Compartir
Publicidad
Publicidad

'Soy Meera Malik', la niñez y la miseria

'Soy Meera Malik', la niñez y la miseria
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

'Soy Meera Malik' se abre y se cierra con la noche de Calcuta, pero por si alguien no sabía que esa noche ya no tiene nada que ver con la idílica y soñada de los cuentos orientales, este cortometraje documental se encarga de hacerlo palpable adentrándose en la vida de los niños rescatados de las calles y de trabajos esclavos para poder estudiar en la escuela Tara School, una ONG que intenta ofrecer una niñez a los que se la han arrebatado. Son dieciséis minutos y treinta y nueve segundos que saben a poco, pero que al mismo tiempo podían haber ofrecido más.

Dice el director, Marcos Borregón, que "a pesar de un entorno nada favorable, todo lleno de miseria, de basura y de violencia, pues es una historia de esperanza, esta es una historia de flores que crecen entre la basura". Y son ciertas esas palabras, pues tras la imagen nítida y muy viva de este cortometraje documental, se advierte el esfuerzo y el interés real por lo que se muestra. Desgraciadamente, y a pesar de que en un cortometraje documental tampoco hay tiempo para más, no se alcanzan todos los objetivos buscados.

Borregón, que es socio de la ONG, y que viajó a la India para ayudar en la escuela, grabó muchas horas de material que después se trajo a España para poder estructurar un cortometraje. Grabó no sólo a niños, sino también a profesores y demás elementos que rodean a Tara School. No sabía exactamente, hasta que se sentó en la sala de edición, cómo iba a ser su corto una vez terminado, según sus propias palabras. Y esta indefinición, desgraciadamente, se nota en la pantalla, pues si bien no hay nada que reprocharle en la "recogida" de las imágenes, sí que falta cierta precisión en su "ordenamiento".

Sin embargo, se aprecia una intuición muy notable a la hora de establecer el punto de vista y la naturaleza de los encuadres, un conocimiento certero y una pasión profunda de las callejuelas de la vida de la ciudad, un oficio de buen contador en lo relativo a su capacidad para hacerse invisible y para obtener momentos muy destacados, muy vivos, llenos de realidad. Este realizador tiene talento y pasión, pero quizás deba afinar más y ser más consciente de las limitaciones de un cortometraje.

soy-meera-7-baja.jpg

En cuanto al tono, no se le puede poner casi ninguna pega a este cortometraje, salvo una. Dentro de un trabajo de gran coherencia y humildad, extrañan esos temas musicales que parecen convertir en ficción unas secuencias que pedían, a gritos, el silencio del artista, y el sonido de la ciudad. Me refiero a esa música que abre y cierra este trabajo, que contrasta exageradamente con otros temas seleccionados, más autóctonos, y que provoca un cierto malestar por su tono ligeramente manipulador, pues subraya una realidad que ya de por sí no necesita de ningún subrayado.

Por tanto, esta incoherencia en el tono y ese barullo al que hemos aludido dentro de su estrategia de montaje, impiden a 'Soy Meera Malik' convertirse en el gran corto que podría haber sido, condición que roza a veces con la yema de los dedos pero que no agarra a manos llenas. Se ve muy bien, divierte y crea interés. Pero quizá haría falta menos retórica, más ir al grano, a una idea concreta, ya que no se pueden contar muchas cosas en un corto. Hace falta ver más dolor, más violencia, más basura, más esperanza, más presencia (mucha más) de las niñas.

En definitiva, todo queda un poco ligero. La esperanza es sólo expresable cuando se nos ha mostrado la más cruda oscuridad. El espectador no tiene todas las cartas encima de la mesa, como sí las tiene el director, pues él sí ha visto crecer a Tara School, y ha visto a los niños salir de una existencia terrible. Pero nosotros no. Nosotros sólo vemos el resultado. De ahí que no podamos compartir ese sentimiento de esperanza que todo lo aligera, y con el que el director impregna sin quererlo este relato de pura estirpe documental.

Una pena. No dudamos de que el responsable de este buen pero truncado documental puede ofrecer trabajos mucho más afinados en un futuro.

Ver cortometraje 'Soy Meera Malik'

En Blogdecine:

Entrevista a Marcos Borregón, autor de 'Soy Meera Malik'

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos