Publicidad

'Mr. Sunshine' no brilla demasiado

'Mr. Sunshine' no brilla demasiado
13 comentarios

Publicidad

Publicidad

La actual temporada televisiva americana no está siendo una de las mejores, y no es ninguna sorpresa. Cuando el verano pasado anunciaron los estrenos pensados para este año, muchos nos llevamos una desilusión. Apenas había series que llamaran la atención, y casi todas parecían más de lo mismo. Una de las excepciones era ‘Mr. Sunshine’, una comedia de la ABC que la cadena decidió reservar hasta midseason. El trailer no tenía mala pinta y la presencia de gente como Matthew Perry (‘Friends’) y Allison Janney (‘El Ala Oeste’). Prometía, ¿verdad?

Pues no. Quizás es que me esperaba demasiado de ella, pero a la vista de los tres primeros episodios ya emitidos me ha parecido una comedia prescindible, blandita y poco arriesgada. Se echa de menos algo más de mala leche, de humor gamberro o con al menos algo más de consistencia que el actual. Que sí, que el hecho de que un elefante se escape puede resultar en ocasiones gracioso, pero ésta no era el tipo de comedia que yo me esperaba de ‘Mr. Sunshine‘. Estamos ante una serie sin personalidad.

En la serie, Matthew Perry es el protagonista absoluto (y se ve que le gusta serlo, ya que también es creador, guionista y productor de la misma). Interpreta a Ben Donovan, un hombre que acaba de cumplir 40 años y está pasando una crisis personal. Es, además, el encargado jefe de un recinto (el Sunshine Center) donde se celebran desde partidos hasta espectáculos de circo. Un nuevo evento cada día y un nuevo problema para el personal del lugar.

Si me tuviera que quedar con un personaje, me quedaría con la excéntrica jefa de Ben y dueña del Sunshine Center, interpretada por la siempre genial Allison Janney. En este papel le vemos interpretar a una mujer desquiciada, loca y adicta a las sustancias con una legalidad cuestionable. Es la que pone el puntillo del humor políticamente incorrecto, pero se ve continuamente eclipsada por el personaje de Matthew. Una pena, aunque espero que sepan encontrar el equilibro en futuros episodios.

Precisamente ése es uno de los problemas de la serie: está demasiado centrada en Matthew Perry. Normalmente no sería un problema, pero cuando éste no tiene precisamente buenos diálogos ni escenas divertidas con las que trabajar, el resultado no es gracioso en absoluto. Además, desperdician otros personajes secundarios que realmente podrían dar más de sí, como la asistente pirómana con problemas de conducta o Roman, el hijo de Crystal al que ella ignora. Apenas se les ve.

Aún así, no es una serie mala. Flojita, sí, pero hasta ahora yo no la calificaría como mala. En muchas ocasiones, las nuevas comedias tardan en arrancar y en conseguir adaptarse a su propio estilo. ‘Mr. Sunshine’ tendrá tiempo para demostrarlo, ya que las audiencias de momento son bajas pero no abismales. O consigue hacerse un hueco entre nuestras favoritas o será una más de las comedias de las que no nos acordaremos en un par de años. Ellos deciden, aunque de momento apunta más a lo segundo.

En ¡Vaya Tele! | Matthew Perry también regresa a la televisión

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir