Compartir
Publicidad

Sitges 09 | Conclusión, lo mejor y lo peor del Festival

Sitges 09 | Conclusión, lo mejor y lo peor del Festival
30 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Once crónicas después (incluyendo lo que llamé “asuntos pendientes”), llego por fin a un artículo que, posiblemente, era el que verdaderamente muchos estabais esperando, desde el día 11 que se dio el palmarés. Bueno, comprenderéis que tras dejarme la piel durante once días en Sitges, quiera tomarme un poco de tiempo para contaros todo lo que dio de sí el Festival, ¿no?

Todavía me quedan varias entrevistas por transcribir, y tengo intención de redactar críticas de las películas que más os pueden interesar (como ya he hecho con ‘Moon’, ‘La huérfana’ e ‘Infectados’), pero al margen de eso, con este texto concluyo mi repaso a la 42ª edición del Festival Internacional de Cine Fantástico de Catalunya. He hecho una división en “lo mejor” y “lo peor” para incluir lo que ha sido el cine, la programación, y por otro lado la organización o el día a día del Festival. Espero que sea lo que queríais leer.

  • Lo mejor:

Cine: De las 37 películas que pude ver en Sitges (evidentemente, no cuento una de la que sólo aguanté quince minutos), si me preguntáis cuáles fueron las diez mejores, mis diez favoritas, serían las siguientes: ‘Mr. Nobody’ de Jaco Van Dormael, ‘Thirst’ de Park Chan-wook (las mejores, sin duda, pero no sabría cuál situar primero), ‘The Road’ de John Hillcoat, ‘Moon’ de Duncan Jones (igualadas en el tercer y cuarto puesto), ‘Haeundae’ de Yun Je-gyun, ‘Bienvenidos a Zombieland’ de Ruben Fleischer, ‘Heartless’ de Philip Ridley, ‘Valhalla Rising’ de Nicolas Winding Refn, ‘Cold Souls’ de Sophia Bartes y ‘Pandorum’ de Christian Alvart.

Las últimas seis son las que incluyo con menos seguridad, pues hay varias más a las que les daría más o menos la misma valoración (en torno a un 7 sobre 10), pero he preferido éstas por los grandes momentos que encontré en ellas, detalles memorables con los que me quedo, que merecieron la pena, más que por el conjunto. Seguro que lo entendéis.

Festival: Las cinco razones por las que volvería a cubrirlo el año que viene: el pueblo donde se sitúa, pequeño, encantador y con gaticos paseando por las calles; la posibilidad de escuchar y entrevistar a directores y actores de interesantes películas, invitados por el Festival; las proyecciones en el Auditori, una sala realmente fantástica; ver películas que de otro modo quizá no vería nunca, o muy tarde (y ya no en un cine); y por último, la organización de la sala de prensa, donde te atienden enseguida, y en la que puedes quedarte un rato, sin agobios, usando uno de los portátiles que ponen a tu disposición (la conexión sólo falló un día de los once que estuve).

lopeor-sitges09

  • Lo peor:

Cine: Dejando a un lado los diez minutos que vi de ‘Ingrid’ de Eduard Cortés, las diez peores películas que pasaron por mis castigadas retinas fueron: ‘The Countess’ de Julie Delpy, ‘Teniente corrupto’ de Werner Herzog, ‘Solomon Kane’ de Michael J. Bassett, ‘Grace’ de Paul Solet, ‘Colin’ de Marc Price, ‘Hierro’ de Gabe Ibáñez, (y las cuatro peores son) ‘Paranormal Activity’ de Oren Peli, ‘George A. Romero´s Survival of the Dead’ de Jorge Antonio Romerico, ‘Kinatay’, de Brillante Mendoza (increíble que se llevara el premio al mejor director y la mejor banda sonora) y ‘Nymph’ de Pen-Ek Ratanaruang, que me pareció la más insufrible de todas (la de Mendoza sólo está medio punto por delante, no os creáis).

En este apartado, a diferencia de con las mejores, no he tenido tantas dudas, así que supongo que, haciendo balance, o he seleccionado muy bien lo que he visto (desde luego, cada día repasaba concienzudamente lo que debía ver y lo que podía ahorrarme), o la programación de este año en Sitges ha sido bastante buena, positiva en general. Si habéis pasado por el Festival, espero que aportéis vuestras opiniones al respecto.

Festival: Las cinco razones por las que no volvería a pedir la acreditación para cubrirlo: los horarios de la programación, que hay días que parece que estén organizados a mala leche, y teniendo en cuenta que el Auditori está a veinte minutos de los otros dos cines, o te pierdes películas (a priori importantes) o te preparas para las olimpiadas; que haya películas que sólo tienen programadas una sesión o dos sesiones pero en el mismo día (qué menos que las proyecten dos días); algunos sinvergüenzas, con acreditación y edad para haber parido varios hijos, que se cuelan para conseguir tickets (que son limitados) con la excusa torera de que conocen a alguien que llegó mucho antes que ellos; los subtítulos de los cines del Prado y el Retiro, si no llegas pronto y eliges una buena butaca, bien situada, es muy posible que no puedas leerlos; y por último, que por favor, habiliten un servicio de cafetería (modesto, donde puedas tomarte un café y un donut o un sándwich) para los que estamos trabajando allí, que entre película y película no da tiempo a ir a ninguna parte, ni esperar grandes colas.

Me dejo otras cuestiones, como que el tema de las entrevistas no está muy bien llevado (hubo un par de ocasiones en que si no llamo yo, insistiendo, no me las daban), pero se trata de destacar lo peor, y ahí no lo incluiría; un asunto a mejorar, en todo caso.

auditori-sitges09

PD: ¿Si volveré el año que viene? Bueno, en primer lugar no sé dónde estaré en octubre de 2010, o si alguno de mis compañeros tomará el relevo, pero lo que sí tengo claro es que no volvería a ver tres o más películas seguidas. Como dijo el Sr. Bush, si te engañan una vez es culpa tuya, pero si te engañan dos… eh… esto… si te engañan dos… ¡no te volverán a engañar! O algo así. Con la lección aprendida, volvería, claro que sí.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos