Compartir
Publicidad

Craig Ferguson triunfa con todo un programa sin público

Craig Ferguson triunfa con todo un programa sin público
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Imaginaos que, una noche, Andreu Buenafuente decida hacer su programa sin público en el plató, y con sólo un invitado con el que va a charlar durante una hora de cualquiera cosa que se les ocurra. ¿Lo veríais? ¿Os parecería un suicidio? ¿Una genialidad? Craig Ferguson lo hizo hace dos noches en la CBS, y se ha ganado algunos de los elogios más encendidos de los últimos tiempos.

Lo cierto es que, desde que la "guerra del late night" en la NBC acabó con la marcha de Conan O'Brien, 'The Late, Late Show with Craig Ferguson' ha ido entrando cada vez más en el radar de los críticos y de los aficionados a estos progranas nocturnos tardíos de entrevistas, monólogos de humor y actuaciones musicales. El peculiar modo de realizar el programa de Ferguson, que se emite después del de David Letterman, ha hecho que apareciera en diarios como el 'Los Ángeles Times', que valora la sensación de imprevisibilidad que preside su show.

El experimento que realizó hace dos días no es tal, como él mismo explicó en su monólogo inicial, ya que uno de sus predecesores en el programa, Tom Snyder, lo realizaba sin público. Así que Ferguson decidió rendirle un pequeño homenaje y se pasó todo el programa charlando con Stephen Fry, que tiene suficientes recursos e inteligencia para sostener ese experimento. Hablaron de Twitter, Hugh Laurie, cómo se conocieron en el Londres de los 80, sus pasados respectivos de abuso de las drogas y el alcohol, el síndrome bipolar que padece Fry y la decisión de Ferguson (escocés de nacimiento) de convertirse en ciudadano estadounidense. En este vídeo tenéis un aperitivo de su conversación (me temo que no hay subtítulos en español).

Si alguna vez habéis visto alguno de estos late shows, veréis que la audiencia en ellos suele aplaudir, gritar y animar casi constantemente, lo que a veces resulta molesto, y también podéis ver que muchos de ellos tienen una estructura muy rígida, con una banda en plató, comentarios de noticias y unas entrevistas que, si llegan a los diez minutos, ya pueden darse con un canto en los dientes. Las entrevistas de Craig Ferguson, habitualmente, pueden no durar más, pero nunca se sabe de qué va a hablar con el invitado. No es raro que prácticamente no se mencione lo que él ha ido a promocionar, y que la charla derive a una sucesión de intercambios ingeniosos y muy divertidos sobre cosas tan peregrinas como tatuajes, la familia, el miedo a volar o los regalos de Navidad.

No hay que olvidar el cariño que tiene Ferguson por las marionetas. Celebró su programa número 1.000 sin aparecer él en pantalla, sino bastantes de sus marionetas, incluyendo su alter ego, el caimán sureño Wavey, que entrevistó a los invitados de ese programa y que muchas veces realiza un breve monólogo antes de que empiece el show de verdad. Sin Conan O'Brien en antena (hasta septiembre no puede volver a la televisión, sea donde sea), para muchos es Craig Ferguson el presentador más divertido del late night. Desde luego, es el que tiene una personalidad más diferenciada.

Vía | Pop Candy En ¡Vaya Tele! | No más bromas sobre los problemas de Britney Spears

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio