Publicidad

'Redacted', gratuito circo de violencia

'Redacted', gratuito circo de violencia
1 comentario

Siendo hasta el momento la última película de Brian de Palma, por la que incluso obtuvo el León de Plata en Venecia, 'Redacted' llevaba la etiqueta de "obligado visionado" para cualquier aficionado mínimamente enterado en esto del séptimo arte. El film se estrenó en España el pasado 16 de noviembre pero pasó con bastante rapidez por los pocos cines donde se proyectó; de hecho, a un servidor se le pasó por eso de "seguro que, al menos, aguanta una semana". Sin embargo, ahí estaba el estupendo cine club de Granada, con una programación un tanto extraña (el pasado viernes pusieron 'La Primera Nevada'), para dar una segunda oportunidad. Una vez vista y despejada la mente, sólo me queda maldecir la hora en que vi el cartelito...

Básicamente, la trama de 'Redacted' (2007) puede resumirse en la reconstrucción, con recursos ficticios de todo tipo, de la conocida masacre de Al Mahmudiya, en la que varios soldados estadounidenses violaron a una joven iraquí de 14 años, asesinándola posteriormente junto al resto de su familia.

Para contar y denunciar ese repugnante acto delictivo, al margen de que "estemos" en una guerra o no (quizá habría que plantearse también porqué no resulta tan repugnante para todos que se mate, simplemente), De Palma se toma una hora y media en la que juega a recrear, con todo tipo de recursos audiovisuales, la realidad. Al principio se nos dice que todo es ficción y que se ha modificado lo que ocurrió, pero desde que aparecen las imágenes en movimiento, desde que de verdad comienza el film, se nos intenta engañar por todos los medios. Esto me parece perfecto, estamos viendo cine, pero no el hecho de mezclar falso documental con imágenes reales; me refiero aquí a las fotografías del final, recurso denunciable donde los haya. Y tampoco me parece perfecto cuando se nos quiere denunciar algo pero se recurre a las mismas armas.

De Palma busca que todo sea lo más real posible y luego va a la yugular del público. Despiadadamente, vulgarmente; y, en mi opinión, de forma reprobable. No sé al resto, pero a mí aún me duele ver el sufrimiento humano y no quiero que esto cambie, por mucho que lo intenten. No me parece relevante que tengamos que ver a una mujer embarazada envuelta en sangre. Lo mismo que no me lo pareció cuando en '4 meses, 3 semanas y 2 días' se muestra esa estupidez de feto de juguete. Como espectador, no lo necesito, ni para entender la trama ni para comprender la dureza de lo que ocurre. ¿Entonces? Pues lo de siempre, llamar la atención. Como sea. A mí esto no me parece correcto, ni en una película ni mucho menos en el telediario a la hora de comer. Si hay que verlo, cosa que dudo, que sea de otra forma. Esto no es un videojuego ni un episodio de ficción, que no lo vendan como tal.

De Palma denuncia a todo lo que se mueve, pero fundamentalmente denuncia el circo de violencia y lo hace con sus mismos recursos. Denuncia el uso de la violencia por los medios de comunicación y que el mundo, por consiguiente, parece que se ha vuelto insensible, mostrando la misma violencia que se ofrece en esos canales. ¿Qué sentido tiene eso? De Palma se contradice, pero da igual, claro, porque la guerra es horrible y este hombre nos lo repite (¿a quién le hace falta, a estas alturas, con una película que no aporta nada?). Como no se dice nada nuevo, se recurre a los medios de masas, tan populares hoy, y a lo que decía antes, a llamar la atención. Sea como sea. ¿Quieren violencia? Demos violencia. Quieren mentiras que parezcan verdades, demos mentiras. ¿Quieren el formato televisivo? Demos televisión. Pero con denuncia. Con mensaje. No vayan a ningunear nuestra obra.

En el apartado interpretativo, De Palma acude a rostros desconocidos para acentuar ese estilo documental y que el público pueda "creer" durante una hora y media que lo que está viendo es real, que son soldados y víctimas de verdad. Pero no. Aquí todo está preparado al milímetro; los señores Izzy Diaz, Paul O'Brien, Patrick Carroll, Daniel Stewart Sherman, Danny Sherman, Mike Figueroa y Rob Devaney, entre otros, son los protagonistas de la película. La trama no les exige grandes esfuerzos interpretativos, alternando entre seriedad extrema, conversación intrascendente y cachondeo alocado. Y ojo, no lo digo como defecto del film. Es lo que se les pide y es lo que hacen.

Personalmente, no me resultan muy verosímiles cuando sueltan determinadas frases, en plan contundentes, para la galería ("la verdad es la primera víctima de la guerra"), pero al margen de esto, estupendo, parecen "reales". Igualmente, hay momentos donde "canta" bastante que se está representando una escena que pretende ser fiel a la realidad, como cuando la esposa de un soldado sale en un blog o esos reporteros con ese tono tan falsete, pero, siendo justos, se pasa por alto sin problemas. A fin de cuentas, como he dicho, no es lo importante. Es la violencia y la estupidez humana lo que golpea al espectador constantemente.

Eso sí, siguiendo con el reparto, destacan, sobre todo en la parte final de la película (por razones obvias), Patrick Carroll y Daniel Stewart Sherman, los dos mayores "animales" del ejército. Realmente dan miedo cuando hablan con tanta naturalidad, cuando se les ve tan tranquilos a pesar de todo lo que hemos visto, especialmente Carroll, al que espero ver más a menudo. Por el contrario, Rob Devaney, cuando relata su anécdota en el bar, está muy mal y provoca risa, aunque es más que probable que ésta sea justo la reacción deseada por De Palma; sigo partiendo, por supuesto, del hecho de que hay más inteligencia de lo que parece en este "collage del horror".

'Redacted' es una obra muy difícil de digerir, muy dura, demasiado, un puñetazo en el estómago del espectador, que posiblemente esperaba algo más cercano a una película y no tanto a un reportaje de televisión. De Palma acude al falso documental y a una mezcla de recursos audiovisuales para mostrarnos un circo de violencia tan asqueroso como gratuito. Pero bueno, hay gente que cree que para educar hay que golpear, así que esta película les resultará tremendamente instructiva. Personalmente, lamento mi cabezonería, lamento no haberme levantado de la butaca y haber buscado cualquier otra oferta de cine bélico, del verdadero, del que no necesita mostrar a una niña quemada para provocar el desprecio del espectador hacia la guerra y sus consecuencias. Milestone, Kubrick (se le busca aquí en un par de ocasiones) y Coppola lo hicieron mucho mejor que De Palma.

Normalmente, dedico una frase a calificar la película que critico, pero no sé bien cómo calificar 'Redacted'. Desde luego, no la volveré a ver y no se la recomendaría a nadie, exceptuando al público más fiel del director y a los que aún crean que la guerra tiene algún sentido (normalmente, con esta gente no me relaciono, pero bueno, aquí queda esto). ¿Como film de denuncia? Pues vale, pero no aporta nada, hay películas mejores, es repetir ideas ya vistas, a través de recursos propios de la televisión y de internet. Así que, bueno, dejémoslo en que 'Redacted' está destinada a quien necesita (por la razón que sea) contemplar absurdos y violentos comportamientos humanos. Ya digo, de saberlo, me la habría ahorrado.

  • Otras críticas de la película en Blogdecine:

'Redacted', Brian De Palma vuelve a experimentar con lo político

'Redacted', vuelve el De Palma más grande

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio