Publicidad

'Néboa' encaja todas las piezas del puzle en el intenso final de la notable serie de La 1
Críticas

'Néboa' encaja todas las piezas del puzle en el intenso final de la notable serie de La 1

Publicidad

Publicidad

‘Néboa’ empezó ya con mal pie en La 1, ya que estrenarse el mismo día que la primera temporada de ‘El pueblo’ en Telecinco derivó en un seguimiento bastante discreto que encima fue a peor en semanas sucesivas. Finalmente se estabilizó alrededor del 8% de cuota de pantalla -cifras similares a las obtenidas por ‘Malaka’, el anterior thriller televisivo del ente público-, incluso por debajo del ya pírrico 9,1% que promedió la cadena este pasado mes de febrero.

No me cabe duda de que el interés de la serie está muy por encima del que arrojan esos datos de audiencia, aunque también sea conveniente reconocer que a lo largo de sus ocho episodios hubo momentos en los que empezó a dar vueltas sobre sí misma, ya que el cruce entre suspense y mitología gallega empezó a hacerse un poco redundante. Sin embargo, no tardó en enderezar el rumbo hasta resolver el misterio con un intenso episodio final en el que encajó todas las piezas del puzle.

A partir de aquí encontraréis spoilers del final de 'Néboa'

Volviendo sobre lo que no habíamos visto

Imagen Neboa

Tras el descubrimiento de que Gael era el asesino y la implicación de su madre, la teniente Carmela, gran parte de ‘Mercoles de fariñada’ fueron flashbacks en los que se nos fue mostrando la otra cara de muchos eventos clave en los siete episodios anteriores. Una decisión arriesgada, ya que alargar tanto una explicación de este calado en el desenlace de la serie podía afectar a la intensidad del episodio, pero ‘Néboa’ ha sabido cómo jugar para evitarlo.

Antes de nada se acertó elevando la tensión con el enfrentamiento inicial entre Carmela y Mónica que deriva en lo que parece un momento determinante cuando la primera dispara a la segunda, dejándonos con la duda de si simplemente se iba a optar porque los villanos se saliesen con la suya. A lo largo de toda la serie ha reinado una atmósfera de pesadumbre asociado a la isla gallega inventada para la ocasión que hubiese cuadrado vía con esa opción, por lo que esos flashbacks que mencionaba antes bien podían haber sido simplemente una forma de mostrarnos cómo consiguen salirse con la suya.

La intensidad que aporta Isabel Naveira al personaje durante esos minutos ayuda además a potenciar su componente más emocional, ya que no deja de ser una madre haciendo todo lo posible por proteger a su hijo. La actriz hasta ahora apenas había tenido recorrido fuera de Galicia, pero espero que entre su trabajo en ‘Fariña’ y en ‘Néboa’ pasemos a verla de forma habitual en más series de ámbito nacional.

Ya en anteriores episodios había mostrado buena química con Emma Suárez durante la investigación, pero este tramo final ha dejado claro que la verdadera estrella de la serie es ella. Ya no es porque los villanos sean papeles más agradecidos, sino porque ha demostrado un enorme rango interpretativo, resultando como mínimo solvente en todos los casos.

La resolución del caso

Final Neboa

Una vez atados todos los posibles cabos sueltos e incluso mostrarnos cómo Gael acabó con la vida de Vega -desde el primer episodio se veía venir que el personaje iba a acabar mal y la reaparición de su ex solamente fue el empujón final hacia ello-, la serie vuelve de forma definitiva a la actualidad, quedando claro que va a ser imposible que Carmela se salga con la suya.

Ahí la serie se divide entre la resolución de la historia de Carmela y la de Gael, resultando mucho más vibrante la primera con ese duelo final con Mónica en el que la puesta en escena también echa toda la carne en el asador para elevar la tensión que transmite al espectador. Ya antes había sido muy satisfactorio el careo en la neblina, pero aquí también se aprovecha el edificio abandonado -usado a su manera para cerrar el círculo de la serie en todos los frentes- en el que transcurre todo hasta que se produce el desenlace fatal.

Algo menos estimulante es la parte de Gael, donde se apuesta casi todo al efecto dramático de que opta por quitarse la vida para descubrir entonces que su arma no tiene balas. En el fondo la solución de ambas tramas, que no dejan de ser la misma, es bastante sobre seguro, pero en una la serie brilla y en la otra se queda en correcto y poco más.

En resumidas cuentas

Escena Final Neboa

‘Néboa’ ha dado un notable desenlace al misterio del Urco con un intenso último episodio que se ha centrado en resolver todos los misterios de los crímenes. Por mi parte siempre echaré de menos que la serie no apostase un poco más por la posible vertiente sobrenatural de la historia, pero su apuesta ha sido decidida y con un resultado que merecía mejor suerte entre el público.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios