'Estoy vivo' cierra su temporada 4 con un emotivo final que pide una continuación que seguramente no lleguemos a ver
Críticas

'Estoy vivo' cierra su temporada 4 con un emotivo final que pide una continuación que seguramente no lleguemos a ver

Casi todas las series van perdiendo seguimiento a medida que pasan las temporadas, pero el desgaste en el caso de 'Estoy vivo' ha sido tan acusado que antes de que pudiéramos ver el desenlace de su cuarta temporada ya se estaba hablando de la posibilidad de que la serie creada por Daniel Écija no vaya a pasar de aquí. Y es que la audiencia media de la cuarta temporada ni siquiera ha llegado el millón de espectadores con una pírrica cuota de pantalla que no alcanza el 6%.

Ciñéndonos únicamente a las audiencias -y eso que en diferido sí es muy vista, aunque no lo suficiente para compensar todo lo que ha ido perdiendo a lo largo de los años-, 'Estoy vivo' debería morir tras el episodio de ayer, pero mientras hay vida hay esperanza. Y no puede decirse que los responsables de la serie hayan planteado el emotivo final de la cuarta para darle cierre...

Un desenlace en la línea de la serie

Cuidado con los SPOILERS del final de la cuarta temporada de aquí en adelante.

Como era de esperar, este último episodio ha servido para ir dando cierre a los frentes abiertos dejados a lo largo de la temporada para dejar una sensación de satisfacción al espectador. Ya es la fórmula por la que se optó en temporadas anteriores y han debido pensar que si algo funciona, no lo toques demasiado.

Eso ha dado pie a que en el episodio prime lo emotivo por encima de cualquier otra emoción, empezando por el esperado reencuentro de Laura (Cristina Plazas) con su madre y la posterior lectura de esas cartas que dejó tras no ser especialmente bien recibida -un acierto que la serie no optase por una reconciliación sin más-.

Eso sí, la gran protagonista del episodio ha sido Adri (Guiomar Puerta) y las dudas sobre su futuro. No son pocas las series que presentan a un personaje como importante para luego causar un colapso dramático al desvelar que acaba muriendo. Es un recurso que funciona pero también es cierto que 'Estoy vivo' no es ese tipo de serie.

Resurreccion Estoy Vivo

Aquí puede que la muerte siempre esté presente, pero también es una obra luminosa y optimista que acaba pasando un poco de puntillas por los momentos de máxima tensión porque no le queda otra que abordarlos. La "batalla" final contra Elena Gamboa (Susana Hornos) vuelve a demostrarlo, ya que lo que realmente le interesa a 'Estoy vivo' es el sacrificio de Adri y su posterior resurrección.

Antes ya se había potenciado el elemento de ciencia ficción con las no muertes de Santos (Fele Martínez) y Sebas (Jesús Castejón) -hilarante el momento en el que intenta engañar a María (Goizalde Núñez) por teléfono-, cuya ejecución fue tan repentina que uno en ningún momento llegaba a creerse que ese fuera a ser el final de dos personajes tan queridos.

Boda Estoy Vivo

La cosa cambiaba con la muerte de Adri en línea con ese cuento infantil narrando todo lo que estaba sucediendo. Ahí la duda sí era razonable, pero ha primado la necesidad de un final feliz, planteado de tal forma que a mí personalmente no me ha gustado demasiado, pero tampoco puedo decir que no sea efectivo dentro del contexto de la serie.

Lo mismo aplica a ese punto álgido en el improbable romance entre Iago (Alejo Sauras) y Carlota (Laia Manzanares), ya que sobre el papel es una trama que lo tenía todo para acabar odiándola, pero la serie ha sabido integrarla bien dentro de la serie, hasta el punto de resultar más satisfactoria que la subtrama romántica protagonizada por Adri y Mikel (Almagro San Miguel), donde lo mejor siempre fueron todos los líos relacionados con la madre de él.

¿Y ahora qué?

Estoy Vivo Final Temporada 4

Ahora queda la duda de si veremos una quinta temporada, porque la aparición de esa nueva cápsula con una mujer en su interior que muchos confían que pudiera suponer el regreso de Anna Castillo como Susana deja claro que esta historia no ha acabado de forma natural. Ella siempre fue el gran eje de la serie -y su ausencia no ha ha pasado precisamente desapercibida- junto a un siempre infalible Javier Gutiérrez, así que solamente por eso ya estaría encantado de que hubiese más 'Estoy vivo'. Caso aparte es que eso entre en los planes de RTVE....

Temas
Inicio