Publicidad

'Modern Love': una encantadora antología romántica para Amazon con un estupendo reparto
Críticas

'Modern Love': una encantadora antología romántica para Amazon con un estupendo reparto

Publicidad

Publicidad

La apuesta de Amazon por las series de televisión de producción propia va poco a poco a más, tanto en cantidad como en ambición detrás de cada proyecto. Parece claro que será la esperadísima adaptación de ‘El señor de los anillos’ la que marque un antes y un después para la plataforma, pero el lanzamiento de títulos como ‘The Boys’ deja claro que han venido para quedarse y que quieren un trozo del pastel mucho más grande.

Su gran estreno de este mes de octubre de 2019 va a ser ‘Modern Love’, una antología romántica que en cada episodio ofrece una visión diferente del amor en la actualidad. En Espinof ya hemos tenido la oportunidad de ver la primera temporada completa de esta serie escrita y dirigida por John Carney, quien hasta ahora había centrado su carrera en la gran pantalla con cintas como ‘Once’ o ‘Begin Again’. En su primera experiencia televisiva nos ofrece una obra cercana y entrañable, de esas obras románticas que al acabar de verlas te sientes reconfortado.

Una serie equilibrada

Escena Modern Love

El primer miedo de cualquiera propuesta de estas características es que vaya a haber grandes altibajos de interés de un episodio a otro. Cambiando por completo de escenario y personajes parece algo inevitable, pero Carney sabe cómo manejar cada relato para que respire por sí mismo y se complementen con los demás. Está claro que cada uno tendrá su favorito, pero también que no hay diferencias destacables entre ellos en términos de interés.

Su principal arma para ello es abordar cada uno de los relatos desde la mayor naturalidad posible, incluso cuando la actitud de sus personajes puede resultar chocante -a mí me descolocó un poco la rápida cercanía que se establece entre Catherine Keener y Dev Patel en uno de ellos-. Para ello cuenta como base con un material fiable en forma de una columna semanal del The New Yotk Times, por lo que está claro que ha procedido a seleccionar las historias que mejor encajaban entre sí para no dar la sensación de estar repitiéndose.

Ahí es donde ‘Modern Love’ brilla especialmente, porque lo más fácil sería habernos ofrecido una sucesión de relatos centrados en el amor romántico para llegar mejor al segmento del público especialmente interesado en ellos -Netflix ha demostrado recientemente que las comedias románticas siguen teniendo muy buena acogida-, pero no es el caso. Hay de eso, sí, desde una pareja que acaba de empezar hasta otra a la que la rutina ha hecho mella, pero también para el amor relacionado con la llegada de un bebé o porque alguien te recuerde muchísimo a tu padre sin ningún tipo de filia sexual por en medio.

Acertada en todos los frentes

Anne Hathaway Modern Love

Además, Carney también da un tono diferente a cada historia -pero uniforme con el resto-, a veces centrándose más en el lado emocional, otras destacando lo excéntrico de la situación o dejando que lo dramático pase a primer plano sin que ello requiera excesos innecesarios. Todas son diferentes, justificando así la creación de una antología. Además, uno siente que perfectamente podrían contarte más historias con otros personajes -aquí todo queda más o menos cerrado y volver con ellos parece un riesgo innecesario para perder su encanto-, por lo que si se decide seguir adelante con otra temporada, yo encantado de la vida.

Lo que sí hay que tener claro es que el encanto que logra imprimir Carney a ‘Modern Love’ parte más de una visión que no busca exactamente transmitir una sensación de realidad, sino captar una cercanía que se asemeja a lo que uno podría desear si fuera su día a día. Eso se aplica tanto a los relatos más optimistas como aquellos con un componente dramático más marcado.

La guinda del pastel la pone un espléndido reparto repleto de rostros conocidos que sirvan inicialmente como reclamo para meternos dentro de cada una de las historias. Luego se amoldan a la perfección a lo que Carney requiere de ellos, destacando quizá el trabajo de Anne Hathaway, por la dificultad de saber mostrar las dos caras de su personaje consiguiendo esa naturalidad que ‘Modern Love’ busca en todo momento.

En resumidas cuentas

‘Modern Love’ no es la antología romántica definitiva, pero sí que es una propuesta equilibrada, con encanto y en la que cada episodio se te pasa volando. Seguir el patrón de buenos guiones, un director con las ideas claras y un reparto con talento nunca falla.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir