Dura sólo 3 horas y la puedes ver en Netflix: una ácida comedia sobre el anquilosado y rancio mundo de la academia producida por los creadores de 'Juego de Tronos'
Netflix

Dura sólo 3 horas y la puedes ver en Netflix: una ácida comedia sobre el anquilosado y rancio mundo de la academia producida por los creadores de 'Juego de Tronos'

La universidad es un periodo bastante clave para muchos, donde puedes encontrar (algunas) amistades que persistan durante toda tu vida pero, sobre todo, puedes encontrar una oportunidad de desarrollar tu mente, tu curiosidad o tu pensamiento crítico. Eso si no te terminan desmotivando algunas tendencias académicas absolutamente anquilosadas y repelentes.

Hay ciertos elementos de la academia que resultan toda una barrera para poder generar verdadera curiosidad por ella. Que esta resulte un campo de creatividad y conocimiento. Hay, por otro lado, gente acomodada y atascada en determinadas maneras de realizar las cosas que impiden una evolución apropiada del ecosistema universitario. Algo sobre lo que habla con mucho acierto 'La directora'.

La maravillosa universidad

Esta pequeña sorpresa disponible en Netflix nos introducía en el mundo de las universidades norteamericanas, pero seguro que hay cosas que no resultan completamente alejadas de la experiencia local. La serie de Amanda Peet, producida por David Benioff y D.B. Weiss (sí, los mismos de 'Juego de Tronos'), lanza afilados dardos contra los falsos progresos de la academia, los dinosaurios que la componen y, también, la cultura de la cancelación.

En sólo seis episodios de media hora vemos el departamento de literatura inglesa de una universidad prestigiosa, donde la recién nombrada directora (Sandra Oh) debe intentar revitalizar el interés del alumnado por las asignaturas mientras se encuentra toda una plétora de profesores veteranos reacios a los nuevos métodos de enseñanza. Todo un choque generacional que va determinando varias de las tramas principales de la serie.

La otra va en relación con la compleja relación que mantiene el personaje de Sandra Oh con el de Jay Duplass. Este último se convierte en objeto de controversia por unas desafortunadas palabras durante una clase y se reclama su retirada del departamento. La gran amistad que mantienen es la que evitan el despido inmediato, pero no van a dejar de suceder cosas que van a complicarlo todo.

'La directora': sofisticada dentellada

Su duración de tres horas la hacen plato bastante fácil de digerir, pero lo que realmente hace que 'La directora' te tenga entretenido es su bien gestionada comedia, tan sofisticada en el tono como cargada de tremenda mala baba en su mensaje. Ciertamente quiere cubrir aspectos muy ambiciosos en cuanto a temática, lo que la vuelve un poco complicada de más en ciertos puntos.

No obstante, tiene la bastante ligereza para compensar los embrollos en los que decide meterse, y tiene un reparto realmente exquisito que da color a todo este grupo de personajes. Así consigue que sus dentelladas contra la academia sean elegantes, y ser capaz de crear un ecosistema vivo donde no da ninguna pereza introducirse.

Temas
Inicio