Publicidad

Elogio del Batimóvil

Elogio del Batimóvil
8 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

El monstruo de la fotografía es el nuevo coche de Batman, el nuevo Batimóvil, el vehículo en el que caballero de las tinieblas saldrá a imponer el orden, a punta de terror, en las calles de Ciudad Gótica en Batman Begins.

Su diseño se inspira en el del Hummer y el Lamborghini y semeja la forma de un murciélado en reposo, aunque a mí me recuerda más a esa máquina de muerte y destrucción, esa especie de Batitanque letal que Frank Miller ideó para The dark knight returns.

Según el blog Chévere Cambur Pinton | Ocio en Digital, el nuevo batimóvil Tumbler pesa 2,5 toneladas, posee un motor Chevrolet V8 de 350cc (actualización: y una turbina de jet entre sus ruedas posteriores. Gracias Alkar, por la observación). Tiene una potencia de 500 hp y es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 220 Kph. Está equipado con ametralladoras, sistemas de navegación y controles de evasión de radar, carrocería blindada y ruedas posteriores de 44 pulgadas. Puede, además, saltar dos metros en vertical y diez metros horizontalmente. ¿Costo? Un millón setecientos mil dólares.

Pero... ¿me gusta este Batimóvil todoterreno 6x6? No lo sé.

He sido desde siempre fanático del coche de la serie de TV, del original de 1966. Aquel era básicamente un Ford Lincoln Futura modificado, un prototipo que nunca llegó a producirse y que tenía un costo de 250 mil dólares. Diseñado por Bill Schmidt, la figura del Futura se inspiraba en la presencia depredadora de un tiburón.

El automóvil terminó en manos de George Barry, a quien la cadena de TV estadounidense ABC le dio apenas tres semanas para crear el Batimóvil. Como en tan poco tiempo no podía hacer gran cosa, Barry tomó su Futura y lo adaptó al gusto y necesidades del multimillonario Bruce Wayne,

A mí siempre me pareció que las líneas de aquel Batimóvil imitaban las pulidas voluptuosidades de vinil de Gatúbela. Por eso me pareció un auto cargado de un peligroso erotismo. Esas mismas curvaturas se prolongaron en el diseño del vehículo concebido por Anton Furst para Batman y Batman Returns.

Ahora bien, el Tumbler, erizado de filosas angulosidades y bordes cortantes, y su tosca, masculina figura, me parece más acorde con el alma torturada y el carácter esquizofrénico del tenebroso superhéroe.

Más Info | Historia del Batimóvil (en inglés)

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios