Publicidad

'The Middle' sigue ganando con el paso del tiempo

'The Middle' sigue ganando con el paso del tiempo
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hace un par de años, nadie apostaba un duro por la noche de comedias de los miércoles de la ABC; algo que era más propio de la NBC, hogar de las sitcoms de éxito, no parecía tener mucha cabida en la cadena del abecedario, pero después de dos temporadas no sólo podemos concluír que les ha ido de maravilla, sino que ha revitalizado un poco a una cadena que va de cabeza al fondo del pozo. Con 'Modern Family', el exitazo del año pasado; 'Cougar Town', maltratadísima este año por la cadena; y también con 'The Middle', un entretenimiento blanco, para toda la familia y, aun así, divertidísima e imprescindible para todos los que nos hemos enganchado a ella.

'The Middle' puede tirar para atrás por esa etiqueta de "comedia familiar", y sus similitudes con 'Malcolm in the Middle', que realmente se quedan más en la teoría que en la práctica, han hecho que muchos renieguen de ella por sistemática. Pobres idiotas que no saben lo que se pierden. Sus cinco personajes principales no pueden resultar más cercanos, probablemente son el arquetipo de la familia media estadounidense y, en general, de cualquier sociedad desarrollada; y precisamente eso, su cercanía y el trato de temas que nos afectan a todos a diario han sido el secreto de su humor y su éxito.

En la segunda temporada, los Heck se han superado a sí mismos; han llegado a ese momento en el que conocen perfectamente cuál es su humor, qué es lo que le gusta a sus espectadores y qué es lo que destaca de cada uno de los personajes; y este año llegó el momento de potenciarlo, de llevar al extremo esas cualidades que hacen diferentes a cada miembro de la familia. Comenzando con Brick, que este año ha tenido mucho más protagonismo que el año anterior. Su descubrimiento de internet, el intento de realizar nuevas amistades o esa fobia por cruzar un puente en concreto se ha mezclado con su despiste habitual. ¿Recordais cuando se olvidó de que estaba montando en bicicleta? Pues eso.

Sue sigue siendo mi personaje favorito, y este año ha ido incluso más allá. Ya no sólo pelea por entrar en algún grupo de actividades del colegio, sino que dedica parte de sus esfuerzos a formar parte de la gente popular; su amor hacia Justin Bieber ha sido tema recurrente en la temporada ("¿A qué viene todo este griterío? ¿Ha muerto Justin Bieber?"), y va a ser difícil pasar todo el verano sin sus gritos característicos cada vez que triunfa en algo. Para terminar con los hijos, Axl ha dejado de ser el personaje florero que era en la primera temporada, le han dado más trama y hasta resulta divertido. No está al nivel de sus hermanos, ni mucho menos, pero ya no es prescindible.

The Middle Review
Con este trío de hijos, los padres casi ni hacen falta. Eliminamos a Mike, que ése sí que es el personaje florero de la serie, y nos quedamos con Frankie, que aun a pesar de ser la voz en off de la serie y supuesta protagonista, cada vez tiene menos peso en la trama; eso o que los críos están subiendo tanto que cada vez la eclipsan más. No obstante, Frankie sigue teniendo grandísimos momentos en 'The Middle', como su fatal entendimiento con la profesora de Brick (cada vez que se juntan estas dos saltan chispas) o esa oportuna conjuntivitis que le impidió ver la Boda Real. En definitiva, una comedia con muy pocas pretensiones, escasa evolución de la trama y con el único propósito de hacer reír a todo el mundo, a niños y mayores. No hace falta verse los capítulos anteriores para disfrutar de un buen capítulo de 'The Middle', así que los que quieran engancharse a la tercera temporada, pueden hacerlo sin problema. Los Heck no te decepcionarán.

En ¡Vaya Tele! | 'The Middle' sigue en forma

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios