Compartir
Publicidad

A David E. Kelley se le rompe la varita

A David E. Kelley se le rompe la varita
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hubo tanta noticia estos últimos días que pasó completamente desapercibida la cancelación deMonday Mornings’, un drama médico de TNT. Bueno, también porque posiblemente no le importaba a casi nadie. Se estrenó con unas audiencias paupérrimas, fue a peor y desapareció. Si en los noventa le hubiesen dicho a David E. Kelley que le vapulearían de esta forma, probablemente hubiera reído con su blanca dentadura y hubiese seguido contando los fajos de billetes que le entraban en la oficina.

Hace quince años este señor lo era todo. Era más o menos lo que ahora es J.J. Abrams. Le compraban todos los proyectos, tenía un contrato de cuarenta millones de dólares con 20th Century FOX y se le veía como la joven promesa de la televisión americana. Era, básicamente, la persona que entendía la televisión moderna. Tenía ‘El Abogado’ y tenía ‘Ally McBeal’, y tenía otras como ‘Picket Fences’ o ‘Chicago Hope’, la rival de ‘Urgencias’ durante seis años.

Mandaba en los Emmy (tiene diez premios) y en las audiencias. El espectador veía un alegato final en un juicio y sabía que estaba escrito por Kelley porque él supervisaba todos los guiones (como Shonda Rhimes). Encima estaba casado con Michelle Pfeiffer, cuando todavía era una rutilante estrella de Hollywood. Y, de repente, perdió su toque. Pasó a ser un vejestorio de la industria. No era garantía de éxito entre el público ni entre la crítica.

Le ocurrió como a Steven Bochco, el Rey Creador de la televisión de los ochenta, que tuvo ‘Canción triste de Hill Street’, ‘La ley de Los Angeles’ (donde Kelley se forjó como guionista) y ‘Policías de Nueva York’ y, cuando llegó el nuevo milenio, estaba desfasado. Exactamente lo mismo. La televisión había avanzado más allá de las reglas y el estilo que Kelley había instaurado y él, al igual que Bochco, perdieron que el tren porque creían que ellos eran el tren. Y 'Raising de Bar' de Bochco pasó tan desapercibida como 'Monday Mornings'.

Fin de ciclo

Cuando se le terminó ‘El Abogado’ en 2004, ya estaba de capa-caída. ‘Boston Legal’ tenía un público muy fiel pero nunca destacó en audiencia y le tumbaron los proyectos posteriores. ‘Legally Mad’, por ejemplo, que sonaba a repetición del éxito de ‘Ally McBeal’. Los ejecutivos de NBC vieron el piloto y salieron despavoridos de la proyección. Y lo mismo con ‘Wonder Woman’, cuyo episodio de presentación pudimos ver porque se filtró en la red. Alguien debía creer que, como tenía tanta expectación, habría alguna campaña para que se hiciera realidad aunque la misma NBC había pasado de ella. Pero la gente vio a Adrianne Palicki haciendo el ridículo, no tanto por el disfraz como por las líneas del guión, y se corrió un tupido velo.

La serie que sí colocó, sin embargo, fue otro drama legal, ‘Harry’s Law’. Tenía a Kathy Bates de protagonista y, ingenuo de mí, la esperé con muchas ganas. Era del mandamás del género y quizá había vuelto a sus raíces y había hecho buena televisión. No. Ni lo pensó la crítica, ni el público joven, porque si algo dejaron claras las audiencias es que tenía un público y ya era de la tercera edad. Olía a drama legal de los noventa y de los malos. ‘Ally McBeal’ puede que no haya superado el test del tiempo tan bien como le gustaría, pero era auténtica. Esto sólo era un recordatorio de cuán grande había sido y qué poco inspirado estaba en la actualidad, algo que tampoco hizo olvidar con ‘Monday Mornings’, que parecía llegar diez años tarde y con cero simpatía.

Tiene que ser duro envejecer en la industria, sobre todo cuando has gobernado la colina de Hollywood y ahora te miran como a un viejo senil fingiendo saber en qué día vive. Aunque, como todavía tiene un nombre y le hacen caso, ha colocado una serie en la parrilla de la CBS del año que viene. ‘The Crazy Ones’, se llama, y será una sitcom protagonizada por Robin Williams y Sarah Michelle Gellar. Y conceptualmente será muy interesante. Kelley perdió la inspiración, Williams perdió la gracia y Sarah Michelle perdió la juventud. ¿Qué puede salir mal?

En ¡Vaya Tele! | 'Ally McBeal', Nostalgia TV

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio