Publicidad

Ridley Scott podría dirigir un film sobre el Sunami

Ridley Scott podría dirigir un film sobre el Sunami
2 comentarios

Las olas del Sunami de 2004 ya se están empezando a notar en el cine. Las productoras Fox 2000 y Scott Free Productions van a producir ‘The Killing Sea’ (‘El mar asesino’), un drama basado en la novela de Richard Lewis de inminente aparición. El libro sigue a un chico indonesio y una chica americana que han sido unidos por el desastre. Con un poco de experiencia en las aventuras en el agua gracias a ‘La tormenta blanca’ (‘White Squall’, 1996), Ridley Scott está considerando dirigirla. Pero tendrá que esperar hasta que acabe de rodar ‘American Gangster’ este verano.

Scott Free Productions pertenece a los hermanos, tanto a Ridley, como a Tony, que mejor hace en quedarse en la producción que en dirigir fracasos como los que está sacando últimamente, por ejemplo, ‘Domino’, protagonizada por Keira Knightly, que se estrelló en taquilla en Reino Unido y ni siquiera se llegó a estrenar en salas en España. Los dos Scott producen la serie ‘Numb3rs’, protagonizada por el que fuera doctor en Alaska, Rob Morrow; una especie de C. S. I. combinado con matemáticas. Un tsunami o sunami (del japonés, literalmente gran ola en el puerto) o maremoto es una ola o un grupo de olas de gran energía que se producen cuando algún fenómeno extraordinario desplaza verticalmente una gran masa de agua. Se calcula que el 90% de ellos son provocados por terremotos, en cuyo caso reciben el nombre de tsunamis tectónicos. La zona más afectada por este tipo de fenómenos es el Océano Pacífico debido a que en él se encuentra la zona más activa del planeta, el cinturón de fuego. Por ello, es el único océano con un sistema de alertas verdaderamente eficaz.

Hasta la fecha, la serie más devastadora de tsunamis ocurrió el 26 de diciembre de 2004 en el Océano Índico, con un número de víctimas directamente atribuidas a la marejada superior a las 250 mil personas. Las zonas más afectadas fueron Indonesia y Tailandia, aunque los efectos devastadores alcanzaron zonas situadas a miles de kilómetros: Bangladesh, India, Sri Lanka, las Maldivas e incluso Somalia, en el Este de África. Esto dio lugar a la mayor catástrofe natural ocurrida desde el Krakatoa, en parte debido a la falta de sistemas de alerta en la zona, quizás como consecuencia de la poca frecuencia de este tipo de sucesos en esta región.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios