Compartir
Publicidad
No, la gala de los Premios Óscar 2018 no ha sido la menos vista de la historia
Oscars

No, la gala de los Premios Óscar 2018 no ha sido la menos vista de la historia

Publicidad
Publicidad

El dato puede parecer demoledor: la retransmisión de los Oscars 2018 en ABC el pasado domingo tuvo una audiencia de 26.5 millones de espectadores en EEUU. Pronto, en los medios saltaron las alarmas: son los menos vistos de la historia de los premios más famosos de Hollywood. El típico dato falaz que es cierto únicamente si limitamos el alcance de la gala de los Oscars.

Es evidente que no podemos negar que es la ceremonia menos vista por televisión en EE.UU. desde que se retransmiten los Oscars. Pero el caso es que no son los Oscars menos vistos de la historia. En esta ocasión solo es así si contamos la audiencia de EEUU... y aún así hay que tomarlo algo con pinzas. Pero eso no parece importar ni a los medios ni al presidente Donald Trump, que aprovecha para bromear con ello:

"Los Oscars menos vistos en la historia. El problema es que ya no tenemos estrellas - excepto vuestro Presidente (es broma, ¡por supuesto!)"

Bromas aparte, vamos a diseccionar el por qué es falso que sea la gala menos vista de la historia: primero hay que aclarar que el modelo de audiencias ha cambiado y desde hace años los datos del directo y los "mismo día" han perdido la relevancia que tuvieron hace años, cuando la emisión tradicional era la única vía para ver la ceremonia. Los Oscars se podían ver también por la aplicación de streaming de ABC y, la plataforma no ha desvelado los visionados que han tenido en digital.

La primera retransmisión televisada de una ceremonia de los Oscars correspondió a la 25ª, año 1953. La ceremonia, que coronó como mejor película a 'El mayor espectáculo del mundo' reunió frente al televisor una audiencia estimada de 34 millones de espectadores en NBC. Algunas fuentes son más generosas y hablan de 40. Desde entonces, la ceremonia de los Oscars se ha movido siempre en torno a ese abanico de las tres o cuatro decenas de millones de espectadores.

Tampoco estos 26 millones toman en cuenta la retransmisión internacional que, a poco que sea, superaría ampliamente los datos de la época en la que la señal no salía de EEUU. La Academia de Hollywood lleva retransmitiendo la ceremonia de los Oscars de manera internacional desde 1969 y lleva años proclamando que los premios tienen una audiencia global de cientos de millones de espectadores en 225 países, incluso en alguna ocasión llegaron a afirmar el millardo.

Otro dato con el que es cierto que hay que mostrarse algo escépticos y que en un reportaje del Hollywood Reporter no lograron desgranar debido a la opacidad de estas cifras de audiencia en según qué países (en España, por ejemplo, Movistar no facilita el dato). De hecho, en 2015 solo encontraron datos para afirmar que la audiencia global de los Oscars fue de unos 69 millones de espectadores.

Si nos centramos en el continente americano nos encontramos con Canadá, con 4.5 millones en CTV, lo que ya les haría superar esa barrera de los 30 millones. En México no han salido todavía datos de audiencia para TV Azteca, pero estos suelen moverse alrededor de los 3-4 millones de espectadores, a los que sumados a los aproximadamente cinco que se reúnen cada año en el resto de Latinoamérica ya superarían los 34 millones de los Oscars de 1953.

Existe, es cierto, una tendencia a que las ediciones en las que no haya habido grandes taquillazos entre las cintas nominadas a mejor película tengan menos repercusión a nivel de audiencia y, en general, ruido mediático. Allí tenemos el claro ejemplo del año del 'Titanic', con un grueso de 57 millones de espectadores en su retransmisión estadounidense, 17 millones más que el años de 'El paciente inglés'.

Otro factor a tener en cuenta a la hora de mirar hoy en día las audiencias es que estos 26 millones de espectadores están en un contexto en el que la televisión en abierto en directo ha perdido la fuerza que tenía hace años. Hace una década sí que hubiera sido un dato bastante más alarmante que ahora, cuando cualquier retransmisión te superaba tranquilamente los 10 millones de espectadores.

Basta con comparar, además, con los datos de audiencia de 'The Walking Dead', serie con la que ha tenido que competir en las últimas ediciones. El episodio de este domingo también presentó, siguiendo la línea de la temporada, unos datos pobres comparados con los que hacía el año pasado. El episodio del domingo de los Oscars 2017 rondó los 10 millones de espectadores, frente a los 32 de los premios. Este año la cifra ha bajado hasta los 6.78 millones de espectadores.

La audiencia de los Oscars está en un contexto en el que el consumo televisivo está cambiando y, me atrevería a decir, esta tendencia a la baja va a seguir durante mucho tiempo. Esto no quiere decir que el año que viene vayan a ser todavía menos vistos, sino que apuesto a que se van a quedar en un rango de entorno a estos 25-35 millones de espectadores.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos