Compartir
Publicidad
'Penny Dreadful', los demonios interiores y un cierre muy gótico
Series de ficción

'Penny Dreadful', los demonios interiores y un cierre muy gótico

Publicidad
Publicidad

La apuesta por el terror gótico del siglo XIX que hace 'Penny Dreadful' es una rareza en la televisión actual (y hasta en el cine; parece que lo que más se va a acercar es 'Crimson Peak', de Guillermo del Toro). Lo que parece llevarse ahora es la vuelta a los psicópatas de los 90 y a los slashers, y la creación de John Logan opta por las atmósferas recargadas y opresivas, los personajes reprimidos y, eso sí, una gran violencia cuando esas represiones se liberan.

El tema de la serie, como ya quedó claro en su primera temporada, es la lucha de sus protagonistas con sus propios demonios personales, el intento de ocultarlos en su interior o de hacer las paces con ellos (o de dar rienda suelta a sus pulsiones). El mejor ejemplo, evidentemente, es Vanessa Ives, que ha sido el centro de estas dos temporadas con el intento del Diablo de poseer su alma para siempre.

La gran villana

En esa trama ha entrado la que ha sido uno de los grandes villanos de la temporada televisiva, Evelyn Poole, o Madam Kali, como la conocimos en la sesión de espiritismo del arranque de la primera temporada. Miss Poole es, en realidad, una bruja experta en las artes de la magia negra, una servidora de Satanás que teje una elaborada telaraña para atrapar a Vanessa subyugando primero a sus principales aliados, Sir Malcolm y Ethan Chandler.

Miss Poole estaba interpretada con una entrega total (y un toque juguetón en todas sus maldades) por Helen McCrory, veterana actriz británica que ha logrado robarle parte de la serie a una Eva Green que este año ha tenido algo más que hacer que mostrarse poseída o sufriendo por reprimir esa posesión. 'Penny Dreadful' se ha divertido emparejando a personajes a los que no es habitual que veamos juntos, como a la propia Vanessa y Victor Frankenstein o, sobre todo, la señorita Ives y la Criatura.

Pennydreadful22

Sin que ninguno sepa quién es (y lo que es el otro), quizás sean los dos personajes que mejor se han comprendido esta temporada. Cualquier escena entre Green y Rory Kinnear era estupenda y su despedida final es especialmente triste porque nos los enseña de algún modo derrotados. Él se ha resignado a vivir como un marginado, apartado de todo el mundo, y ella sabe que nunca podrá conquistar del todo la negrura de su interior.

Cuando los personajes confluyen

Uno de los aspectos más destacados de esta segunda temporada ha sido precisamente ése, que las subtramas de cada personajes han ido confluyendo y que, por fin, gente como Dorian Gray está conectada definitivamente a la historia principal. El giro hacia la maldad no sólo de él, sino especialmente de Lily-Brona ha sido una de las sorpresas (relativas) de los capítulos finales, y una que parece estar indicando el camino que 'Penny Dreadful' podría seguir en su tercera temporada.

Pennydreadful21

Dorian, además, ha facilitado una de las mejores escenas de la temporada (aparte de esa danza con Lily después de que Victor les dispare a ambos, sin mayores consecuencias); el momento 'Carrie' de Vanessa Ives en el baile en su casa (del que la web de Showtime tiene un vídeo explicando cómo se rodó), cuando la influencia de las brujas la lleva a abandonar Londres y a adoptar la magia negra de sus rivales. Realmente, incluso con la historia de Frankenstein y sus dos criaturas (en la que quien abraza su maldad es justo la que ha tenido una llegada al mundo más apacible y amable), ha sido Vanessa la que ha impulsado toda la temporada. Ella, por ejemplo, es la única de los personajes principales que sabe de la existencia de Lily, aunque desconoce su verdadero origen.

Vanesa ha tenido otro episodio dedicado enteramente a su pasado, uno en el que conocemos a la bruja que le enseñó todo lo que sabe (y a la que da vida una irreconocible Patti LuPone) y en el que vemos también en acción a Miss Poole, que ya entonces está persiguiéndola. Es un episodio en el que se nos muestra también la rigidez y la cortedad de miras del sistema imperante en la era victoriana. Todo lo que no entrara en sus guías podía ser destruido. Aquí, el señor Lyle (que ha sido una de las revelaciones de la temporada) representa perfectamente lo que aquella sociedad consideraba como "peligroso", y él tiene casi más interés en ocultar que es judío que su homosexualidad, aunque la esconda a simple vista tras su apariencia excesiva.

Un final con largo epílogo

Pennydreadful3

John Logan ha contado en alguna entrevista que, desde el principio, ha tenido en su cabeza un plan para las tres primeras temporadas de 'Penny Dreadful'. Queda claro en la manera en la que hemos visto evolucionar las tramas de Dorian Gray y de Frankenstein y sus criaturas, pero será interesante ver cómo vuelven a reunirse todos los personajes después de que el final de la temporada los separe, enviándolos lo más lejos posible unos de otros, como si estuvieran en 'Juego de tronos'. Y no hemos hablado aún de Ethan Chandler, su persecución por parte de la policía y su asunción de que es un monstruo (y su importante papel para derrotar a Miss Poole).

Su relación con Vanessa, con esa atracción que ninguno se atreve a consumar, ha llevado el peso de buena parte de los episodios, y su sentimiento de culpa por no poder controlar lo que hace su alter ego lobuno ha estado siempre muy presente desde el principio de la serie. Es lo que le lleva a entregarse finalmente a Scotland Yard. ¿Cómo conseguirá volver de Estados Unidos? Curiosamente, los barcos centran las últimas imágenes de la temporada: Sir Malcolm llevando el cuerpo de Sembene a África; la Criatura, embarcado en una de aquellas expediciones árticas de la época, y Ethan, encadenado y preso rumbo a América.

Pennydreadful Review
El último episodio resuelve el conflicto entre Vanessa y las brujas en la primera mitad (espectacular, por cierto, la manera en la que Miss Ives le da la vuelta a la tortilla y utiliza las mismas armas de Miss Poole y el Diablo contra ellos mismos), y luego nos muestra varios epílogos con el destino de los personajes. En uno de ellos se desvela a Dorian y Lily como los villanos de la próxima temporada, pero su función es, básicamente, enseñarnos el punto emocional en el que quedan todos. Aunque hayan ganado, sus fantasmas del pasado siguen ahí, en su interior continúan estando los peores monstruos.

En ¡Vaya Tele! | 'Penny Dreadful' seguirá asustándonos en una tercera temporada

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio