Publicidad

Los taquillazos pasaron a mejor vida

Los taquillazos pasaron a mejor vida
8 comentarios

Publicidad

Publicidad

A propósito de mi fascinación por 'King Kong', un amigo me indicó que aunque la película estaba bien, ésta estaba teniendo un pequeño revés en taquilla, y más si se comparaba con 'Las crónicas de Narnia'. Podemos comparar tanto la taquilla de King Kong como la de Narnia, pero en el fondo, independientemente del dinero que recaude King Kong, éste iba a ser muy "poquito" en comparación con lo que iba a ganar vía las ventas por DVD.

La explicación es muy sencilla, y más con el excelente estudio que han colgado en The long tail: Death of the Blockbuster, y que se puede ver en el gráfico que os hemos colgado. No sólo es el hecho de que ahora la película cueste más producirla y a que cada vez va menos gente al cine, aunque el descenso de ingresos en las salas es evidente, éste se ha visto amortiguado por el aumento en el precio de las entradas, y no solo porque son las propias salas las que nos incitan a ello, por la nueva economía de guerra a la que se han visto inmersos, sino porque la gente prefiere ver tranquilamente la película en su casa, y disfrutarla allí como más le apetezca. Si, como era el caso de King Kong, la película dura más de 3 horas, el mero motivo de ir al cine se vuelve en contra de uno, y con niños la cosa se complica. Si como seguramente ocurrirá, esas 3 horas las disfruta uno en DVD, con todos los extras añadidos, uno empieza a entender que el término taquillazo pasa a mejor vida, y sea sustituido por el término "éxito de ventas". Los estudios se han dado cuenta y la verdad es que la gente también lo pide. Y seguramente King Kong termine ganando muchísimo dinero (de hecho ha recuperado la inversión)

Pero no todo va a ser cuestión sólo de comodidad. Hay otros puntos que incitan a este cambio de tendencia. Primero están las previsiones de los estudios, que últimamente nunca aciertan. Lo que se preveé un éxito, que al final puede serlo, por las cifras de taquilla se torna fracaso, y en cambio aquel estreno con el que nadie contaba gana más dinero del previsto, y no por lo recaudado en taquilla, sino porque las ventas en DVD, y el boca a boca que supone Internet permite que una película grande en talento, pero corta de miras por no tener todo el respaldo publicitario del estudio, logre sorprender a los productores. Como bien apunta James Surowiecki:

Most important, the new DVD audience is so diverse that companies can target niche markets and still sell millions of disks. Because specialized markets are more predictable, the risk of failure is much lower, and so small-to-mid-budget movies can be very profitable indeed. In the U.S., a big-budget epic 'Troy' may have earned nearly twice as much money at the box office as 'Ray' did, but, once DVD sales are included, that ratio drops to just 1.2 to 1. And, once you take into account the difference in production and marketing costs, 'Ray', a far cheaper film to make, starts to look like a truly excellent investment.

Es decir, que ahora resulta que los gustos de la gente son los que han cambiado, y no que dejemos de ver películas. Hay que tenerlo en cuenta, como el mito de lo recaudado en el fin de semana del estreno. Eso, pasó a mejor vida.

Vía | Loic Más información | Reason.com En Blogdecine | El palacio de las palomitas o el desahogo de un espectador cabreado

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios