Compartir
Publicidad

'Monstruos University', el carácter y el destino

'Monstruos University', el carácter y el destino
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El joven estudiante Mike Wazowski tiene un sueño: conseguir asustar a niños en la famosa fábrica de Monstruópolis. Para ello, se enrola en la universidad de los Monstruos con la expectativa de alcanzar su sueño. Sin embargo, la presencia de Sullivan le meterá en enredos y ambos terminarán expulsados y obligados a trabajar juntos para ganar su readmisión junto a un grupo de marginados sociales, con los que forman una fraternidad no demasiado popular.

Soy, en general, bastante magnánimo con los hallazgos de Pixar. ¡Diantres, si hasta su relato de princesa me mereció una revisión y reconsideré mis opiniones más severas! Y tengo que admitir que 'Monstruos University' (Monsters University, 2013) es muy divertida, a ratos hilarante, y está muy bien escrita. Pero también que sufre de bastantes limitaciones.

monstruos2

Nos guste o no, esta película certifica que, desde hace algunos años, la compañía, aunque sea un interludio breve, ha dejado de producir las películas originales y rompedoras que la caracterizaron y solamente hay que ver la relación que mantiene esta precuela con la película original, que descubrió los muy variados talentos de Andrew Stanton, Lee Unkrich y Pete Docter,todos con gran película propia (y personal) entre sus carreras.

John Goodman y Billy Crystal repiten como las voces de unos rejuvenecidos Mike y Sullivan, aquí convertidos en estudiantes universitarios, y esta vez, el timón de la historia lo lleva Dan Scanlon, en su debut en el largometraje animado, y el guión lo firman Scanlon junto a Dan Gerson, uno de los escritores de la original, y Robert L. Baird.

La original, ciertamente, partía de una idea genial y muy atractiva: la idea de que un grupo de monstruos fuera en realidad un grupo de profesionales industriales del susto. A partir de esta imagen, la del monstruo convertido en parte de la mecánica del capitalismo industrial y tardío, la original 'Monstruos S.A.' (Monsters Inc, 2001) trazaba una historia de amistad y la naturaleza de las emociones del todo hermosa y llena de sorpresas.

Variaciones mínimas

Esta película, en cambio, es como una versión pálida de sus logros. Nada orgánica. Como un spot malo de empresa, donde se recomienda el riesgo y la actitud rebelde para la superación de los problemas. Todo el esquema argumental es apenas una fórmula para seducir ejecutivos: comedia de campus y monstruos disney/pixarianos.

51

Y es que el argumento sigue a rajatabla el esquema de 'La venganza de los novatos' (Revenge of the nerds, 1984) con Mike y Sully haciendo las veces del Lewis encarnado por Robert Carradine y el Gilbert encarnado por Anthony Edwards. Hay una desviación tierna, al girar la película entorno a la idea de aceptar el rol, aunque no sea el deseado, pero la película duplica sus clímax sin tensión emocional. Ni siquiera los secundarios, que proporcionan indudable diversión, tienen demasiado espacio para la película: todo sucede siguiendo los rutinarios trazados de origen y aventura, con perezosos guiños al antagonista de la primera.

1

Sigue siendo diversión recomendable y entretenimiento de primera, pero ya no hay mucho más. Caviaro fue más positivo y Zorrilla más escéptico.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio