Compartir
Publicidad
Publicidad

Sigue el debate moral en torno a Million Dollar Baby

Sigue el debate moral en torno a Million Dollar Baby
Guardar
5 Comentarios
Publicidad

(Advertencia: contiene spoilers, siga leyendo sólo si ya la ha visto).

Cuando el polvo comienza a asentarse sobre el recuerdo de la última ceremonia del Oscar, en Estados Unidos continúa la controversia en torno a Million Dollar Baby, el filme que se llevó el premio a la mejor película y que le dio el de mejor director a Clint Eastwood. Acaso el tema de la polémica les suene familiar: la eutanasia. Algunas voces conservadoras censuran lo que a su juicio, es el mensaje tácito de la historia: que no vale la pena vivir paralizado y que la muerte es preferible en esos casos. Según Robert W. Butler del Kansas City Star, Eastwood merecería otro Oscar por su respuesta a esas críticas. Palabras más o menos, el director afirmó que si uno iba lo suficientemente lejos hacia la derecha, al final se encontraba con los mismos idiotas viniendo de la izquierda.

En su nota, Butler se pregunta si una persona paralítica puede vivir una vida productiva y plena; y se responde a sí mismo citando el ejemplo del actor cuadrapléjico Christopher Reeve.

Al crítico le parece extraño que Mar Adentro, la ganadora del Oscar al mejor filme en habla no inglesa, no haya despertado una controversia similar (inserte su chiste aquí, apreciado lector español), lo que atribuye al hecho de que el filme de Amenabar se basa en una historial real y el de Eastwood es ficción.

No obstante, su conclusión es positiva, en ambos casos. "No hay drama sin conflicto. No hay conflicto si todos estamos de acuerdo". Para él, la grandeza de ambos filmes reside en su capacidad de hacernos reflexionar, a la salida del teatro, sobre lo que haríamos de estar en una situación similar.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos