Compartir
Publicidad

"Me gusta interpretar a personas que intentan estar al control pero fracasan", entrevista a Dana Delany

"Me gusta interpretar a personas que intentan estar al control pero fracasan", entrevista a Dana Delany
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Esta noche el canal FOX español ofrecerá a sus espectadores una serie norteamericana en primicia mundial. Se trata de 'El cuerpo del delito' ('Body of proof'), la nueva serie de Dana Delany para la ABC, y que por primera vez podrá verse en España antes que en Estados Unidos. FOX anunció hace bastante tiempo que se había hecho con esta nueva ficción, y mientras que la ABC ha retrasado varias veces su estreno, aquí podrá verse ya, ofreciéndose doblada antes de que puedan verla los yanquis.

La actriz protagonista de 'El cuerpo del delito', Dana Delany ,estuvo de visita en nuestro país para promocionar la serie y ¡Vaya Tele! pudo hablar con ella. No sólo nos habló de su nueva serie y el personaje que interpreta, sino que también nos habló de cómo sucedió su precipitada salida de 'Mujeres Desesperadas', serie en la que la hemos visto recientemente.

Actualmente hay muchas series procedimentales con un protagonista de carácter potente que resuelve los casos, ¿qué le dirías a alguien que no conoce la serie para que la vea? ¿qué tiene de original?

Creo que nuestra serie es distinta por tres razones principales. Tenemos el misterio procedimental, hay un cadáver y descubriremos cómo ha muerto, pero después también tenemos la trama del drama familiar. Está mi madre que una mujer muy fuerte, mi hija, y yo, tres generaciones de mujeres fuertes que van a luchar entre sí. Por último tenemos, como tercera trama, la oficina, donde se desarrollan situaciones muy cómicas con personajes muy divertidos que interaccionan bien, así que definitivamente es más que una serie procedimental.

¿Cómo es tu personaje en ‘El cuerpo del delito’?

Interpreto a la doctora Megan Hunt, que había sido neurocirujana con mucho éxito, una persona muy motivada, pero debido a la dedicación a su trabajo su marido se marcha llevándose a su hija. Después tiene un accidente de coche que le afecta a las manos, y al volver a operar muere uno de sus pacientes en el quirófano, por lo que decide dejar de ser neurocirujana y se convierte en forense.

En el piloto ella dice la siguiente frase: "No puedes matar a un paciente que ya esté muerto". Para mí es una metáfora que ella pueda redimirse así, está redimiéndose por su arrogancia, por haber perdido a su familia, y que de alguna manera los muertos están ayudándola a ella. Aprendí en el guión una palabra llamada “Psicopompo”. En la mitología griega es un ser que ayuda a las almas a cruzar de un lado a otro del río Styx. Y esto es lo que ella está haciendo, ella no tiene que juzgar a estas personas sino simplemente llevarlas al otro lado. Y es lo que ella está haciendo con estos cadáveres, descubriendo lo que les ha pasado.

De una desesperada descontrolada pasas a una doctora maniática del control, ¿con cuál de los dos personajes te quedas?

Me gustan los dos, me gusta tener esos extremos. Las personas se ríen de mí cuando digo esto, pero yo pienso en 'Mujeres Desesperadas' como en Shakespeare. Porque cuando haces algo de Shakespeare puedes ser grande, y puedes ser cómico, pero también puedes ser muy sutil, y me daba la impresión de que en 'Mujeres Desesperadas¡ podías hacer todas esas cosas. Había momentos de ser ridículos, tener un ataque de nervios, y después había momentos muy bellos, muy callados…

Pero creo que ‘El cuerpo del delito’ es más natural, e intento ser lo más humana posible. Me gusta interpretar a personas que intentan estar al control pero fracasan, y es así como veo a Megan, ella quisiera estar al control pero no le funciona.

¿Qué diferencia hay entre interpretar un personaje y otro?

'Mujeres desesperadas' era simplemente muy divertido, era un capricho. A veces hacía cosas y me quedaba riéndome como una histérica porque no podía creer lo que había hecho. En la primera temporada que participé (la cuarta), durante el episodio del tornado escupía a alguien en la cara, nunca había hecho eso antes y me sentí muy liberada al hacerlo.

Pero el trabajo que hago en ‘El cuerpo del delito’ es más difícil. Marcharte y dejarlo todo en el plató no es tan fácil, vengo a casa y está conmigo aún, es algo que está más presente. Es una serie bastante profunda, más de lo que pensaba cuando empecé, porque estamos tratando con la muerte cada día.

La belleza de ser actriz es poder aprender cosas nuevas. Pude estar presente en cuatro autopsias y es cuando empiezas a conocer tu relación con la muerte. Y estoy feliz de decir que tengo una buena relación con la muerte (risas). Me fascinaron los cadáveres, de los que vi uno fue por muerte cardiaca, otro por sobredosis, el tercero por alcoholismo, y el último se suicidó pegándose un tiro en la cabeza… Todos eran hombres, pero me gustaría estar en la autopsia de una mujer para ver cómo son los ovarios por dentro.

¿Has entrado en contacto con tu lado sádico?

De hecho es al revés, lo que aprendes es el milagro de la vida. Esto hace que valores más la vida, porque nos han dado este instrumento tan especial. Sea Dios o sea quien sea, alguna inteligencia superior ha pensado en este cuerpo, en este milagro que funciona tan bien, y hace que quieras cuidarlo mejor.

Muchos de los fans de ‘Mujeres Desesperadas’ pensamos que el final de su personaje en la serie, Katherine Mayfair, fue precipitado y no estuvo a la altura del personaje, ¿qué opinas sobre esto?

Puedo decirte exactamente cómo fue. Originalmente Marc Cherry había escrito una escena donde yo iba a decirle a Robin, mi novia, que íbamos a dejarlo y le iba a decir que siempre me había definido a mí misma a través de mis relaciones y por eso necesitaba estar sola para saber quién realmente era, si era lesbiana, hetero o qué…

Entonces, el jefe de ABC llamó a Marc y le dijo, "queremos que ella salga en este otro programa". Así que vi como, literalmente, Marc cogió un bolígrafo y empezó a tachar todo. Así que escribió una escena donde estoy haciendo las maletas ¡y nos vamos a París! Y todo pasó en un día, todo ese cambio fue en un solo día. Para mí fue un shock, porque me encantaba hacer ‘Mujeres Desesperadas’ y creo que en dos días ya estaba fuera. Recuerdo que estaba en maquillaje y llorábamos todo el equipo despidiéndonos. Ahora lo pienso y me emociono porque fue más fuerte de lo que esperaba.

¿Hay posibilidad de que Katherine vuelva a Wisteria Lane?

Yo creo que podría volver, simplemente para cerrar el círculo y descubrir qué es lo que le pasó. Me gustaría que ella volviese de París, quizás hablando francés y siendo pretenciosa… Y espero que siga con su novia.

Rechazaste papeles como el de Carrie Bradshaw de ‘Sexo en Nueva York’ o Bree Van de Kamp en ‘Mujeres Desesperadas’, ¿crees que el papel de tu vida puede ser éste? ¿O puede que ya haya pasado o esté por llegar?

No pienso así… Yo hago lo que siento hacer en ese momento. Este papel apareció porque estaba trabajando en ‘Mujeres Desesperadas’, donde me lo estaba pasando muy bien, y entonces el jefe de ABC me llamó y me dijo que quería que dejase la serie y empezase esta. Fue una sorpresa porque me lo estaba pasando bien pero me gusta tomar la vida tal como viene, y pensé “¿por qué no?”, me gustan las sorpresas. Pienso que la clave de una vida feliz es el cambio, y creo que muchos de nosotros nos encasillamos en rutina, y la rutina puede llevar a la muerte, por eso me gusta cambiar.

¿Qué está cambiando en Hollywood para que se empiecen a dar papeles protagonistas a actrices maduras?

¡Me gusta que sea así! Creo que empiezan a darse cuenta de que las mujeres ven la televisión, siempre han estado al control del mando. Y yo creo que ahora soy mejor actriz de lo que era hace veinte años, así que espero que también haya algo de eso.

Megan Hunt es un ejemplo de una mujer a la que le cuesta compaginar su vida profesional y su vida personal, ¿crees que es difícil hacerlo para las mujeres?

Bueno, creo que siempre habrá un problema con eso. Me gusta una frase que dice Megan en el piloto: “Un hombre que trabaja dieciocho horas al día es un buen proveedor, una mujer que trabaja dieciocho horas al día es una mala madre”. Eso sigue ahí como un cliché de las mujeres. Pero lo que me gusta es que no todas las mujeres que están con sus hijos aportan lo que tienen que aportar. La madre de Megan, que es juez, tampoco estuvo con sus hijos, no le enseñó cómo ser cariñosa, y por tanto Megan no supo cómo ser buena madre. Dos de nuestros productores y yo misma fuimos criados por madres que trabajaban. Mi madre ahora tiene 84 años y sigue trabajando, así que fui criada para ser trabajadora. Es importante entender que hay mujeres que prefieren trabajar que tener una familia.

Tu personaje en ‘El cuerpo del delito’ es muy perspicaz y rastreador ¿eres así en tu vida?

Sí, soy así. No soy así en lo que se refiere al trabajo, no me siento competitiva en absoluto, ni siquiera ambiciosa, pero me gustan las ideas y me gustan los hechos. Me gusta resolver problemas. ¡Y por eso me encanta mi iPad! Especialmente para este trabajo es perfecto porque he tenido que aprender lo que significan diferentes conceptos médicos… Saco mi iPad y busco el significado… ¡aprendo tantísimo! Me encanta aprender.

'El cuerpo del delito' se emitirá en FOX España cada viernes a las 22:50 a partir de esta noche. Nosotros que hemos podido ver ya el piloto os recomendamos que le echéis un vistazo si tenéis ocasión de ello. Se trata de un procedimental bastante logrado en el que el personaje central tiene mucho potencial. Tampoco os engañéis, es una serie de casos, y quien no guste de ello no cambiará de opinión sobre este tipo de series, pero si no te dan excesiva pereza los procedimentales quizás la forense Megan Hunt consiga conquistarte.

En ¡Vaya Tele! | Un primer vistazo a 'Body of proof'

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio