Compartir
Publicidad

'The New Normal', la moralina de Ryan Murphy

'The New Normal', la moralina de Ryan Murphy
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Yo veo 'The New Normal' por Justin Bartha, partamos de esa base. Ryan Murphy ha encontrado en su nueva serie la herramienta perfecta para dar rienda suelta a su pluma (la de escribir, quiero decir), y se nota. Si 'Glee' pronto degeneró en un producto absurdo, tétrico y escalofriante, 'The New Normal' ya nació con ese sello inconfundible que tira para atrás desde el minuto 1. Las gracietas derivadas de los chistes sobre homosexuales producen humor hasta cierto punto, pero cuando las explotas hasta el final para sacar la moralina... ¡te hundes con todo el equipo!

El punto de partida de 'The New Normal' ya resulta bastante polémico para ciertos sectores: una pareja de homosexuales varones contrata a una mujer para que hornee en su útero un bebé que será criado por los dos felices papás. Hasta ahí todo bien, pero Ryan Murphy pronto le da su toque maquiavélico a todo lo que toca, y en cada episodio ofrece un nuevo tópico llevado tan al extremo que llega a poner los vellos de punta; intenta mostrarnos "la nueva normalidad" a lo bestia, con terapia de choque. Y, repito, se hunde con todo el equipo.

El esquema de los episodios es siempre el mismo. A Bryan (Andrew Rannells) se le ocurre cualquier payasada relacionada con el nacimiento de su futuro bebé, desde comprarle trajes de flamenca que el pequeño vestirá independientemente de su sexo hasta colocarse unos pezones de mentira con los que amamantará a su hijo recién nacido. A David (Justin Bartha), sin embargo, le parece una idea horrible. Bryan se viene abajo porque nadie apoya su idea, así que finalmente David decide ceder a la petición de su amado. Al final, una charlita de 4-5 minutos nos recuerda que las convenciones sociales están para romperlas, que los gays pueden criar perfectamente un niño y bla, bla bla.

¿Me he dejado algo? Creo que no. Pues así todo. Esta dinámica se ve intercalada de vez en cuando por las excentricidades de la niña más escalofriante de la televisión, una Shania que ya nació ida del coco y a la que entre todos están volviendo majareta. Pero es la única que generalmente se comporta como un adulto, y a mí eso me pone muy nervioso. Los niños que se comporten como niños, no necesitamos más personajes como Mannie Delgado ('Modern Family').

Ojo, no todo es malo. 'The New Normal' se salva, además de por Justin Bartha, gracias a dos personajes que poco a poco han ido subiendo: Rocky, la negra chunga; y Jane, la abuela homófoba. Poco a poco han dejado de estar supeditadas a la trama de los personajes principales para crearse ellas mismas su propio camino dentro de la serie. Y no olvidemos que es una de las series con más referencias por minuto. Para mí, 'The New Normal' es la 'Suburgatory' del año, que promete hasta que mete, y una vez metido... ya sabéis lo que viene después. Pero claro, ¿quién se resiste a los ojitos de Justin Bartha...?

En ¡Vaya Tele! | 'The New Normal' comienza con buen pie

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos