Publicidad

'Sirens', paramédicos con humor británico

'Sirens', paramédicos con humor británico
13 comentarios

Publicidad

Publicidad

Cuando una serie mezclan comedia y drama pueden pasar dos cosas, o que se pasen de bromas o que nos saturen con situaciones dramáticas, rara es la vez que una serie de estas características tiene el equilibrio perfecto. Aún así hay luces de esperanza en este género, ya que el canal británico Channel 4 ha estrenado este verano la que podemos, sin lugar a dudas, como calificar como el mejor estreno de este verano, 'Sirens'.

'Sirens trata sobre un grupo de paramédicos que van juntos en una ambulancia a atender los casos de emergencia por todo Londres. Contando así el argumento no tiene mucha gracia y la verdad, es que realmente esa frase no es el argumento en sí, ya que aunque la serie se basa en su trabajo de paramédicos, en lo que se centran los episodios es en los tres personajes (más una policía agregada) y como el trabajo y la vida influye en ellos.

Lo curioso de esta serie es que la personalidad de los protagonistas se sale un poco de lo habitual. Los ocupantes de la ambulancia son totalmente diferentes entre sí, tenemos al protagonista, Stuart, que es una persona orgullosa, que cree tener siempre la razón y tremendamente escéptico con todo tipo de cosas, luego tenemos a Ashley, un personaje homosexual para nada estereotipado con una vida interior muy rica pero que suelta un par de genialidades por capítulo, y por último tenemos a Rachid, el principiante, que se deja influir por las ideas locas y absurdas de los dos anteriores. A estos tres hay que añadirle a Maxine, una policía un poco marimacho que no es capaz de encontrar pareja, aunque tampoco lo intenta demasiado.

Sirens

En los tres episodios que llevamos emitidos hemos tenido temáticas de todo tipo, desde lo que te ocurre cuando tienes estrés después de un shock traumático (y a Stuart intentando luchar contra lo que no puede), pasando por algo de drama familiar y de relaciones y terminando con un episodio realmente divertido de cómo se afronta la muerte por primera vez. Y es que esta serie es divertida, aunque hay que cogerle el punto, ya que no existen las situaciones cómicas propiamente dichas, si no que el humor está escondido en los diálogos y en las reacciones de los personajes.

La serie también tiene altas dosis de ese humor británico ,a veces negro a veces demasiado irónico y la verdad es que se agradece que sea de esta manera, ya que por las situaciones que se presentan, la serie no aceptaría otro tipo de humor.

En definitiva, 'Sirens' es una serie que merece la pena ver. Para mí es un fijo este verano y espero que le den continuidad lo antes posible, ya que me he quedado encandilado con su argumento (que tiene para largo) y sus personajes, que son de lo mejor que hemos visto en los estrenos de este verano.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios