Publicidad

'Outlander' se va de vacaciones dejando una grata impresión

'Outlander' se va de vacaciones dejando una grata impresión
13 comentarios

Publicidad

Publicidad

Es probable que os hayáis cansado este verano de leer las mismas comparaciones sobre dos adaptaciones de grandes best-sellers, 'Juego de tronos' y 'Outlander'. Que la segunda tenga a su protagonista "atrapada" en la Escocia del siglo XVIII, y que en los libros en los que se basa tengamos también ración de sexo explícito, ha llevado a que pareciera que no podía mencionarse una sin incluir una comparación con la otra. Eso puede dar la engañosa impresión de que la serie de Starz no puede sostenerse por sí misma, pero lo hace sin problema.

De hecho, estos ocho primeros capítulos (la segunda parte de la temporada no la veremos hasta el próximo mes de abril) la han situado como una de las pequeñas sorpresas del verano. Los no lectores de los libros (entre los que me encuentro) se han encontrado una serie muy cuidada, con un reparto muy bien elegido y una estupenda protagonista principal, una Claire Randall (o Beauchamp, o Fraser, como queráis) que ya justifica por sí sola que se le dé una oportunidad a la serie.

De menos a más

outlander_boda.jpg

Esta primera parte de la temporada ha ido de menos a más, o mejor dicho, se ha tomado los capítulos iniciales como construcción de los personajes y del mundo en el que estos se mueven, para después lanzar la acción sin vuelta atrás. Para cuando llega el primer interrogatorio a manos de Black Jack Randall, Claire está perfectamente asentada como centro de la trama (con una estupenda Caitriona Balfe, por cierto). Para llegar allí hemos pasado por episodios con algo menos de chispa, oi hasta demasiado amables, por decirlo de algún modo, pero eran necesarios.

Realmente, si por algo destaca 'Outlander' es por esa labor de construcción de los personajes. Dougal, por ejemplo, no es tan villano como parecía al principio, pero nunca termina de ser "bueno", y la maldad de Randall tiene unos matices que lo hacen más interesante que si fuera solamente un psicópata sin corazón. Eso sí, Jaime es claramente el héroe, pero también hay que entender que tiene que ser alguien muy especial para que Claire, que no olvida a su marido Frank, acabe enamorándose de él.

En ese aspecto, la boda forzosa de ambos (que los fans de los libros estaban deseando ver en pantalla) es probablemente una de las cosas más sexy, pero con buen gusto, que veréis esta temporada en televisión. Es el primer momento, en siete episodios, en el que 'Outlander' recuerda que está en Starz y nos da desnudos y sexo, pero no lo hace porque sí. Tiene su justificación, y ha dosificado estos momentos para que la escena tenga todo el impacto que debe tener.

Cliffhanger de libro

randall.jpg

El octavo capítulo, el que cierra la emisión veraniega de la serie, continúa con esa progresión de menos a más que hemos visto desde el principio, situando a Claire en todas las situaciones de peligro real que había conseguido evitar hasta el momento. En un cliffhanger muy evidente, muy de manual, ella está completamente a merced de Black Jack, y a punto de comprobar cómo trataban a las mujeres en la época hasta que irrumpe Jaime. Todo el trabajo de preparación hecho hasta ese momento culmina ahí.

Es cierto que el retrato de escoceses e ingleses es muy de malos y buenos, incluso con las sombras que se han dado a Dougal, pero en un relato de aventuras de este estilo es lo que se necesita, unos rivales a la altura y que permitan que los protagonistas lleven a cabo acciones heroicas. La profundidad en la caracterización de unos cuantos personajes no pierde eso nunca de vista. Eso sí, veremos si, como ocurre en este octavo episodio, vemos algo más de 1945 en los próximos capítulos, y no sólo a través de los recuerdos de Claire. ¿Nos enseñarán también algunas de las cosas que hizo durante la Segunda Guerra Mundial?

vayatele_review_outlander.jpg
'Outlander' ha empezado con buen pie, haciendo gala de un gran trabajo de ambientación y localización (toda la serie está rodada en escenarios naturales de Escocia) y con un grupo de actores muy en sus papeles. Claire es una buena protagonista, una heroína que, sin embargo, no es perfecta (tiende a pasarse a veces de lista), y los secundarios aportan todos algo, incluso aunque parezcan una versión en highlander de Merry y Pippin, de 'El Señor de los Anillos', como ocurre con Angus y Rupert. Crea enseguida una atmósfera muy creíble, y ha terminado siendo tal vez mejor de lo que todo el mundo esperaba.

En ¡Vaya Tele! | Starz renueva 'Outlander' por una segunda temporada

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir