'To Leslie' ha cambiado Hollywood para siempre: cómo una película desconocida ha conseguido la nominación al Óscar para Andrea Riseborough sin gastarse un dólar de más
Oscars

'To Leslie' ha cambiado Hollywood para siempre: cómo una película desconocida ha conseguido la nominación al Óscar para Andrea Riseborough sin gastarse un dólar de más

Cuando Momentum Pictures nació, en el 2000, lo hizo distribuyendo nada menos que a los hermanos Coen ('O brother!'), Christopher McQuarrie ('Secuestro infernal'), John Waters ('Cecil B. Demented') y Darren Aronofsky ('Requiem por un sueño'). Sin embargo, con el paso de los años se ha convertido en un reducto para el cine más independiente de entre el cine independiente o de muy bajo presupuesto, con películas que apenas huelen la cartelera o van directas al mercado del vídeo por demanda.

Por eso, tras comprar 'To Leslie' al verla en el festival SXSW, la distribuidora decidió estrenarla de manera tan limitada que apenas recaudó 27322 dólares en Estados Unidos. Ni siquiera montaron pases de prensa, proyecciones especiales o se mandaron screeners: 'To Leslie' iba camino de convertirse en una película más de esas que engordan artificialmente el catálogo de algún servicio de streaming. Entonces, ¿qué ha pasado para que, sin hacer campaña, Andrea Riseborough haya sido nominada al Óscar? ¿Han hecho justicia los premios o hay algo más por detrás? ¿Ha sido una campaña orgánica u orquestada? Vamos a solucionar todas las dudas sobre el caso 'To Leslie', la película que hasta ayer no sabías que existía.

Para los Óscar

Antes de nada, hay que explicar cómo funciona la campaña de "For Your Consideration" de los Óscar, aunque sea sin profundizar en ella, porque no hay poca gente que se cree que los académicos ven todas las películas y eligen la que a ellos les parece la mejor. En un mundo en el que el márketing no existiese, desde luego que pasaría eso. Pero existe, y de qué manera: las productoras y distribuidoras escogen los premios a los que consideran que sus películas deberían optar y hacen campaña por aquellos que les parecen más asequibles.

Por ejemplo, 'Black Panther: Wakanda Forever' pide que se le tenga en consideración para mejor película, pero donde incide realmente en entrevistas y pidiendo el voto es en el que tienen más a mano: Angela Bassett. Parece que no, pero las empresas se dejan millones de dólares cada temporada de premios por llamar la atención de los académicos y, sobre todo, de la prensa americana. Desde hace décadas se ha hecho así, como una práctica ya extendida.

To Leslie

Por eso es tan importante el movimiento que ha hecho 'To Leslie', dejando de lado a la prensa y la coba a los académicos y tirando de contactos. Su director, Michael Morris, ha trabajado en series como 'House of cards', 'Halt and catch fire' o 'Better call Saul', y su mujer, Mary McCormack, es conocida por 'El ala oeste de la Casablanca', 'Murder one' o 'Al descubierto'. Su tela de araña llegaba a las personas más poderosas de Hollywood, y no estaban dispuestos a dejar de enredarla.

Lo que Hollywood nos enseñó

La semana antes de las nominaciones, en el momento en que los académicos tenían que votar, comenzaron a salir tuits, posts de Instagram, entrevistas y, en general, apoyo de absolutamente todo Hollywood animando a votar a Andrea Riseborough. Edward Norton tuiteó sobre su poderosa actuación, Gwyneth Paltrow puso una foto en Instagram tras su proyección ("Andrea debería ganar todos los premios que hay y los que aún no se han inventado"), Kate Winslet dijo maravillas de ella. ¿Quieres más apoyo público? Demi Moore, Naomi Watts, Laura Dern, Jennifer Aniston... ¡Hasta Jane Fonda hizo una story pidiendo su nominación y la propia Cate Blanchett la nombró al recibir el Critics Choice!

To Leslie 2

Este camino a los premios (y esta semana en particular) ha dejado ver tres cosas importantísimas en Hollywood: la primera, que los premios siguen importando, sobre todo para hacer crecer carreras que quizá hayan pasado por debajo del radar. Una nominación a Tom Cruise le importa poco, pero le abre puertas a Andrea Riseborough. La segunda, que los actores (fijaos en cada entrega de premios y los protagonistas de 'Todo a la vez en todas partes') nos quieren vender de manera exagerada que son todos amigos y no hay rivalidad entre ellos, como la manera de rehacer un star system maltrecho.

La tercera y más importante: las productoras ya no necesitan a los medios ni gastarse millones en montar carteles por todo Los Angeles con películas "For Your Consideration". Si 'To Leslie' ha conseguido una nominación a base solo de contactos, favores, amistad y un uso inteligente de las redes sociales durante una sola semana crucial, con un timing exquisito, ¿hasta dónde puede llegar una película que utilice sus esfuerzos y su presupuesto en nuevas maneras de llegar a los académicos más allá de las tradicionales?

¿Y ahora qué?

La propia Andrea Riseborough ha intentado vender este hito como un pequeño milagro que se ha fraguado de manera natural, pero lo cierto es que hay que ser muy crédulo para creer que algo en Hollywood ocurre de manera orgánica. Y para prueba, el hecho de que muchos de los mensajes de los famosos estuvieran copiados y pegados (“Una pequeña película con un corazón gigante"), probablemente pidiendo algo similar a "Por favor, pon esto pero con tus propias palabras".

Ha llamado la atención, pero en ningún caso puede ser confundido con algo más que hacer un favor a un amigo que ha actuado al margen de distribuidoras y productoras. Esto es algo que también es importante: Momentum Pictures no ha tenido ningún interés por promocionar la película más allá de los cuatro tuits habituales y una cuenta de Instagram, y si ahora revive el interés no será gracias a su esfuerzo, sino al del propio director y el equipo, que ahora le deben una a media industria.

'To Leslie' puede vivir en la historia como una nota al pie o como la llama que dio inicio a toda una explosión de cambio en Hollywood. ¡Quién sabe! De momento, Riseborough también está nominada al Independent Spirit, que se otorgan una semana antes de los Oscar, pero dos días después de que se cierren las votaciones, así que gane o pierda será irrelevante. ¿Será capaz esta campaña viral de dar la vuelta a la tortilla y dejar sin premio a Cate Blanchett o Michelle Yeoh? El tiempo lo dirá.

De momento, un dato: de los dos premios que ya ha ganado por su interpretación, uno fue en el festival de Gijón. Para que luego digan que no vamos veinte pasos por delante en España.

Temas
Inicio