Publicidad

Las 11 mejores películas de Roman Polanski
Directores y guionistas

Las 11 mejores películas de Roman Polanski

Publicidad

Publicidad

Señalado por la desgracia y la polémica (quién sabe si estarán relacionados), Roman Polanski ha peleado por seguir adelante con su obra, a pesar de las dificultades que su vida añade al desempeño de su trabajo. Separando obra y autor, está claro que el cine de Polanski irrepetible, ha influenciado a no pocos autores importantes de la actualidad. Abarcando todo género imaginable y con un fuerte componente fantástico y de horror europeo ya sea adaptando a Shakespeare o a Topor. 

Una vida marcada

Superviviente del Holocausto, víctima colateral de la fatídica noche de 1969 que Quentin Tarantino decidió rediseñar y, sobre todo, acusado en numerosas ocasiones de violación, Roman Polanski tiene una orden de búsqueda y captura de los Estados Unidos a sus espaldas, pero también mucho cine que recuperar y reivindicar siempre que uno esté por la labor. Aprovechando el estreno de su último trabajo, 'El oficial y el espía', vamos a recordar el legado de un cineasta que cumplirá 87 años el próximo verano..

Un dios salvaje (Carnage, 2011)

Una obra que está viva, y eso es lo más importante en una historia que se desarrolla íntegramente entre el recibidor y el salón de la casa de un matrimonio donde dos parejas liman asperezas en apenas ochenta minutos. Adaptando una obra de Yasmina Reza, las interpretaciones de su reparto elevan la película por encima de de la media. Aunque lucha por escapar de sus raíces escénicas, o tal vez por eso mismo, resulta una pieza de cámara fascinante sobre la degradación social y el discurso desde la atalaya del noble. Un buen aperitivo para empezar con su director.

Crítica en Espinof: 'Un dios salvaje'.

La muerte y la doncella (Death and the Maiden, 1994)

Pues otro matrimonio con problemas peculiares para no salirse de las normas de la casa Polanski. Su gusto por crear tensión y drama en entornos contenidos, por eso el director sabe sacar oro de la obra de Ariel Dorfman. Sigourney Weaver y Ben Kingsley llegan a unas altas cotas de tensión y mal rollo ficticio con mucho de atroz realidad. Con división de opiniones desde hace un cuarto de siglo, sigue resultando fascinante como ejercicio de venganza y algo más.

Frenético (Frantic, 1988)

Harrison Ford en el mejor momento de su carrera antes de que Liam Neeson pudiera soñar con convertirse en este tipo de personaje veinte años más tarde. 'Frenético' es uno de los trabajos más comerciales (y por tanto también de los más insípidos) de Roman Polanski en forma de simpático thriller de suspense para gozo de nuestros padres en los días en que nosotros preferíamos ver y leer las cosas que inspiraron 'Stranger Things'. Buena opción para un Polanski de sobremesa del domingo.

El baile de los vampiros (The Fearless Vampire Killers, 1967)

Polanski se atrevió con la comedia para tomarse un respiro entre tanta intensidad, y se metió de lleno en la parodia vampírica más empalagosa. 'El baile de los vampiros' es, en efecto, una comedia de Roman Polanski. Con todo lo que eso conlleva. Pero lo más cruel de todo es que el director encontraría aquí a su futura esposa, Sharon Tate, que viviría con el cineasta los últimos años de su vida. Aunque su sentido del humor puede no ser del agrado de todo el mundo, se cuentan fans de la película por todo el mundo y digo yo que será por algo.

Crítica en Espinof: 'El baile de los vampiros'.

El quimérico inquilino (The Tenant, 1976)

Polanski buscando piso debió ser algo digno de ver. El propio Polanski protagoniza esta adaptación de la obra de Roland Topor como un burócrata que se muda al apartamento francés que una vez ocupó una joven que intentó suicidarse. A medida que el propietario y los vecinos se comportan como siempre hacen los vecinos de su cine, comienza un viaje sin retorno a la paranoia. Vapuleada por los críticos, ha sabido afianzarse como título de culto entre los aficionados al lado más retorcido del director y del cine fantástico en general.

Crítica en Espinof: 'El quimérico inquilino'.

Macbeth (1971)

A pesar del prestigio de las adaptaciones de Justin Kurzel, Orson Welles o Béla Tarr (y con Joel Coen en camino con otra), la más increíble, alucinante y alucinada adaptación del clásico de William Shakespeare es esta producción Playboy (sí, Playboy, como también dejó claro Quentin Tarantino) dirigida por Polanski. En ella se aprecian, además, escalofriantes similitudes con el asesinato de su esposa. La película va sobrada de imágenes inquietantes y violencia, además de jugar generosamente en el campo del terror. Puede convertirse en tu Shakespeare cinematográfico preferido.

Repulsión (1965)

Palabras mayores. Una de las mejores películas de su director y de la historia del cine de terror. Con su primera película en el idioma de Macbeth, Polanski cumplió se adentró en una escalofriante película de terror psicológico al servicio (o viceversa, más bien) de Catherine Deneuve, una joven con varios problemas con el sexo y los hombres. incapaz de descifrar entre lo que es real y lo que no, rápidamente comenzará a destapar la caja de los truenos desde la mente resquebrajada de su protagonista.

Tess (1980)

Con el tiempo se ha convertido en una de esas "indispensables" de los ochenta (a España llegó en otoño de 1980) que muchos de nosotros descubrimos en vhs. Polanski dirigió 'Tess' en homenaje a su difunta esposa, que le dio una copia del libro de Thomas Hardy con la esperanza de que lo convirtiera en una película. Y no voy a volver a citar al director de 'Érase una vez en Hollywood'. Ganadora de tres Oscar, se trata de una intensa historia de amor con una fotografía asombrosa. Tres horas de triángulo amoroso que no, no son la mejor opción para empezar con su director.

Crítica en Espinof: 'Tess'.

Callejón sin salida (Cul-de-sac, 1966)

Una negrísima historia sobre un gángster estadounidense atrapado en un castillo británico donde se encontrará con un matrimonio peculiar. Un excesivo juego sexual y psicológico entre el criminal y la pareja pondrá las cosas al rojo vivo, y Polanski se deleita en reventar constantemente nuestras expectativas. Para ver en un fastuoso programa doble con la obra maestra de Hélène Cattet y Bruno Forzani, 'Dejad que los cadáveres se bronceen'.

Chinatown (1974)

Homenaje y reinvención del cine negro, 'Chinatown' todavía incomoda y seduce con su trama retorcida y bizarra. Jack Nicholson es un detective de los años 30 atrapado en una red de intriga y un secreto siniestro. El misterio principal solo será la superficie de algo mucho más oscuro. La deconstrucción del género por parte de Towne a las letras y Polanski a la cámara, junto a la presencia de John Huston hacen de 'Chinatown' una de las mejores películas de la historia del cine. Puedes empezar por aquí, si te va el cine negro.

Crítica en Espinof: 'Chinatown'.

La semilla del diablo (Rosemary's Baby, 1968)

Cine de autor. Adaptación ejemplar. Cine clásico. Lo más importante: cine de terror puro y duro. Afincado como el gran talento europeo en Hollywood, Polanski aterró al mundo con este thriller ocultista basado en la novela de Ira Levin. Protagonizada por Mia Farrow y John Cassavetes en otro matrimonio que no sale bien, 'La semilla del diablo' consigue lo impensable, aterrando constantemente desde la sugerencia. Otra obra maestra intocable que debería ser tu película de horror de cabecera.

Crítica en Espinof: 'La semilla del diablo'.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios