Compartir
Publicidad

'La vida en el aire', Nostalgia TV

'La vida en el aire', Nostalgia TV
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La mayoría de las veces Nostalgia TV está dedicado a series y programas de televisión míticos, de esos que suelen salir en las conversaciones y que logran la complicidad entre quienes hablan. 'La vida en el aire' no es de ésas: pasó por debajo del radar y apenas ha dejado poso, pero mereció mejor suerte.

Es más: muchas de las veces en las que me la he encontrado mencionada por ahí fuera (AKA internet), la gente ni siquiera recuerda su título. Es la serie del niño diabético y el locutor de radio, en la que salía Tristán Ulloa. Los que la recuerdan al completo son los que saben que ahí se quedó, escondida para muchos, una pequeña gran serie.

'La vida en el aire': Mercero y el peso de un apellido.

Decir que Antonio Mercero es uno de los nombres importantes de la historia de nuestra televisión es casi de perogrullo hoy en día. Suyo es el primer gran nombre de referencia de las televisiones privadas en España, esa 'Farmacia de Guardia' que batió todos los records. Suyo también ese el verano televisivo más repetido de la historia, y la muerte de Chanquwte.

A finales de los 90, RTVE le ofreció a Ignacio Mercero, un debutante, la posibilidad de hacer una nueva serie para La 1. De pronto, empezaron a arreciar las críticas de favoritismo, de producir una serie externa por "ser hijo de", de gastar dinero... El habitual caldo de cultivo de la TVE de los 90, donde las luchas políticas, sindicales, la presión de las cadenas privadas y otros muchos factores afloraban casi a la vuelta de cada esquina.

Lotus Films produjo la serie en medio de ese clima y se la entregó a TVE. Y ésta decidió guardarla en un cajón, quizás esperando que escampase la tormenta. Pero sucedió lo contrario: esa decisión sólo contribuyó a aumentar las críticas, en una lógica circular perversa de la que era difícil salir indemne: "TVE no emite la serie porque yo la critico, pero si no la emite es porque realmente es tan mala como yo presuponía, así que tenía razón y la encargaron por enchufe".

Finalmente, en 1998, TVE decidió desempolvar la producción y la sacó de un cajón para emitirla los sábados del verano a las 21.00 horas. Sí.: sábados, verano, nueve de la noche y una serie enfocada al público joven. ¿Fue o no una idea genial, de las que aseguran el éxito? No, ¿verdad? Pues añadamos una muesca más: en aquella época se emitía el Mundial de Fútbol de Francia 98.

Adolescentes en el aire

Pero… ¿se merecía 'La vida en el aire' ese éxito? Sí, por mi parte no hay duda. La serie era una inteligente aproximación al día a día adolescente, alejada de los histrionismos que tanto han gustado en España (con todos los culebrones juveniles baratos a la cabeza, con 'Al salir de clase' o 'Física o Química' como ejemplos alejados en el tiempo pero complementarios).

'La vida en el aire' afrontaba las relaciones sentimentales y familiares de la adolescencia con un tono fresco y realista, también marcadamente melancólico, y con gran sentido del humor. Los protagonistas eran estudiantes de COU (¡COU!), justo antes de dar el salto universitario pero sin que eso significase para ellos tener que pasar por la catarsis.

Sonia (Eva Serrano) era la protagonista principal, una chica normal que pasa por su primer desengaño amoroso. Hasta ahí, nada novedoso, pero, claro, tampoco el leit motiv de 'American Graffiti' o de 'Aquellos maravillosos años' es asombroso y, sin embargo, su capacidad para emocionar no decae con el paso del tiempo. Con 'La vida en el aire' habría que ver cómo supera la prueba del paso del tiempo, pero no hay manera de acceder a ella hoy en día, por lo que no queda otra que encomendarse al recuerdo.

'La vida en el aire': un reparto perfecto

La vida en el aire Nostalgia TV

No sólo los sutiles y finos guiones consiguieron que 'La vida en el aire' reflejase de manera convincente y sin dramatismos innecesarios las complicaciones del ser adolescente, sino que su extraordinario reparto lo interpretó de la misma manera.

Había muchos nombres buenos allí y es normal que funcionase. Un gran Tristán Ulloa, como locutor del programa de radio que da nombre a la serie y hermano de la protagonista, acababa robando cada escena en la que participaba, como otros actores con todo demostrado, como Arturo Querejeta, Fiorella Faltoyano. Y en el reparto de los jóvenes, un grupo convincente y "muy normal", porque eso es a lo que la serie aspiraba: , Eloy Azorín, Eva Serrano, Juan Díaz, José Luis Lorenzo… Cada uno se hacía cargo de su arquetipo y conseguía hacerlo real.

'La vida en el aire' estaba concluida y rodada antes de que series como 'Compañeros' empezasen a emitirse, pero salió a antena después y en el peor horario posible. Quizás si TVE no se hubiera metido en su propia trampa, hoy hablaríamos de ella no como serie olvidada, sino consagrada, con más temporadas que esos 13 capítulos que saben a poco. Quizás, incluso, por continuar las tramas, hubiese acabado cayendo en los errores típicos de las series sobre adolescentes. Son demasiados "tal vez", "es posible", "quién sabe". Con que TVE decida recuperarla más a menudo o darnos acceso a ella de algún modo (¿Hola, RTVE.es, para cuándo estas cosas?), me conformo.

Ficha Técnica: La vida en el aire

  • Título Original: La vida en el aire
  • Género: Drama
  • Cadena: La 2 (1998)
  • Disponibilidad DVD: No

En ¡Vaya Tele! | Nostalgia TV

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio