Publicidad

'Storm', tormenta confusa

'Storm', tormenta confusa
4 comentarios

Publicidad

Publicidad

'Storm' se ha exhibido en el reciente Festival de Sitges y también se ha estrenado en el resto del pais este pasado viernes, aunque ha sido un estreno sin pena ni gloria, me parece a mí. Claro, como es una película sueca pues debe ser que no le interesa a nadie, y además, como es un film de acción y suspense, pues claro, los suecos sólo pueden hacer cine profundo y trascendental como hacía Bergman. Es curioso que me esté poniendo irónico al respecto con este tema y la película que nos ocupa, porque lo cierto es que 'Storm' es un film perfectamente olvidable, aunque para que eso ocurra antes hay que pasar por el martirio de verlo. No sabría decir exactamente el porqué, pero mientras la veía me venía a la mente la cosa aquella titulada 'Guardianes de la Noche', un intento ruso de competir con las superproducciones de acción estadounidenses. Supongo que la intención de 'Storm' es la misma, ya que tomando como referencia 'Matrix' (salvando las distancias), este film sueco intenta hacerse un hueco entre tanta peliculita yanqui, y realmente es bueno que entre todos intentemos que se haga más otro tipo de cine y que salga de las fronteras de cada país, sin necesidad de quedarse relegadas a ser películas de culto de minorías. Pero lamentablemente, y como ya he dicho anteriormente, con la intención a veces no llega. 'Storm' narra como la vida de un joven cambia de la noche a la mañana cuando conoce a una misteriosa mujer que le da una caja que debe proteger con su vida si es necesario. Desde ese momento, la vida del joven correrá serio peligro ya que hay alguien con no muy buenas intenciones que quiere hacerse con la cajita de las narices.

Sí, podríamos decir que la cajita es el famoso mcguffin, término literario que en cine hizo famoso Hitchcock. Durante un buen trecho de película no sabemos qué es lo que contiene la dichosa cajita, aunque cuando su interior es relevado la cara de gilipollas que se nos queda a muchos es verdaderamente antológica. Y es que el film gira en torno a la cajita la cual se supone que como mínimo debe contener uno de los misterios más grandes del universo ya que su importancia en la historia es excesiva. Ahí radica uno de los problemas de la película, el enfoque que le da a dicho objeto cuando en realidad nos está contando una historia de lo más sencilla, pero adornada inútilmente con detalles psicológicos que hacen que el film de un giro engañándonos completamente.

Pero eso no sólo ocurre con el objeto en cuestión. Ya el inico del film es engañoso. Una secuencia de acción, pésimamente rodada, nos hace creer que nos vamos a encontrar con un film de determinadas características. De repente, el protagonismo de la película es cambiado de manos, algo que desconcierta totalmente al espectador. Y el problema no es el cambio en sí, el cual podría habernos cojido por sorpresa. Pero no, dicha sorpresa no existe, ya que el guión es desastroso y la dirección penosa. Nada en la historia está claro, y las confusas escenas de acción no ayudan a resolver nada sino todo lo contrario. Cuando ya sabemos perfectamente que el film no es un film de acción al uso, cosa que sucede más o menos a la hora de película durante la que no sucede prácticamente nada, nuestro interés está por los suelos. Todo lo que intenten contarnos desde ese momento ya no nos importa demasiado.

El film pretende ser, entre tantas escenas de acción y tanto trascendentalismo barato, una muestra más de la típica historia de la lucha entre el bien y el mal, de la cual es testigo un personaje que tendrá que elegir qué camino tomar. Esto tan sencillo de decir, en el film nos es mostrado con un exceso de profundidad en la historia, cosa que no necesitaba para ser efectiva. Al final tanto la forma como el fondo se pierden sin que nada en la película nos llame verdaderamente la atención, y la parte "mental" del film, por así decirlo, termina siendo muy cargante y cansina.

La idea era interesante, pero el cine está lleno de ideas buenas que no han sabido llevar a buen puerto. 'Storm' es una mala película que lo verifica. Otro bajón cinematográfico. Si es que lo bueno no dura.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir