Compartir
Publicidad

'Doctor Who', de la chica imposible a la oscuridad del Doctor

'Doctor Who', de la chica imposible a la oscuridad del Doctor
23 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Esta séptima temporada de 'Doctor Who' ha sido un poco especial. Con la excusa de que el próximo otoño se cumplen 50 años del estreno de la serie en BBC (y teniendo en cuenta los recortes presupuestarios en la cadena y la agenda repleta de Steven Moffat, su productor ejecutivo), se decidió dividirla en dos partes; la primera, compuesta por cinco capítulos y que se vio la pasada primavera, se centró en la despedida de Amy Pond y Rory como acompañantes del Doctor, y la segunda, que terminó ayer, han sido ocho episodios (más el especial de Navidad) en los que hemos conocido a Clara, la nueva acompañante, y la serie ha ido preparando el terreno para el especial del 50º aniversario, que se verá el 23 de noviembre.

Sin embargo, esa división en dos ha estado enlazada por el misterio alrededor de Clara, a la que vemos en el primer episodio como la "chica del suflé", la joven que ayuda al Doctor en el asilo de los daleks sólo para acabar descubriendo que ella ya está muerta, y que lo poco que queda de su mente y su personalidad están encerradas en un dalek. Después, volvemos a encontrarla en la Inglaterra victoriana, en la que de nuevo salva al Doctor y de nuevo muere, en este caso a manos de esa Gran Inteligencia que regresa para el último capítulos. Y, finalmente, conocemos a la versión del siglo XXI de Clara, la que ya comienza a viajar en la TARDIS. Pero para el Doctor es la "chica imposible", la chica con la que no deja de encontrarse en diferentes épocas, y que no deja de morir por él. ¿Quién es esa chica?

El sacrificio de Clara

dw_finale

Que ese enigma tuviera tanta importancia para el Doctor ha hecho que Clara no haya terminado de desarrollarse del todo como personaje (como persona, si queréis), más allá de ser ese misterio que a él le intriga y le fascina. Tal vez, con algún capítulo más en lugar de sólo ocho, hubiera dado tiempo a esa mayor profundización en ella, pero lo que sí es cierto es que Clara (y su intérprete, Jenna-Louise Coleman) ha aportado una nueva energía, un soplo de aire fresco que 'Doctor Who' necesitaba después de obsesionarse demasiado con los Pond y adoptar un arco demasiado intrincado (y no del todo bien resuelto) en la sexta temporada. La estrategia de los capítulos de "poster de película", como ellos mismos los han llamado, ha servido un poco como esos sorbetes de limón que te sirven en los banquetes de boda para "limpiar paladar" entre los platos de carne y los de pescado.

En ese aspecto, el sacrificio y explicación final de lo que es Clara ha perdido un poco de fuerza justo por eso, porque no hemos pasado el suficiente tiempo con ella, conociéndola mejor, para que nos impactara, pero ha sido una resolución, de todos modos, satisfactoria, con esa entrada en la línea temporal vital del Doctor para salvarlo (a él y a todo el Universo) de la Gran Inteligencia, que la lleva a verse dividida en multitud de fragmentos, todos intentando llamar la atención del Doctor en todas sus encarnaciones para mantenerlo alejado del peligro, hasta que Once la escucha. Eso ha permitido que viéramos otro homenaje más a la historia de la serie, con apariciones de varios de los Doctores anteriores, algo que ha marcado también estos episodios. Se recuperaron villanos de la serie clásica como el Guerrero de Hielo de Marte, y este tramo ha tenido, en general, un tono más cercano al de la primera temporada supervisada por Russell T. Davies; los episodios eran más autoconclusivos, con un ligero misterio al fondo que se resolvía en el último.

Más autoconlusiva

Con la trama del enigma sobre la identidad de la Clara latiendo en segundo plano, y la sombra de la Gran Inteligencia sobrevolando como villano principal, la serie se ha decantado, como hemos dicho, por aventuras más autoconclusivas y con guiños hacia su historia pasada. Algunas de ellas han estado bastante logradas, como 'Hide', esa historia de fantasmas en los 70 con dos cazadores de espíritus que establecían un curioso paralelismo con el Doctor y Clara, o 'The Crimson Horror', una mezcla entre Sherlock Holmes y una historia de terror decimonónica en la que tuvimos ocasión de volver a disfrutar de Vastra, Jenny y Strax, el peculiar trío detectivesco que, con apenas cuatro apariciones en la serie, se ha ganado el favor de los fans y hasta las peticiones de spin off propio para ellos. Ellos hasta ponen parte del toque emocional en el final de temporada. Y esto sin mencionar ese capítulo que nos llevó por las entrañas de la TARDIS, que igual no terminó de cuajar del todo bien, pero que dejó algunos buenos momentos, y tenía unos "monstruos" realmente inquietantes.

El Doctor oscuro

doctorwho_hide

El final de temporada no sólo nos desveló la identidad de Clara, sino que también tenía que cumplir la profecía que le hacen al Doctor al final de la sexta temporada, con esa referencia a que su nombre será revelado en su caída en los campos de Trenzalore. Por supuesto, no se nos revela su nombre, pero el viaje a ese cementerio donde el Doctor está enterrado tiene su aquél. Vemos de nuevo a River y, esta vez, es la versión de ella que queda tras su muerte en la Biblioteca en la cuarta temporada, una versión que aún no habíamos visto. Puede haber seguidores a los que toda esa emotividad entre ella y el Doctor les chirríe, pero no deja de ser una despedida concluyente, en el caso de que no volvamos a verla más. Es un cierre de temporada a una escala menor que en otras ocasiones y hay también menos vueltas de tuerca absurdas, y lo que sí logra es sentar las bases para ese capítulo especial del 50º aniversario.

En una serie en la que, durante los últimos ocho años, no han dejado de decirnos que el Doctor puede ser peligroso, que ha hecho muchas cosas terribles y que le persigue el fantasma de aquellas Guerras del Tiempo que acabaron con los Señores del Tiempo, es inevitable que, en algún momento, su lado oscuro se convierta en el villano de la función. ¿Será ese el papel de John Hurt, al que al final del capítulo presentan como el Doctor? Su pasado ya ha vuelto un par de veces para intentar acabar con él (en la forma del Maestro en la tercera temporada y como los últimos Señores del Tiempo en los especiales entre la cuarta y la quinta), por lo que puede ser que esa especie de "gemelo malvado", ese aspecto suyo del que sus acompañantes siempre deben huir, vaya a regresar con fuerza en el especial.

doctorwho7_review
En mi opinión, después de agotar como personajes a los Pond y de estar demasiado fascinada por ellos, 'Doctor Who' ha introducido un elemento de cambio y una nueva energía que necesitaba con Clara. Ella y el Doctor llevan una dinámica divertida, no exenta de cierto flirteo y muy entretenida de ver, y lo único que necesitamos ahora es que desarrollen más a Clara, fuera del misterio de por qué era la chica imposible. El especial del 50 aniversario, desde luego, apunta a que va a tener una gran escala, con el regreso también de Diez y Rose Tyler (¿o será la versión de Diez del universo paralelo?), y habrá qué ver qué rumbo decide tomar Moffat en la octava temporada, ya confirmada.

En ¡Vaya Tele! | David Tennant estará finalmente en el 50º aniversario de 'Doctor Who'

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio