Publicidad

'Gran reserva', un punto y seguido

'Gran reserva', un punto y seguido
7 comentarios

En los últimos meses estamos asistiendo a una mecánica un tanto peligrosa que afecta a la manera en la que las cadenas de televisión emiten los capítulos de sus series. Se trata de aquella que viene tras una mala planificación o un proceso de esquivar a la competencia cambiando a última hora la programación de la ficción nacional. De esta manera, vemos que hay temporadas que se solapan, después de que las cadenas decidan reagrupar episodios, lo que lleva a que el espectador asista a algún capítulo con fuerte carga dramática que está diseñado para despedir una serie, pero que sin embargo mantiene su emisión regular la siguiente semana.

En el pasado lo hemos visto con ficciones como 'El barco', 'Gran Hotel' y otras donde el drama está menos presente como 'Aída'. Ahora le ha tocado el turno a 'Gran reserva', la ficción de La 1 que, si su emisión hubiera continuado con normalidad, se hubiera despedido tras el episodio que seguimos ayer. Este fue el capítulo ideado como final de la tercera temporada, donde se cerraban algunas tramas y se dejaban incógnitas abiertas para el futuro. Así, asistimos a más de cinco minutos de escenas de tensión donde se situaba a cada personaje de cara al final, algo impropio en una serie que vuelve la semana que viene con normalidad.

La 1 encargó una pequeña renovación de 'Gran reserva' antes del estreno de su tercera temporada. Estos nuevos episodios se vendieron como 'El pago de los Cortázar', una serie de tres capítulos que servirían para continuar (y cerrar) las tramas que se dejaban abiertas en la tercera temporada. Y, debido a la escasa cantidad de episodios, la cadena ha decidido emitirlos a continuación de la tercera temporada, una decisión que se entiende si tenemos en cuenta que 'Gran reserva' ha disminuido su capacidad de atraer a los espectadores. Ante esta situación, la pregunta que todo el mundo se hace es si estos episodios significarán el final definitivo de la serie o si habrá una continuación en una formal cuarta temporada.

Me inclino a pensar más en lo primero. Es cierto que la serie es capaz de conseguir datos que están por encima de la media de la cadena, pero soy de los que piensan que los espectadores se han podido cansar de las idas y venidas de los Cortázar, sobre todo teniendo en cuenta que en breve ocuparán un hueco diario en la parrilla con 'Gran reserva. El origen', un serial pensado para las sobremesas de La 1. Como ya sabemos, esta nueva ficción se centrará en el pasado de los Cortázar y los Reverte, aunque podemos imaginar que sus tramas mantendrán el tono que ya vemos en la ficción de prime time, lo que podría llegar a saturar a ambas ficciones.

La actual temporada de 'Gran reserva' se ha mantenido en lo que ya hemos visto en el pasado, convirtiendo el hogar de los Cortázar en un nido de víboras en el que las alianzas se tambalean de un capítulo a otro. He disfrutado con la serie al igual que el pasado, gracias en gran parte al reparto con el que cuenta, pero soy consciente de que no hemos nada nuevo más allá de traiciones, muertes y desafíos de ambición, todo en la línea que se ha marcado en las temporadas anteriores. En parte, la capacidad de sorpresa se ha perdido en 'Gran reserva' y prefiero que la ficción acabe decentemente, tras la emisión de estos tres capítulos especiales, a que se convierta en un culebrón con tantas vueltas y revueltas que el espectador acabe mareado.

En ¡Vaya tele! | 'Gran reserva' y 'Gran reserva. El origen', ¿hay sitio para las dos?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios