Compartir
Publicidad

'Víctor Ros', detective con buenas intenciones y falta de chispa

'Víctor Ros', detective con buenas intenciones y falta de chispa
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cumpliendo con las previsiones, Movistar TV ha puesto a disposición de sus clientes 'Víctor Ros', la nueva ficción española que se centra en las peripecias del detective creado por Jerónimo Tristante. Se trata de un magistral movimiento por parte de la plataforma de pago, que se ha adelantado a la emisión en abierto que hará próximamente La 1. Desde la cadena pública comentan que tienen previsto estrenar la ficción en este 2014, aunque aún no se atreven a dar fechas concretas sobre su llegada a la televisión en abierto.

Por su parte, Movistar TV ha facilitado la posibilidad de que sea el usuario el que decida el ritmo al que quiere ver 'Víctor Ros', colocando los seis capítulos de su primera temporada a disposición de los espectadores, una estrategia que recuerda a las que hacen otras plataformas de pago en el extranjero como Netflix. Pese a esto, aún pasará un tiempo para que desde ¡Vaya tele! dediquemos un análisis a la temporada completa. No ocurre lo mismo con el primer episodio de la ficción, que ya hemos visto y del que podemos extraer las primeras conclusiones sobre lo que veremos en este nuevo drama detectivesco.

Lo primero a tener en cuenta de 'Víctor Ros' parte de la manera en la que se está vendiendo la serie, ya que son múltiples las semejanzas que se hacen con 'Sherlock' y esto no hace más que jugar en contra de la ficción. No son buenas las comparaciones, que suelen levantar la expectación pero luego hace que el espectador acabe rechazando el producto al comprobar que se queda lejos de lo que le anunciaron. Este podría ser un caso, sobre todo porque al Víctor Ros de Carles Francino le falta un punto de chispa con la que lograr la complicidad total con los espectadores.

Se trata de un inspector de policía que no consigue resaltar por su particular manera de resolver crímenes y que en líneas generales tiene una actitud bastante común al de resto de policías que vemos en el primer episodio, lo que termina jugando en su contra. Puede que este detective necesite algunos capítulos más para alcanzar el tono deseado y que se posicione a la altura de la atmósfera de misterio que sí consigue desprender 'Víctor Ros' desde su primer capítulo. Es uno de los aciertos de la ficción, que se ambienta en el Madrid de finales del siglo XIX y que consigue ofrecer un producto entretenido dentro de este contexto.

Para lograrlo, la ficción se vale de una trama continuista que supera en interés al caso autoconclusivo presentado en el primer episodio. Puede que aquí esté el gran reclamo que presenta 'Víctor Ros', capaz de mantener el interés por un nuevo episodio tras el final sorpresivo que se guarda bajo la manga el capítulo piloto. Al buen desarrollo de la historia ayuda bastante actores como Tito Valverde y Megan Montaner, que aparecen como lo mejor de la serie en cuanto a nivel interpretativo se refiere.

Para la recreación de los decorados de 'Víctor Ros', la serie se vale de nuevo del uso del croma, una técnica que se ha vuelto a poner de moda en nuestra televisión y que en esta ocasión se vende como si tuviera unos resultados impecables. No es el caso, al menos no en la totalidad de las escenas. Si los efectos generales sorprenden en planos generales o a la hora de colocar el paisaje de exteriores dentro de edificios, hay algunas escenas donde vemos y se nota bastante que se ha tirado de tela verde para situar a los personajes en exteriores. Incluso hay momentos en los que el espectador sentirá un total rechazo por algunas escenas que han utilizado estos efectos digitales, que destacan para mal y deja en evidencia que no se trata de la efectiva revolución digital que nos han vendido.

En ¡Vaya tele! | 'Víctor Ros': lo que necesitas saber

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio