Compartir
Publicidad

Ray Harryhausen nos ha dejado

Ray Harryhausen nos ha dejado
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad
Algunos dicen 'Casablanca' o 'Ciudadano Kane', yo digo que 'Jason y los argonautas' es la más grande película de la historia (Tom Hanks cuando entregó el Oscar honorífico a Ray Harryhausen)

Ayer nos dejaba uno de los artistas más grandes que ha conocido el séptimo arte, Ray Harryhausen, experto en efectos visuales y stop motion. La propia familia de Harryhausen comunicó el fallecimiento a través de su página en Facebook.

Películas como 'Simbad y la princesa' ('The 7th Voyage of Sinbad', Nathan Juran, 1959) y 'Jason y los Argonautas' ('Jason y los Argonauts', Don Chaffey, 1963) forman parte del imaginario colectivo no sólo por el enorme canto a la fantasía que son, sino por la enorme contribucion del talento de Harryhausen a tamaña empresa. La stop motion de ambos films supera en ingenio, atrevimiento e imaginación a cualquier efecto digital de hoy día. Efectos visuales que trascienden el paso del tiempo gracias a la personalidad que Harryhausen, que también quiso ser actor, implantaba en ellos.

El ingenio y dedicación de Ray Harryhausen a lo que mejor sabía hacer se lo debemos a un film mítico: 'King-Kong' (id, Merian C. Cooper & Ernest B. Schoedsack, 1933), cuyo visionado le cambió la vida para siempre. Primero como pasatiempo, alentado por sus padres que le ayudaban, más tarde su pasión se convirtió en una profesión en la que su trabajo sería tomado como ejemeplo para futuras generaciones de creadores de efectos visuales, entre ellos Dennis Murren o Phil Tippett. Su primera aportación impoprtante para el cine fue en 'El gran gorila' ('Mighty Joe Young', Ernest B. Shoedsack, 1949), unproducción de John Ford, en la que Harryhaussen participó gracias a la ayuda de Willis O´Brien, clásico técnico de efectos visuales.

Productor de los trabajos en los que participó, metía a veces mano también en el guión y sus aportaciones jamás eran desoídas. Su interés por la intepretación pudimos verla en algunas películas en las que tuvo un pequeño papel, como por ejemplo en dos films de John Landis, gran admirador suyo, 'Espías como nosotros' ('Spies Like Us', 1985) o 'Burke and Hare' (id, 2010). Su última aportación en el campo de los efectos visuales fue en la admirada 'Furia de titanes' ('Clash of the Titans', Desmond Davies, 1981).

Su trabajo inspiró a muchos directores como George Lucas, James Cameron, Steven Spielberg o Peter Jackson, quienes han reconocido más de una vez que sin Ray Harryhausen ellos no serían lo que son.

Hasta siempre Ray.

En 1001 Experiencias | La fantasía tiene un nombre, Ray Harryhausen

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos