Publicidad

'La Valla': la interesante distopía heraldo de la COVID-19 que llega a Antena 3 y Netflix
Estrenos

'La Valla': la interesante distopía heraldo de la COVID-19 que llega a Antena 3 y Netflix

HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Llegó el pasado enero y ha sido una de las series en las que, personalmente, más he pensado durante estos meses de pandemia por la COVID-19. Tras su paso por Atresplayer Premium, Antena 3 estrena esta noche (y Netflix mañana) 'La valla', una distopía protagonizada por Unax Ugalde y Olivia Molina y que nos lleva a un Madrid dividido y desolado tras una pandemia.

El veterano y todoterreno Daniel Écija ('Estoy vivo', mismamente) es el creador de una serie distópica que, visto lo visto, ya no nos parece tan fantasiosa. Para diseñar el mundo, Écija propone una cadena de acontecimientos que se inician con la aparición de un virus letal, un estado de excepción y una subsiguiente guerra mundial por recursos tanto médicos como vitales (agua, alimentos).

En medio de este caos, se impone un estado totalitario, Nueva España. El virus sigue rondando y hay continuos controles para evitar que se propague... sobre todo en una Madrid aislada y que, además, se ha dividido con un muro que separa a la élite del resto.

Una distopía en familia

Como ya hiciese Russell T. Davies en 'Years and Years', pone en el centro a una familia en un futuro cercano. Esta familia tendrá que intentar recuperar a Marta (Laura Quirós), la hija de Hugo (Ugalde), que ha sido arrebatada durante un control y pasa a vivir en una especie de internado científico.

En 'La valla', Daniel Écija sacrifica la acción y la trama política (que de algo tiene) para contar un drama familiar. Una serie del futuro que habla bastante del pasado, y de hecho le podemos cambiar un par de cosas y la ficción nos traslada al franquismo. Una cuestión, de no perder memoria, que al guionista le inquieta y pone frente a la cámara.

Lo que no se esperaban desde la ficción es que uno de los pilares del argumento se hiciese realidad. En la serie, el espectro de la enfermedad ronda y hay exhaustivos controles: «Había escenas que rodábamos que nos parecían ciencia ficción, por ejemplo el hacerse análisis diarios antes de ir a  trabajar, que es nuestra realidad de hoy», comentó Olivia Molina en una presentación en el reciente FesTVal.

De hecho, el que Antena 3 estrene ahora 'La valla' y no en la pasada primavera, como pretendían, es debido a que el clima no era precisamente propicio. Una cosa es que muchas veces e independientemente del subgénero la ciencia ficción tenga una vertiente escapista y otra cosa es que nos muestren el peor de los resultados de algo que se vive en directo.

Pero claro, las circunstancias han sido las que han sido y si bien ese paralelismo con el coronavirus es llamativo e incluso un buen cebo, la serie destaca más porque ya solo con el hecho de anclarse en un género tan poco habitual en la televisión española, arriesga.

Un futuro basado en el pasado

La Valla Serie 21

Por supuesto, cuanto más cercana se siente una distopía más impacto tiene y mejor cala. Lo cual es una baza. Es por eso que las que están marcando esta época televisiva son las que más ancladas están en cosas que han pasado o que no hace falta ser un vidente para verlas venir. La máxima por la que se rigió Margaret Atwood a la hora de escribir 'El cuento de la criada' fue de no poner nada que no haya pasado en algún momento de la historia.

A pesar de su mezcolanza de elementos, algo descuidado a mi parecer, Écija recoge lecciones de, entre otras, experiencia de posguerra, de la formación de una nueva élite y de momentos en el que una enfermedad ha puesto contra las cuerdas a la humanidad.

En líneas generales, a 'La valla' se le puede achacar muchos de los contras habituales en la ficción española. El reparto no es para tirar cohetes y su costumbrismo consciente le resta puntos, sobre todo para el espectador curtido en la ciencia ficción.

Pero al igual que tiene esos contras, también tiene unos buenos pros. Daniel Écija y su equipo demuestran una vez más que son buenos narradores y logran ofrecer algo fluido, entretenido y que, de paso, graba en las retinas algún momento potente.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios