"Las películas de superhéroes son fascistas". John McTiernan arremete contra el cine de moda y señala cuándo se fue a la mierda Hollywood

"Las películas de superhéroes son fascistas". John McTiernan arremete contra el cine de moda y señala cuándo se fue a la mierda Hollywood
70 comentarios

Hace apenas unas semanas que Alan Moore afirmaba que la popularidad del cine de superhéroes podría estar vinculada al auge del fascismo y ahora ha sido John McTiernan, el director de películas míticas como 'Depredador' o 'Jungla de Cristal', el que ha venido a decir lo mismo, pero yendo un paso más.

McTiernan ha charlado con Página 12 con motivo de su visita al Festival de Mar de Plata, donde han tratado varios temas, pero lo más llamativo de la misma seguramente sean estas incendiarias declaraciones sobre las películas de superhéroes:

Básicamente son fascistas. Es material fascista que está dando vueltas desde hace veinte años. Eso es lo básico que dije en la charla. Nuestra profesión tiene consecuencias y he intentado dejar clara esta situación de que el audiovisual es el medio dominante de nuestros tiempos y, por lo tanto, genera cambios en nuestro mundo. En el pasado, un pequeño grupo de artistas plásticos tomó el control de su medio dominante en ese tiempo, cerca de 1770. Veinte años después llegó la revolución francesa. No puedo probarlo, pero estoy convencido de que eso tuvo algo que ver. De que no podría haber ocurrido una cosa sin la otra. La pintura fue un prólogo significativo para la revolución, una de las cosas que la hizo posible. La cuestión ahora es preguntarse qué puede ocurrir –y es algo que me preocupa mucho– si el verdadero fascismo tomara el control de mi país. Si miro lo que ocurrió hace veinte años con el medio dominante de nuestros tiempos no puedo dejar de preocuparme.

Además, el máximo responsable de 'El último gran héroe' también destacó que el gran problema de estas películas no es la sobredosis de efectos especiales, algo que él ve como una herramienta que muchos no saber usas correctamente. Para él, el problema "es de índole política, es la idea de hacer películas que no tienen como protagonistas a seres humanos. Es como si te dijeran que están haciendo películas para un público que nunca será como esa gente en la pantalla. De allí se deduce algo así como ‘no vale la pena contar una historia de gente como vos. No tienes poder, no puedes valor’. Es entonces cuando hay que empezar a pensar en la guillotina".

Además, McTiernan también incidió en el momento en el que Hollywood que conocía se fue a la mierda, pues según él "fue a mediados de los años 90 cuando el dinero se apoderó de todo. Para 2005 el dinero ya era el amo y señor". También tuvo tiempo para realizar esta contundente reflexión:

Prestaba atención a lo que hacían otros directores y aprendí muchas lecciones, pero no necesariamente las buenas. Kubrick hizo una única película grande para un estudio y después dijo ‘váyanse a cagar’. Hizo 'Espartaco' y se fue de ahí para hacer buenas películas. El australiano George Miller hizo una película enorme para un estudio y dijo ‘váyanse a cagar’ y se fue a casa para hacer 'Babe, el cerdito valiente' y otras películas increíbles. Yo me quedé demasiado tiempo en esa feria de atracciones, me debería haber ido antes. Y era algo que me estaba volviendo loco, al punto de odiar lo que estaba haciendo.

Eso sí, no todos fueron malas noticias, ya que el cineasta reveló que "actualmente hay cinco proyectos en los cuales estoy trabajando y que me gustan, que quiero hacer", pero no quiso dar más detalles para no gafarlos. Esperemos que al menos uno salga adelante, que hace ya 19 años que estrenó su última película...

Temas
Inicio