"Mi madre no crió a un hipócrita". Brendan Fraser se niega a acudir a los Globos de Oro en un año que podría marcar un punto de no retorno para la prensa extranjera de Hollywood

"Mi madre no crió a un hipócrita". Brendan Fraser se niega a acudir a los Globos de Oro en un año que podría marcar un punto de no retorno para la prensa extranjera de Hollywood
22 comentarios

Los Globos de Oro llevan una larga temporada sin pasar por su mejor momento. Después de las severas acusaciones por la falta de diversidad en la Asociación de la Prensa Extranjera en Hollywood y las reacciones de titanes de la industria como Tom Cruise —que devolvió sus cuatro estatuillas en un gesto de rechazo a la HFPA—, NBCUniversal decidió romper relaciones con la organización y cancelar la retransmisión de la gala de 2022.

Los Globos contra las cuerdas (otra vez)

Un año después de la debacle, la Hollywood Foreign Press Association ya calienta motores de cara al regreso de los Globos de Oro a NBC el próximo 10 de enero de 2023. Un retorno que ya ha comenzado a generar reacciones como la de Brendan Fraser, firme candidato a participar en la lucha por el galardón al mejor actor.

En una entrevista con GQ, el protagonista de la celebrada 'The Whale' ha dejado claro que no tiene ninguna intención de atender a la ceremonia de entrega de los Globos.

"Tengo más historia con la Hollywood Foreign Press Asssociation que respeto por la Hollywood Foreign Press Asssociation. No, no voy a participar. Es por la experiencia que he tenido con ellos. Y mi madre no crió un hipócrita. Puedes llamarme muchas cosas, pero no eso".

Para comprender la historia a la que hace referencia Fraser debemos remontarnos al año 2018, cuando declaró que el antiguo presidente y miembro de la HFPA Philip Berk le manoseó y le agredió en un evento en el año 2003. Frente a esto, la Asociación propuso al intérprete emitir un comunicado conjunto con el siguiente contenido:

"Aunque se haya concluido que el Sr. Berk tocó de forma inapropiada al Sr. Fraser, las pruebas respaldan que debía ser interpretado como una broma y no como una aproximación sexual".

Por supuesto, Fraser rechazó firmar la misiva, y Berk permaneció en la HFPA hasta su despido en abril de 2021 después de que comenzasen a circular las primeras críticas hacia el presunto racismo de la organización. Ahora sólo queda por ver si más voces se unirán a la de un Brendan Fraser que está viviendo una merecida segunda juventud cinematográfica, poniendo en peligro unos Globos de Oro 2023 que podrían suponer un punto de no retorno.

Temas
Inicio