Compartir
Publicidad

Borat, ¡la película!

Borat, ¡la película!
32 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Actualización: Al final hemos añadido un enlace con todos los videos de Borat en YouTube.

Coincido con Red en que la última gran comedia fue A fish called Wanda. Aunque después varias películas me ha hechos reír (Something about Mary y... por dios, ¿no hay otra?), pero ninguna me hizo terminar de rodillas en el suelo, aferrado al respaldo de la butaca delantera, en la que se sentaba una chica con ataque de risa peor que el mío.

A falta de risas en el cine, buena ha sido la tele. A dios gracias tenemos a Los Simpsons y alguno que otro sitcom más o menos gracioso. Hasta que hace un par de años descubrí Da Ali G Show de Sasha Baron Cohen y volví a rodar por los suelos al borde de la asfixia y con lágrimas en los ojos.

Para quienes no lo conocen, en su show Baron Cohen interpreta tres personajes: Ali G, un cantante de hip hop que conduce un programa de entrevistas que suele confundir, sin rubor alguno, a un veterano de Vietnam con un veterinario vietnamita, dueño de "ideas geniales" (como la de hacer la versión para niños de Plaza Sésamo, editar un libro-vibrador para estimular la mente o la "novelización" de "la trilogía de Lord of the rings, un éxito editorial seguro") y con una lista envidiable de entrevistados; Bruno, un reportero de modas de una supuesta tele austríca gay; y, mi preferido, Borat, un cándido periodista oriundo de Kazajistán de visita en los Estados Unidos para conocer el american way of life. ¿Recuerdan la que se armó con su participación en los premios MTV?

Hoy he leído que Borat va a tener su película. Visto así, de entrada, uno pudiera pensar que tendrá poco o ningún éxito como sucedió con la película de Ali G. Pero básicamente porque no resulta fácil entrarle al humor de Baron Cohen, un estilo de humor a largo o mediano plazo. Me explico. La primera vez que vi el show no me arrancó media sonrisa y quedé tan desconcertado que a la semana siguiente lo sintonicé para comprobar que lo que había visto era cierto. Lo era, y entonces me hizo gracia. Y de qué manera. A pesar de que las víctimas preferidas de Borat son racistas y xenófonos, no ha faltado quien lo haya acusado de racista y antisemita a él mismo.

En el filme, Borat, mientras cumple una misión en los EE.UU., se enamora de Pamela Anderson, compra un camión de venta de helados y conduce de Nueva York a Los Ángeles para conocer a su amada. En el camino, hace entrevistas y reportajes. Como se habrá dado cuenta el lector, no estamos hablando aquí de una película que va a dividir la historia del cine en un antes y después.

Y sin embargo el sitio Ain't it cool news acaba de publicar una temprana reseña de un pase de prueba del filme que lo pone por las nubes.

Borat no es sólo una manera divertida de matar el tiempo. Es una comedia clásica que la gente seguirá mostrando a sus amigos dentro de 20 años.

Para quienes no hayan visto nada de Borat, aquí les dejo enlaces a tres de sus vídeos, incluyendo el polémico Throw the Jew down the well y el desopilante Wine Tasting.

Borat | (Espantosa) Página Oficial | Throw the Jew down the well | American Football | Wine Tasting | Hunting

Borat | En YouTube

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio