una caricatura y no es más que el típico villano de cómic. Pero Roth, que es un actor buenísimo, resulta más amenazador y tiene un retrato de personaje más complejo.

En resumen, 'El increíble Hulk' es una película entretenida hasta el último minuto y con grandes dosis de humor.

Más en Blogdecine sobre 'El increíble Hulk'.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir