'Sospechosos': el thriller de Apple TV+ con Uma Thurman tiene buenas intenciones pero se pierde con su propio misterio
Críticas

'Sospechosos': el thriller de Apple TV+ con Uma Thurman tiene buenas intenciones pero se pierde con su propio misterio

Un vídeo que se hace viral es el pan nuestro de cada día. El problema es cuando ese vídeo muestra a cuatro personas con máscaras de la familia real británica secuestrando a un joven en un hotel. Así comienza 'Sospechosos' ('Suspicion'), la nueva serie de intriga de Apple TV+.

Basada en la serie israelí 'False Flag' (כפולים), Rob Williams ('El hombre en el castillo') cuenta la historia de cuatro personas sin relación aparente que se ven de repente consideradas sospechosas de dicho secuestro de alto perfil, puesto que se trata del hijo de una poderosa empresaria americana (interpretada por Uma Thurman).

Comienza así una carrera contrarreloj para poder resolver el crimen antes de que sea demasiado tarde en lo que vamos intuyendo de que hay algo que no se nos está contando. La serie cuenta con Kunal Nayyar, Noah Emmerich , Georgina Campbell, Elyes Gabel, Elizabeth Henstridge, Tom Rhys-Harries y Angel Coulby en el reparto principal.

Sospechosos monitorizados

Como director, un bastante convencional Chris Long insiste una y otra vez en que vivimos en una sociedad hiper conectada e hiper vigilada y como tal no faltan las transiciones siguiendo con cámaras de vigilancia a los distintos personajes.

La parte de la investigación es bastante estándar y se adereza con un tira y afloja entre la detective Okoye y el agente Anderson debido casi siempre a diferencias culturales en torno a cómo manejar el caso. Quizás lo más interesante sea ver a los sibilinamente desarrollados sospechosos sin saber muy bien qué está pasando en sus vidas.

Es atractivo pero no quiere decir que logren mantener a flote ese juego con la sombra de duda en torno a nuestros protagonistas y su implicación real en el crimen. Episodio a episodio vamos notando matices en sus relatos y en sus reacciones que nos hacen pensar que, de un modo u otro, hay motivos como para que hayan hecho algo.

Esto se une con una aparente conspiración en ciernes a lo "Anonymous", que nos deja ver que las víctimas y familiares no son trigo limpio. El problema es que estos giros no logran levantar el interés de un drama algo torpe en su ejecución y confuso según va avanzando.

Un hermetismo contraproducente

Suspicion Photo 010102

Ese elemento del "Cuenta la verdad" como exigencia de quien ha secuestrado al joven, se diluye en el momento en que el guion rodea de cierta impermeabilidad y hermetismo a la figura de la madre, encarnada por Uma Thurman. No digo que nos tengan que decir con pelos y señales que está pasando entre bambalinas o de puertas para adentro pero es que tampoco nos dejan ver la fachada del edificio.

Esto se traduce en que apenas veamos a Uma Thurman. Ojo, no es raro que en series como esta se use a una estrella como mero reclamo, pero es que en la primera mitad de la serie apenas aparece. E incluso hay momentos en el que por pura trama se pide una mayor presencia de la actriz, el guion se empeña en esconderla.

Algo que es es peligrosamente contraproducente en un thriller. El espectador es consciente de que hay claves por ese lado y lo poquísimo que se nos deja ver no es suficiente como para mantener el interés. La importancia de mantener en vigor un misterio radica en dosificar la información (aunque sea para generar más preguntas) pero no sofocar.

Muchas veces, los tiempos son clave a la hora de desarrollar un drama de misterio y 'Sospechosos' falla estrepitosamente en su manejo de los mismos. Como si no supiese exactamente qué hacer con los ingredientes prometedores que tiene. Hay emoción y creo que la idea es buena, pero por lo general falla más que acierta.

Temas
Inicio