Compartir
Publicidad
'She-Ra y las princesas del poder': la reimaginación de Netflix es sensacional pero su pobre animación le resta puntos
Críticas

'She-Ra y las princesas del poder': la reimaginación de Netflix es sensacional pero su pobre animación le resta puntos

Publicidad
Publicidad

Nota de Espinof

Qué maldita es la nostalgia y lo que nos gusta quejarnos de cualquier cosa que implique el regreso de algo que nos mediogustó de pequeños. Uno de los últimos casos es el de She-Ra, la heroína animada de la órbita de 'He-Man' que ha recibido por parte de Dreamworks y Netflix una nueva serie para las delicias del público más infantil.

Porque sí, porque 'She-Ra y las princesas del poder', que así se llama esta reimaginación, no está pensada para contentar al público adulto (que, en algunos casos, nos hemos agríado con el tiempo). Es una serie infantil y como tal os puedo asegurar que es una delicia.

La serie, cuya primera temporada consta de trece episodios, gira en torno a Adora, una joven huérfana que lleva toda la vida entrenando para ser una oficial al mando de uno de los escuadrones de Lord Hordak, que ve en ella una joven promesa. Un día encontrará en un bosque una espada que la convertirá en She-Ra, una de las mayores guerreras míticas del planeta Etheria.

Será entonces cuando Adora se enfrente a la dura decisión de traicionar a los suyos y unirse junto a sus recién conocidos amigos Destello y Arco a la Rebelión de las Princesas, dispuestas a no rendirse ante el avance implacable de la Horda.

Cuando el problema está en la animación

Uno de los grandes problemas de 'She-Ra y las princesas del poder' radica en su animación, y este es un problema derivado de los diseños realizados por Noelle Stevenson. La artista tiene toda una carrera dedicada al cómic (tanto 'Nimona' como 'Leñadoras' son geniales) y sus diseños en esta serie quedan demasiado estáticos. Como si estuviese viendo el experimento de los motion comics de hace años.

No es mal diseño (a mi juicio), pero no es el más adecuado ni fluido para la animación (que tampoco es que se hayan esforzado en ella). Y da la sensación de que para un cómic sería perfecto, pero no nos encontramos con ese tipo de medio sino con una serie de televisión.

Menos mal que aquí el guion compensa bastante con una buena mezcla de aventuras y un toque de humor y de divulgación de valores que nos hace recordar que estamos en una serie infantil. Pero que lo sea no quiere decir que tengamos clarísimas líneas de lo bueno y lo malo o no nos encontremos con un buen desarrollo de personajes.

Mermista Sea Hawk Perfuma Entrapta

Por ejemplo, ya desde el principio vemos que la Horda Malvada sí, es malvada como entidad, pero sus tropas no. Y de hecho tienen un gran sentido de la camadarería y la amistad. De ahí que funcione tan bien el conflicto entre Catria y Adora, amigas desde la infancia y separadas por estar en "distintos lados del conflicto". La guerra de Etheria es una guerra civil y los personajes tienen conflictos internos a la hora de actuar.

'She-Ra y las princesas del poder' es una serie a la que fácilmente podemos caer rendidos a sus pies. Es una fuente de momentos "meme" (yo he estado "LIVIN'"), sus personajes principales ya no es que sean carismáticos, es que son AMOR en 2D y nos encontramos con una trama medianamente ambiciosa en su desarrollo (Stevenson asegura que ha planificado cuatro arcos de 13 episodios cada uno) en la que los detalles de un episodio son relevantes en otro.

En definitiva creo que esta nueva 'She-Ra y las princesas del poder' está llamada a hacer las delicias para toda una nueva generación de jóvenes espectadores con una buena historia, grandes intenciones pero con una animación fallida que espero puedan resolver.

'She-Ra y las princesas del poder' se puede ver en Netflix

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio