Compartir
Publicidad

'Bones': Booth y Brennan, 100 capítulos después

'Bones': Booth y Brennan, 100 capítulos después
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Llegar al capítulo 100 es un hito importante para muchas series, que algunas eligen celebrar con un episodio especial en el que se hace algo diferente (como el número musical del de 'Cómo conocí a vuestra madre'), o se cuenta con algún invitado especial o se toca algún aspecto de la trama importante. En una serie como 'Bones', la relación entre sus dos protagonistas es lo más definitorio, así que es normal que el episodio que marca el centenario se centre en ellos, si bien lo hace a través del clásico flashback al momento en el que se conocieron todos los personajes. Y tiene a David Boreanaz de nuevo detrás de las cámaras, dirigiendo todo el asunto de un modo más que eficaz.

No vamos a recapitular ese flashback (aunque tiene momentos realmente logrados, y el regreso de Zack Addy), sino a tratar un asunto que ya comentamos cuando la serie empezó la quinta temporada y que sus responsables han decidido afrontar, pero sin prisa, como es la posible resolución de la tensión sexual entre Booth y Brennan. El capítulo 100 nos muestra lo diferente que era su relación cuando se conocieron por primera vez y qué ocurrió para que, cuando los vemos en el piloto de la serie, estén tanto tiempo discutiendo. Y cuando parece que todo se va a acabar, se marcan tres últimos minutos que redefinen el centro de la serie.

A veces me sorprende la pasión que tiene el fandom de 'Bones'. Cualquier cosa que se avance (o no) en el frente Booth-Brennan es recibida con encendidas críticas o con elogios (aunque de esos leo unos pocos menos últimamente), y no hay espacio para las posturas intermedias. La conversación entre el agente del FBI y la antropóloga no podía quedar exenta de esa radical división de opiniones. En mi opinión, no obstante, la declaracion de Booth y el rechazo de Brennan están muy bien hechos, muy logrados y muy pensados (y muy bien interpretados, además). Sobre todo, el derrotero de la conversación es muy consecuente con el modo de ser de Brennan, un personaje cuya caracterización está muy cuidada desde el principio (salvo por algunos ligeros detalles), y que es el verdadero protagonista de todo ese momento. Sí, Booth es el rechazado, pero las lágrimas en los ojos de Brennan y su voz quebrada dicen mucho más de lo que puede parecer por sus palabras.

El resultado es que toda la quinta temporada ha ido dirigida hacia ese momento (y sospecho que hacia algún tipo de desarrollo en el último episodio). No pueden seguir dando vueltas en torno a la tensión sexual no resuelta después de lo que pasó en el final de la cuarta temporada, y hacer que los dos personajes la reconozcan finalmente, aunque no se atrevan a ir más allá, presenta un camino interesante para el futuro. Para empezar, en los dos episodios siguientes ya estamos empezando a ver los primeros pasos de ambos por pasar página (Booth con una científica parecida físicamente a Brennan y ella, por su parte, con el jefe de Booth en el FBI).

En cómo evolucione su relación es Brennan la que tiene la última palabra, como muy bien dijo en su momento el doctor Gordon Gordon. Su temor al abandono y a perder a Booth la llevan a rechazarlo, prefiriendo que sigan siendo compañeros de trabajo antes que amantes que, eventualmente, pueden acabar rompiendo su relación y yendo cada uno por su lado, sin volverse a ver nunca. Pero, lógicamente, ella sigue muy pendiente de él y se permite bajar algo más la guardia (como en el baile de la reunión de su instituto), por lo que es de suponer que no tardará en arrepentirse de su decisión y de ver a Booth con otra persona.

Tengo curiosidad por ver qué dirán Angela y Cam cuando se enteren de la conversación entre Booth y Brennan (se enterarán, no os preocupéis) y también me intriga cómo van a continuar desarrollando su relación cuando desde el verano pasado sabían que estaban renovados por una sexta temporada, por lo que han tenido tiempo de sobre para pensarlo y planearlo todo bien. Los finales de temporada de 'Bones' dan un poquito de miedo, pero en lo que concierne a la relación entre Brennan y Booth, creo que están llevándola bastante bien con la inestimable ayuda, además, de David Boreanaz y Emily Deschanel (especialmente ésta última), que están clavando todas las escenas con cierta importancia emocional para ambos personajes. Esos tres últimos minutos del capítulo 100 llevaban escrito "clip de presentación a los Emmy" por todas partes, aunque luego sigan quedándose fuera.

En ¡Vaya Tele! | 'Bones': La onda expansiva del final de la cuarta temporada

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos